Saltar al contenido principal

En medio de la atención al Covid-19, se descuidan avances contra el dengue en Asia y Latinoamérica

Archivo-Decenas de personas caminan por una villa de Buenos Aires, Argentina, país que registra una cifra récord de casos de dengue, entre 2019 y 2020. El 6 de mayo de 2020.
Archivo-Decenas de personas caminan por una villa de Buenos Aires, Argentina, país que registra una cifra récord de casos de dengue, entre 2019 y 2020. El 6 de mayo de 2020. © Reuters/Agustin Marcarian

Las restricciones impuestas en un intento por detener la propagación del Covid-19 han obstaculizado los esfuerzos para hacer frente a los brotes estacionales de dengue, transmitido por mosquitos, según expertos médicos citados en un informe de la agencia AP. Países del sureste asiático, como Singapur e Indonesia y de América Latina, como Argentina y Brasil, han visto el aumento de casos de esta enfermedad hasta ahora incurable.

Anuncios

El mundo centra su mirada actualmente en la detección y prevención de la pandemia del Covid-19, pero en medio de la necesidad de identificar casos del nuevo coronavirus, se están descuidando las medidas contra otra enfermedad que hasta ahora no tiene cura: el dengue. Así lo señaló la doctora María Franca Tallarico, responsable de Salud para la oficina regional de las Américas de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Entre las explicaciones, los expertos en Salud señalan que labores clave para la destrucción de los lugares de cría de mosquitos, como el retiro de basura y de cualquier objeto que contenga agua estancada, se han reducido o paralizado por completo en muchos países, en medio de las cuarentenas establecidas.

Como ejemplos, los médicos señalaron que en el noroeste de Pakistán se suspendieron los planes de desinfección de mercados y tiendas de neumáticos, que sufrieron brotes de dengue en 2019, debido a que los fondos que se iban a utilizar en estas actividades fueron dedicados a la lucha contra el Covid-19, como indicó el director de la asociación paquistaní de Médicos Jóvenes, el doctor Rizwan Kundi.

En Nueva Delhi, capital de India, el personal sanitario que estaría enfocado en la destrucción de nidos de mosquitos, ahora también debe estar centrado en la identificación de casos de coronavirus.

contenedores con larvas de mosquitos son vistos mientras el departamento de control de mosquitos de Florida Keys inspecciona un vecindario en busca de estos insectos o áreas donde puedan reproducirse, en un intento por erradicar los portadores de dengue, en Key Largo, Florida, Estados Unidos, el 8 de julio de 2020.
contenedores con larvas de mosquitos son vistos mientras el departamento de control de mosquitos de Florida Keys inspecciona un vecindario en busca de estos insectos o áreas donde puedan reproducirse, en un intento por erradicar los portadores de dengue, en Key Largo, Florida, Estados Unidos, el 8 de julio de 2020. © Joe Raedle/Getty Images/Vía AFP

Esta interrupción en los esfuerzos de prevención ya muestra un sombrío panorama en la lucha contra el dengue. En Asia y América Latina se encuentran los países más afectados con esta situación.

“Quédate en casa”, además de un lema es una de las acciones que más ha ayudado a frenar la propagación del coronavirus, pero en las zonas residenciales donde hay más mosquitos esa medida aumenta las posibilidades de contraer dengue. El insecto aedes aegypti, que transmite la enfermedad, pica de día y la gente tiene mayores probabilidades de sufrir su picadura en zonas donde hay más mosquitos, explicó la Agencia Medioambiental Nacional de Singapur.

Estos efectos ya son apreciables. Singapur, que hasta el 6 de julio contabilizó 15.500 casos de dengue, registró cinco veces más larvas de mosquitos en viviendas y pasillos comunitarios de zonas residenciales durante los dos primeros meses de confinamiento por el coronavirus, en comparación con los dos meses anteriores, explicó el informe de AP.

En el sureste asiático, además de Singapur e India, Indonesia ha sufrido brotes simultáneos de dengue y coronavirus. En América Latina, el dengue golpea tan fuerte como el Covid-19.

Argentina registra una cifra récord de dengue y Brasil supera el millón de casos

En Argentina, aunque las autoridades citan aumentos de casos de dengue desde 2019, el incremento histórico continúa durante los meses de aislamiento. Con 56.492 casos confirmados, entre ellos 25 muertos. Según el Boletín Epidemiológico publicado el 14 de julio por el Ministerio de Salud, el país registró, entre 2019 y lo corrido de 2020, la mayor cantidad de casos de dengue de su historia.

Archivo-Un grupo de personas espera alimentos frente a un comedor comunitario, durante la crisis del coronavirus, en el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, anteriormente conocido como Villa 1-11-14, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 5 de junio de 2020.
Archivo-Un grupo de personas espera alimentos frente a un comedor comunitario, durante la crisis del coronavirus, en el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, anteriormente conocido como Villa 1-11-14, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 5 de junio de 2020. © EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Se trata de un aumento del 24.5% en comparación con el periodo de entre 2015 y 2016, que hasta ahora era considerado el periodo que había alcanzado la mayor cantidad de casos de la enfermedad transmitida por mosquitos.

"Se puede observar que en la presente temporada se ha superado el número de casos registrado en la temporada 2015/2016, en la cual se había registrado el mayor número en la historia del país hasta ese momento, con 41.749 casos", detalló el Boletín Epidemiológico.

La situación podría ser aún más preocupante, ya que las autoridades sanitarias reportaron otros 91.114 casos sospechosos de dengue.

En Brasil, donde hasta este 17 de julio se registran algo más de dos millones de contagios de Covid-19, este año también se han reportado al menos 1,1 millones de casos de dengue, con cerca de 400 muertes, según la Organización Panamericana de Salud, OPS.

El inicio de las lluvias estacionales podría aumentar el número de personas que contraen dengue en otros países latinoamericanos como Cuba, Chile y Costa Rica, según indican los expertos.

Centroamérica y el Caribe sufren mayor riesgo frente al dengue, debido al “solapamiento” de las epidemias, según aseguró Oliver Brady, profesor asociado de London School of Hygiene and Tropical Medicine.

La doctora María Franca Tallarico, responsable de Salud para la oficina regional de las Américas de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, destaca que el distanciamiento social, impuesto a raíz del Covid-19 ataca una de las estrategias más exitosas contra el dengue: el trabajo mancomunado con las comunidades en Latinoamérica para emprender acciones que eviten la reproducción de mosquitos.Pero ahora, con las estrictas limitaciones al movimiento, no es posible verificar que se estén tomando esas acciones.

Además, apuntó que la escasez de equipo de protección limita el número de trabajadores de emergencias que puede visitar a personas con síntomas de la también llamada “fiebre quebrantahuesos”, por lo dolorosa que resulta para quienes padecen la enfermedad.

“Mi preocupación es que tienes (muchos) más casos de dengue (…) pero la capacidad del sistema para notificar y hacer pruebas es limitada”, afirmó Tallarico.

Scott O'Neill, fundador y director del World Mosquito Program, destacó que, generalmente el dengue no es mortal, pero los casos graves requieren hospitalización y en medio de la actual pandemia los brotes de la enfermedad transmitida por mosquitos pueden complicar sistemas sanitarios ya saturados.

Con AP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.