Saltar al contenido principal

En el mundo árabe, la lucha contra una pandemia de falsas informaciones

Varias personas son atendidas en un mostrador del reabierto aeropuerto internacional de Beirut el 1 de julio de 2020
Varias personas son atendidas en un mostrador del reabierto aeropuerto internacional de Beirut el 1 de julio de 2020 Anwar Amro AFP
4 min
Anuncios

Bagdad (AFP)

¿El coronavirus? ¡Un "complot de Estados Unidos"! ¿Cómo derrotarlo? "El verano mata a todos los virus". En las redes sociales en árabe proliferan las falsas informaciones sobre la enfermedad covid-19, ante la inquietud de varios colectivos que tratan de restablecer verdades esenciales.

"Al corregir informaciones, salvamos vidas", afirma a la AFP Baher Jassem, miembro del colectivo Tech 4 Peace que lucha contra la desinformación desde hace cuatro años en Irak.

Varias veces por día, este grupo de militantes de la red comparte con su millón de abonados en Facebook, Twitter e Instagram correcciones a falsas informaciones.

El modelo es siempre el mismo: que corrijan el anuncio de un remedio supuestamente milagroso o la muerte anunciada erróneamente de una celebridad, la falsa información aparece en una captura de pantalla, tachada con un sello rojo "¡Atención falsa información!" y acompañada de explicaciones detalladas con buenas fuentes.

"La idea no es solamente desemboscar mentiras. Hay que dar las buenas informaciones sobre la enfermedad, las formas de protegerse, de evitar falsas remedios", explica Jassem.

Este "fact-checking" (verificación de los hechos) se produce cuando varios países árabes entran en la fase más crítica de la pandemia.

Irak, mucho tiempo preservado, registra ahora cerca de 3.000 nuevos casos por día. Omán, Argelia y Líbano llegaron a máximos de contaminación a mediados de julio, justo después de Arabia Saudita y Jordania.

- Médicos preocupados -

En momentos en que las autoridades sanitarias recomiendan gran prudencia, las falsas informaciones impulsan a ciertas personas a no llevar mascarilla, o no respetar las consignas de distancia física, relatan a la AFP varios médicos.

En Irak, dicen haber escuchado de todo: "el nuevo coronavirus es un complot de Estados Unidos", según algunos pacientes. "En realidad los muertos de covid-19 han sido víctimas de un ataque con un gas secreto", afirman otros. "Los calores de verano matan a todos los virus", aseguran muchos iraquíes.

Esta desinformación es tan peligrosa que las autoridades locales han reforzado el control sobre los medios en lo relativo a la pandemia, según la ONG Reporteros sin fronteras.

Para los militantes contra las falsas informaciones, este control hace que la gente desconfíe más de los medios tradicionales y sean más proclives a creer lo que leen en internet.

"No hay una educación sobre los medios. Los iraquíes van a Facebook y Twitter pero no están capacitados para distinguir entre hechos y ficción", asegura a la AFP Faisal al Mutar.

Este iraquí residente en Estados Unidos fundó Ideas Beyond Borders (IBB), una red que ha traducido en árabe, en asociación con Wikipedia, más de 250 páginas de información sobre el virus.

Asegurar la traducción para el conjunto del mundo árabe es un rompecabezas diario, asegura Issam Fawwaz, un miembro de IBB que vive en Tripoli, en Líbano.

- "Un rumor, un virus" -

"Basta una sola persona convencida de su falsa información para provocar una catástrofe en todas su comunidad", afirma.

Para ser visibles, los jordanos del grupo "Fatabayyano" ("¡Verifiquen!" en árabe) decidieron pasar por los mismos canales que las falsas informaciones que corrigen.

Desde 2014, envían sus correcciones a miles de abonados vía las cadenas WhatsApp.

Esta mensajería es uno de los principales suministradores de falsas informaciones en la región. Con 75% de usuarios entre los internautas árabes, la plataforma se ha convertido en un medio de compartir masivamente informaciones cuya autenticidad es imposible de verificar.

Contrariamente a Facebook o Twitter, los mensajes WhatsApp son criptados y no pueden ser leídos o señalados por la plataforma.

"Las falsas informaciones se expanden más rápidamente que las verdaderas informaciones", asegura a la AFP Motaz al Thaher, miembro de Fatabayyano.

Entonces, el grupo intenta estar en todas partes: en su sitio con largos artículos en árabe, en Instagram con gráficos y en Facebook con videos para sus 800.000 abonados.

Con un único eslógan: "¡Los rumores son también virus!"

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.