Saltar al contenido principal

Casos de coronavirus se multiplican por diez en un mes en una zona rural de EEUU

Un matadero en Rigby, en el estado de Idaho, Estados Unidos, el 26 de mayo de 2020
Un matadero en Rigby, en el estado de Idaho, Estados Unidos, el 26 de mayo de 2020 Natalie Behring AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Washington (AFP)

Desde la semana pasada se declaran más de 500 casos de covid-19 por día en un pequeño estado rural del noroeste de Estados Unidos, Idaho, lo que ilustra la propagación exponencial del coronavirus en toda la geografía estadounidense.

El ejemplo de este estado de 1,8 millones de habitante y conocido por sus papas y mataderos muestra la explosión de la epidemia en el sur y el oeste, cuando Nueva York y el noreste han logrado disminuir las infecciones.

Antes del 15 de junio, Idaho reportaba menos de 50 casos nuevos por día. El domingo informó de 550 y más de 700 el jueves pasado.

En relación con la población, el número de contagios en el estado de Idaho en los últimos siete días es el octavo en el país (460 casos nuevos por cada 100.000 habitantes), justo detrás de los grandes estados del sur y del oeste como Florida, Louisiana y Texas, según datos del New York Times.

Desde el comienzo de la epidemia, nunca se habían ocupado tantas camas de hospital en Idaho por pacientes con coronavirus (224 al 15 de julio, según los últimos datos oficiales); en abril, el número máximo de hospitalizaciones fue de 71.

La cifra de muertos en el estado sigue siendo baja (entre 1 y 4 por día), pero es más que durante todo junio, donde se registró una muerte diaria.

"Aumentos muy inquietantes en el Estados Unidos rural, que tiene capacidades hospitalarias mucho más reducidas y más difíciles de mejorar en emergencias", dijo Ashish Jha, director del Global Health Institute de Harvard, en Twitter.

El gobernador del Estado, el republicano Brad Little, ha pospuesto varias veces la reapertura total de la economía, pero todas las tiendas y servicios, incluidos clubes nocturnos, están abiertos aunque con restricciones en procura de distancia física.

La ciudad más grande del estado, Boise, principal foco de la epidemia, impuso el 4 de julio el uso de mascarilla en espacios públicos interiores y exteriores.

Pero en otras partes del estado, la idea de una obligatoriedad ha chocado con la oposición de los habitantes, lo que ha provocado que las autoridades de salud del norte de Idaho den marcha atrás, según el periódico local Spokesman-Review.

Protestas antimascarillas están sucediendo en todas las zonas rurales del país, ya que las decisiones dependen de las autoridades locales, a las que el presidente Donald Trump prefirió dejar la responsabilidad.

El domingo, Trump reiteró que no tiene intención de imponer el uso de mascarilla en todo el país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.