Saltar al contenido principal

Trump busca rectificar su discurso sobre la pandemia mientras la crisis se agrava

El presidente estadounidense, Donald Trump, habla sobre la pandemia de Covid-19 durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington D.C., el 21 de julio de 2020.
El presidente estadounidense, Donald Trump, habla sobre la pandemia de Covid-19 durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington D.C., el 21 de julio de 2020. © Sarah Silbiger / EFE
5 min

Recomendaciones de usar el tapabocas; ruedas de prensa diarias sobre la expansión del Covid-19 en Estados Unidos; advertencias de que lo peor está por llegar. El presidente Donald Trump se alejó en los últimos días de sus controvertidas posturas frente a la crisis sanitaria mientras los contagios y las muertes no dejan de aumentar y su popularidad se resiente.

Anuncios

De no querer llevar tapabocas a adoptar un tono grave para advertir a la ciudadanía que la pandemia "empeorará": Donald Trump, presidente de Estados Unidos, parece decidido a dar un viraje en su discurso respecto a la crisis sanitaria del Covid-19. 

Las cifras lo empujan a ello: más de 1.100 personas perdieron la vida por culpa del virus en la última jornada, el recuento más alto desde finales del mes de mayo. En total, los muertos ya son 142.400 y los contagios se acercan con rapidez a los cuatro millones. 

"Probablemente, desafortunadamente, (la pandemia) empeorará antes de que mejore. Es algo que no me gusta decir, pero así son las cosas", reconoció Trump en rueda de prensa.

Estas palabras son insólitas porque las pronunció en la primera aparición televisada sobre el Covid-19 en semanas y con la promesa de mantener estas ruedas de prensa diarias que se habían interrumpido a pesar de la crisis que atraviesa el país.

Además, Trump afirmaba hace solo tres días, en una entrevista con Fox News, la cadena más vista por sus votantes, que el aumento de casos de Covid-19 se debe a que Estados Unidos tiene "el mejor testeo del mundo" y a que realiza muchas pruebas. El entrevistador, Chris Wallace, lo desmintió rápidamente con las siguientes cifras: los tests de coronavirus aumentaron un 37% mientras que los casos casi un 200%.

En la misma entrevista, Trump aseguró que el país era el que tenía la tasa de mortalidad más baja, mientras que, según la Universidad Johns Hopkins, es la séptima nación con una estadística más alta de mortalidad, peor que Brasil o Rusia.

Ante el panorama, algunos sondeos auguran que Trump no lograría la reelección

El desapego de Trump a las cifras se ha hecho patente a lo largo de la crisis sanitaria. Sin embargo, hay unos números a los que podría estar prestando más atención: los sondeos de cara a las elecciones presidenciales del próximo noviembre

La mayoría de encuestas otorgan una clara ventaja al candidato demócrata Joe Biden frente al actual mandatario. La semana pasada, 'NBC News' y 'The Wall Street Journal' publicaron un sondeo que muestra un apoyo del 51% a Biden frente a un 40% para Trump. 

Un partidario del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, graba un video con su teléfono móvil desde las cubiertas superiores escasamente llenas de la arena mientras el presidente aborda su primer mitin de campaña de reelección en varios meses en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) , en Tulsa, Oklahoma, EE. UU., 20 de junio de 2020. Foto de archivo.
Un partidario del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, graba un video con su teléfono móvil desde las cubiertas superiores escasamente llenas de la arena mientras el presidente aborda su primer mitin de campaña de reelección en varios meses en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) , en Tulsa, Oklahoma, EE. UU., 20 de junio de 2020. Foto de archivo. © Leah Millis / Reuters

"Hay que recordar que Donald Trump siempre está en campaña", recuerda a France 24 Muni Jensen, asesora senior en Albright Stonebridge. "El cambio (de discurso) se debe a que el manejo de la pandemia se ha convertido en un punto crítico para su reelección. La descoordinación y el incremento de contagios le afectan su popularidad", agrega. 

Y es que la reelección de Trump ahora se muestra como un camino cuesta arriba para el mandatario. Una encuesta de 'Fox News', conocida por su inclinación republicana, aseguró que los estadounidenses confían más en Biden para manejar la pandemia, con 17 puntos porcentuales de diferencia. 

Cuatro meses de disputa con las autoridades sanitarias

El recorrido hasta este cambio de discurso ha sido largo. Pasaron cuatro meses de pandemia antes de que Trump accediera primero a llevar mascarilla y a recomendar su uso después. Pero este no ha sido el único desaire del mandatario a las recomendaciones médicas.

En abril, el presidente sugirió inyectar desinfectante a los pacientes de Covid-19 para curarlos, una declaración que hizo que los asesores de salud de la Casa Blanca salieran a desmentirlo; también informó que consumía regularmente Hidroxicloroquina para prevenir el coronavirus, una sustancia envuelta de polémica porque su efectividad contra la enfermedad no ha sido confirmada.

Recientemente, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, afirmó que "la ciencia no debería interponerse en la reapertura de las escuelas" para rebatir a los que aseguran que a mandar a los niños a los centros educativos es riesgoso. 

Pero las posiciones de Trump respecto a la pandemia van mucho más allá de polémicas alrededor de sus exabruptos. El presidente nunca olvida agregar el epíteto "chino" después de "virus", en un momento donde las relaciones entre el gigante asiático y las potencias occidentales están más tensas que nunca. 

"Es conveniente en política buscar enemigos externos cuando hay una crisis doméstica", apunta Muni Jensen. "Señalar a China como el culpable le quita el foco al manejo del virus por parte de su Gobierno y alimenta el miedo y desconfianza que hay respecto a China". 

Además, Trump también abrió una guerra contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayor entidad supranacional encargada de monitorear la pandemia, y le retiró la financiación estadounidense. Unas decisiones que todavía pesarán sobre el mandatario aunque decida modificar su gestión de la crisis sanitaria.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.