Saltar al contenido principal

Francia: la justicia abrió una investigación por “fuego provocado” en la Catedral de Nantes

Decenas de bomberos trabajan para apagar un incendio en la catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes, oeste de Francia, el 18 de julio de 2020.
Decenas de bomberos trabajan para apagar un incendio en la catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes, oeste de Francia, el 18 de julio de 2020. © AFP/Sebastien Salom-Gomis

Tras apuntar a una posible causa criminal, las autoridades francesas abrieron este sábado una investigación por incendio intencional, ante las llamas que destruyeron varias zonas de la afamada catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes, en el oeste de Francia.

Anuncios

Un delito intencional estaría tras el incendio de este sábado 18 de julio en la catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes. Las autoridades apuntan a que se trataría de “fuego provocado”, luego de que los bomberos encontraran tres focos diferentes de llamas. Uno de alrededor de 30 metros de altura en la planta en la que se encontraba un histórico órgano del siglo XVII, que quedó completamente destruido, y los otros dos a los laterales de la iglesia.

Estos hallazgos “nos llevan a privilegiar la hipótesis criminal, no es resultado del azar”, aseguró el fiscal de la ciudad, Pierre Sennes, quien también indicó que no encontraron indicios de que se hubiera producido una entrada forzada a la basílica, por lo que aún investigan el origen y motivaciones de la deflagración.

El rector de la catedral, el sacerdote Hubert Champenois, explicó que todos los días, antes de cerrar el lugar, se realiza “una inspección muy precisa” y que la noche anterior al incendio observaron que “todo estaba en orden”.

“Después de Notre-Dame, la catedral de San Pedro y San Pablo, en el corazón de Nantes, está en llamas. Apoyo a nuestros bomberos que toman todos los riesgos para salvar esta joya gótica de la ciudad de los duques”, escribió el presidente francés, Emmanuel Macron, en su cuenta de Twitter.

Cerca de 100 bomberos trabajaron en la extinción de las llamas, que fueron controladas cerca de dos horas después de que llegaran al sitio. Las imágenes del hecho mostraron una gran nube de humo negro que salía de las vidrieras y de las dos torres de la catedral, declarada edificio histórico en 1862.

El Estado francés se encargaría de la reconstrucción

Hasta el lugar de la conflagración se trasladó el primer ministro francés, Jean Castex, quien dijo que el Estado asumirá “su parte completa” en la reconstrucción, la cual espera que “sea lo más pronto posible”.

Imagen de los escombros causados por un incendio dentro de la Catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes, Francia, el 18 de julio de 2020.
Imagen de los escombros causados por un incendio dentro de la Catedral de San Pedro y San Pablo, en Nantes, Francia, el 18 de julio de 2020. © Reuters/ Stephane Mahe

Además del órgano, se presentó "una pérdida inimaginable", como describió el padre François Renaud a la destrucción de la planta donde este instrumento musical se encontraba.

"La consola del órgano del coro se ha convertido en humo junto con los puestos contiguos del coro de madera. Las vidrieras originales detrás del gran órgano se han hecho añicos", dijo Renaud.

Esta no es la primera que que esta catedral sufre un incendio. El anterior ocurrió en 1972 y su techo, que era de madera, tardó más de 13 años en ser reparado y reemplazado por concreto.

France 24 con AFP, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.