Revista Digital

¿Por qué varios países prohíben la tecnología 5G de Huawei?

© France 24

Además de ofrecer una mayor velocidad, el internet 5G promete optimizar la forma en la que vivimos: vehículos autónomos, casas y ciudades inteligentes, y hasta equipos médicos soportados en esta tecnología. Sin embargo, en un mundo tan conectado, surgen preocupaciones sobre quiénes tienen sus manos metidas allí.

Anuncios

Crece el veto hacia Huawei. Reino Unido fue el último en engrosar la lista de países que han excluido a esta compañía tecnológica china. El Gobierno le dio hasta 2027 para que retire todos sus equipos de la red 5G británica. Su decisión se dio argumentando motivos de seguridad. Pero, para el portavoz de Huawei en Londres, no es más que una cuestión política enmarcada en la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Washington ha presionado a sus aliados para que bloqueen a esta empresa asiática, a la que señala constantemente de ser una suerte de arma del Gobierno de Beijing para llevar a cabo labores de espionaje y robo de información. En 2018, Australia y Nueva Zelanda también adoptaron medidas similares a las del Gobierno británico. Mientras tanto, Canadá solo se ha limitado a excluir a Huawei en la construcción de sus redes 5G, pero no la ha prohibido.

¿Por qué Huawei genera tanto malestar?

Son varias las empresas que participan en el despliegue de la 5G a nivel mundial. Esta nueva tecnología ya es una realidad en decenas de países y promete optimizar, desde la velocidad de navegación, el control de robots y vehículos autónomos, hasta el manejo de dispositivos médicos e industriales: un mundo completamente conectado.

Huawei ha sido una de las pioneras en el asunto, pero ser una compañía china le ha salido caro. Su fundador, Ren Zhengfei, fue oficial del Ejército Popular de Liberación y, según Washington, las leyes del gigante asiático obligan a sus empresas a colaborar con los servicios de inteligencia.

Temas como estos han llevado a Huawei a ser señalada de trabajar estrechamente con el Gobierno de Beijing y, por ello, varios gobiernos occidentales han llegado a pensar que no es una buena idea que esta empresa participe en la instalación de la tecnología 5G en sus territorios. Esta y otras compañías asiáticas han sido descritas por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, como "Caballos de Troya para la inteligencia china".

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24