Saltar al contenido principal

En medio del bloqueo al plan de rescate, se amplía un día más la cumbre de la Unión Europea

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, hablan mientras el canciller de Austria, Sebastian Kurz, observa durante el segundo día de una cumbre de la UE en Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, hablan mientras el canciller de Austria, Sebastian Kurz, observa durante el segundo día de una cumbre de la UE en Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020. © Francois Lenoir / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
6 min

Las negociaciones se extendieron a este lunes 20 de julio tras una intensa jornada en la que no se logró el consenso entre los 27 Estados de la Unión Europea sobre el plan de recuperación económica propuesto por Bruselas para reactivar la economía tras la pandemia de coronavirus.

Anuncios

Planeada para el 17 y 18 de julio, la cumbre de líderes de la Unión Europea se había ampliado ya una jornada más de lo previsto este 19 de julio. Pero, aún así, fue imposible alcanzar la unanimidad necesaria entre los 27 Estados miembro.

Y es que la que se libra es una de las discusiones más cruciales de la historia comunitaria, en la que se debe pactar el presupuesto del bloque para el periodo 2021-2027, así como el plan de rescate con el que Bruselas hará frente a los estragos de la pandemia de coronavirus y buscará reactivar las economías más golpeadas por la crisis.

Es ahí donde surgen las discrepancias. Varios Estados norteños se oponen radicalmente al plan presentado por la Comisión Europea, e impulsado por Alemania y Francia, con el que el que el bloque pediría prestados 750.000 millones de euros para inyectar 250.000 millones en préstamos y 500.000 millones en ayudas, que no tendrían que ser devueltas, entre los países miembro y especialmente entre los más afectados.

La canciller alemana, Ángela Merkel, habla junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Finlandia, Sanna Marin y el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, durante la cumbre de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020.
La canciller alemana, Ángela Merkel, habla junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Finlandia, Sanna Marin y el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, durante la cumbre de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020. © Francois Lenoir / Reuters

 

El plan de rescate, la manzana de la discordia entre los socios europeos

Pero tras días de intensas negociaciones, el pacto sigue bloqueado por la oposición de varios Estados como Países Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca y a los que se unió también Finlandia. Estos países se opusieron firmemente al volumen del fondo y a que las ayudas no tengan que ser devueltas por naciones como España, Francia, Italia o Grecia, entre los más afectados.

En medio de las negociaciones, el domingo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, puso sobre la mesa mantener el volumen del fondo en 750.000 millones de euros, pero reducir las subvenciones a 400.000 millones y aumentar los préstamos a 350.000 millones.

Pero los países que se oponen, apodados como 'frugales' por la austeridad que los caracteriza, consideran la rebaja insuficiente. Aunque en un principio rechazaron totalmente las subvenciones, en la última jornada propusieron recortar el fondo a 700.000 millones y conceder la mitad en préstamos y la otra mitad en ayudas.

 

El primer ministro holandés, Mark Rutte, la canciller alemana, Ángela Merkel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el presidente francés, Emmanuel Macron, durante una reunión de la primera cumbre cara a cara de la Unión Europea, desde que comenzó la pandemia del Covid-19. En Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020.
El primer ministro holandés, Mark Rutte, la canciller alemana, Ángela Merkel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el presidente francés, Emmanuel Macron, durante una reunión de la primera cumbre cara a cara de la Unión Europea, desde que comenzó la pandemia del Covid-19. En Bruselas, Bélgica, el 18 de julio de 2020. © Francisco Seco / Reuters

 

Además, insistieron en una serie de rebajas en sus aportaciones anuales al presupuesto del bloque por considerar que entregan a Bruselas mucho más de lo que reciben, unas demandas que no fueron bien recibidas por los otros miembros de la Unión, puesto que un día antes ya habían acordado aprobar descuentos para Austria, Dinamarca y Suecia. 

En cuanto a lo que el fondo de rescate respecta, Alemania, Francia y España, entre otros, se niegan a reducir la partida de subvenciones a menos de 400.000 millones, la cantidad estimada por Bruselas como necesaria para generar un impacto macroeconómico en la región con capacidad de sanear los estragos de la crisis e impulsar las economías más afectadas.

Entre las hipótesis que rondan a la cuarta jornada de negociaciones en Bruselas, prevista para las 16:00 hora local, se cree que la cumbre podría encontrar una solución de llegar a fijarse el presupuesto de las subvenciones entre los 350.000 millones que piden los 'frugales' y los 400.000 millones a los que instan el resto de países. 

Francia y Alemania acusan a algunos socios de "poner el peligro el proyecto europeo"

A lo largo de la última jornada las tensiones fueron creciendo entre los Estados que se oponen al plan y el resto del bloque. El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, amenazaron incluso con abandonar la discusión y advirtieron a los reticentes de que "estaban poniendo en peligro el proyecto europeo".

Durante la cena del domingo, Macron rechazó la postura de estos países y especialmente la de Austria y Países Bajos. Según una fuente comunitaria, el mandatario Francés aseguró que Francia y Alemania iban a "pagar este plan" en "interés de Europa, cuando los frugales son egoístas y no hacen concesiones".

Sin embargo, horas después Macron se ha mostrado más optimista respecto a la negociación. "Han sido tensos momentos, pero las cosas han avanzado en la cumbre y es posible un compromiso", aseguró durante la mañana del lunes. 

 

Según fuentes comunitarias, Países Bajos y Austria han sido la principal causa de bloqueo, mientras Suecia, Dinamarca y Finlandia estarían manteniendo posiciones más flexibles. Sin embargo, ya entrada la madrugada de este lunes el pequeño bloque confirmó que continúa planeando una estrategia conjunta y descartó posibles divisiones. 

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, aseguró sentirse "muy contento con el resultado" al término del encuentro, que culminó a las 6.00 de la madrugada del domingo tras un breve encuentro en pleno. 

Este lunes el objetivo continúa siendo pactar la dotación y la forma de distribución del plan de rescate para una Europa fuertemente golpeada por la pandemia de coronavirus y dar luz verde a un presupuesto comunitario con el que se gestionará el camino del bloque en la postpandemia para el periodo 2021-2027.

Con EFE y AFP

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.