Saltar al contenido principal

El congresista John Lewis, pionero de la lucha de derechos civiles, muere a los 80 años

En esta foto de archivo, el representante John Lewis testifica ante el Comité Judicial del Senado durante el segundo día de audiencias de confirmación sobre la nominación del entonces Senador Jeff Sessions como fiscal general de Estados Unidos en Washington, DC el 11 de enero 2017.
En esta foto de archivo, el representante John Lewis testifica ante el Comité Judicial del Senado durante el segundo día de audiencias de confirmación sobre la nominación del entonces Senador Jeff Sessions como fiscal general de Estados Unidos en Washington, DC el 11 de enero 2017. © Joshua Roberts / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
4 min

El 17 de julio falleció el congresista John Lewis, quien dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos y ejerció como congresista durante 30 años en el Partido Demócrata. Desde temprana edad se convirtió en un referente por la lucha contra el racismo. Hoy figuras públicas de todas las fracciones políticas le rinden homenaje.

Anuncios

Su lucha por los derechos civiles en Estados Unidos marcó un legado al que muchos rinden hoy tributo. John Lewis, histórico dirigente afroamericano y congresista demócrata por 33 años murió el viernes 17 de julio a los 80 años, tras meses de padecer un cáncer de páncreas terminal. 

"Amaba tanto a este país que arriesgó su vida y su sangre para que pudiera cumplir su promesa", dijo el expresidente Barack Obama en un comunicado poco después de conocerse la noticia. "A través de las décadas, no solo se entregó por completo a la causa de la libertad y la justicia, sino que inspiró a las generaciones que le siguieron para tratar de estar a la altura de su ejemplo".

Lewis nació en 1940 en Alabama siendo el tercero de diez hermanos de una familia afroamericana cuyos padres trabajaban en el campo durante la época de la segregación en Estados Unidos.

Inspirado por el reverendo Martin Luther King, a quien conoció cuando tenía solo 18 años, se unió al movimiento por los derechos civiles, en el que fue uno de los primeros llamados “freedom riders”, activistas que se sentaban en los autobuses en los asientos reservados para los blancos en modo de reivindicación.

En la década de 1960 fue detenido unas 40 veces como líder de los derechos civiles. Y promovió junto a Martin Luther King la Marcha en Washington por el Trabajo y la libertad, en la que predijo el famoso discurso "I have a dream" de su emblemático amigo y activista. 

Lideró también las marchas de Selma a Montgomery, en las que se exigía el derecho a voto de los afroamericanos y en las que fue fuertemente reprimido por la Policía de Selma, donde unos agentes le fracturaron el cráneo. Las imágenes del abuso policial se transmitieron levantando una ola de indignación que aupó la lucha contra la segregación racial. 

John Lewis, una figura crucial de la política estadounidense

En 1987 fue nombrado congresista por Georgia, un puesto desde el cual se consagró como una de las figuras más destacadas de la política estadounidense y en el que fue apodado como “la consciencia del Congreso”. El expresidente Barack Obama reconoció su trayectoria como defensor de los derechos humanos en 2011 con la Medalla de la libertad. 

Años más tarde, Lewis se rehusó a asistir a la investidura de Donald Trump como presidente del país en 2017 y manifestó sus recelos respecto a la victoria electoral del republicano por sospechar de la supuesta injerencia rusa. En respuesta, Donald Trump cargó fuertemente contra él, lo que provocó que más de medio centenar de legisladores del Partido Demócrata no acudieran al evento. 

El Congresista John Lewis habla en la inauguración del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana del Smithsonian en Washington, D.C., el 24 de septiembre de 2016.
El Congresista John Lewis habla en la inauguración del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana del Smithsonian en Washington, D.C., el 24 de septiembre de 2016. © Joshua Roberts / Reuters

Lewis siguió luchando por los derechos civiles y los derechos humanos hasta el final de su vida. En 2016, lideró un proceso para exigir la regularización sobre el uso de armas y el mes pasado, ya usando un bastón, caminó junto al alcalde de Washington, Muriel Bowser, por la recién llamada plaza Black Lives Matter, en honor al movimiento por los derechos de la población afroamericana que ha tomado impulso en los últimos meses a raíz de la muerte de George Floyd. 

Personalidades de la política estadounidense rinden homenaje a Lewis

Tras conocerse la noticia de su muerte, rápidamente empezaron a llegar mensajes de distintas personalidades de todos los frentes políticos.

"Hemos perdido un gigante. John Lewis dio todo lo que tenía para redimir la promesa incumplida de Estados Unidos de igualdad y justicia para todos, y para crear un lugar para que nosotros podamos construir una unión más perfecta juntos", escribieron en un comunicado el expresidente Bill Clinton y la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llamó a Lewis "un titán del movimiento de derechos civiles cuya bondad, fe y valentía transformaron a nuestra nación".

Por su parte, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo que Lewis tenía un lugar "entre los gigantes de la historia estadounidense. (...) El Senado y la nación lamentan la pérdida del congresista John Lewis, un líder pionero en derechos civiles que arriesgó su vida para luchar contra el racismo, promover la igualdad de derechos y alinear a nuestra nación con sus principios fundacionales", dijo McConnell. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.