Saltar al contenido principal

Haití marcha hacia la despenalización del aborto

Pacientes hacen cola al exterior de un hospital en Puerto Príncipe, el 7 de mayo de 2015
Pacientes hacen cola al exterior de un hospital en Puerto Príncipe, el 7 de mayo de 2015 HECTOR RETAMAL AFP
2 min
Anuncios

Puerto Príncipe (AFP)

El aborto podría ser legalizado en Haití, dijo el jueves la ministra de la Condición Femenina al defender el nuevo código penal, un texto que puede aún ser derogado por el parlamento antes de su entrada en vigor en dos años.

"Tomen el caso de una persona o de un grupo de personas que viola a una mujer. Ella no conoce a sus violadores y queda embarazada: debe poder elegir entre conservar al niño o abortar", declaró la ministra Marie Giselhaine Mompremier.

Reivindicado hace largo tiempo por las organizaciones feministas, el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo está implícitamente reconocido en el nuevo código penal, que detallas sanciones a aplicar en caso de que se lo practique fuera de ciertas condiciones.

Todo aborto deberá ser llevado a cabo con el consentimiento de la mujer, en una estructura médica y durante las 12 primeras semanas de embarazo, bajo pena de entre cinco y siete años de cárcel y multas de entre 50.000 y 100.000 gourdes (de 430 a 860 dólares).

"No hay infracción si el embarazo es producto de una violación o un incesto o cuando la salud física o mental de la mujer está en juego", precisa el nuevo código.

Publicado por decreto del presidente Jovenel Moise, el texto fue elaborado a lo largo de las dos últimas décadas con el fin de modernizar el sistema de justicia, regulado por un código penal que data de 1835.

Los críticos del proyecto, entre ellos fuerzas conservadoras y religiosas, fustigan en particular la despenalización del aborto y el hecho que se considere como condición agravante de un crimen su motivación homófoba.

Actualmente la práctica del aborto puede ser pasible de una condena a cadena perpetua.

En los hechos las intervenciones de interrupción de embarazos son frecuentes, pero por su condición clandestina pueden provocar graves problemas de salud a las mujeres e incluso la muerte.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.