Saltar al contenido principal

Encuentros virtuales con llamas, lo último del turismo en Bolivia en plena pandemia

Un empleado muestra las llamas por videollamada a turistas virtuales en Copacabana, Bolivia, en una imagen del 18 de junio de 2020.
Un empleado muestra las llamas por videollamada a turistas virtuales en Copacabana, Bolivia, en una imagen del 18 de junio de 2020. © Aizar Raldes / AFP
2 min

La ciudad de Copacabana es una de las más golpeadas por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 en Bolivia. La localidad, que solía vivir del turismo al estar a orillas del lago Titicaca, no puede recibir turistas. Sin embargo, algunos operadores se han reinventado para poder seguir mostrando las bellezas y la historia del lugar.

Anuncios

Con un grupo de llamas como gancho, el norteamericano Derren Patterson y el alemán Martin Stratker, que viven hace muchos años en Bolivia, están conectando virtualmente a turistas del mundo entero con la población de Copacabana, junto al lago Titicaca, que antes de la pandemia por el coronavirus era uno de los lugares más visitados del país.

A través del sitio web de "Call La Llama", los turistas virtuales conocen a los camélidos y los detalles de la cultura y la historia de Copacabana, todo con el marco de fondo que brinda el lago Titicaca, un impresionante espejo de agua de mucha importancia para las antiguas culturas Tiahuanaco e Inca, situado a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar, compartido entre Bolivia y Perú.

Patterson dice que, en medio de la pandemia y las restricciones de viaje, la iniciativa permite conocer un poco más de Bolivia y los Andes, aunque sea de manera virtual, con la esperanza de que en el futuro las personas puedan llegar en persona al país.

“Es muy lindo compartir esto con personas que han estado encerradas en cuatro paredes como todos nosotros y así explorar este mundo tan bello”, señala el promotor turístico, para después destacar que estos viajes virtuales a otros países son una opción para seguir enriqueciendo la cultura de los visitantes.

Stratker, que cría a cuatro llamas en su hotel, afirma que los encuentros digitales con esos animales es una novedad que ha despertado mucho interés entre los turistas virtuales, tomando en cuenta que se trata de animales emblemáticos de Bolivia.

El tour digital se nutre con el saber ancestral de los aymaras que ayudan a criar las llamas, como el caso de Marcelino Arias, que relata historias antiguas de la importancia de las llamas para el comercio entre Bolivia y Perú.

Debido a la pandemia, el municipio de Copacabana está sufriendo por falta de turistas. Además de las llamas, la luminosa belleza del lago espera a los futuros visitantes.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.