Saltar al contenido principal

Japón aprueba el uso de la Dexametasona para tratar pacientes de Covid-19

Archivo-Imagen de cajas de dexametasona, en pastillas y ampolletas, en una farmacia.
Archivo-Imagen de cajas de dexametasona, en pastillas y ampolletas, en una farmacia. © EFE/Jorge Torres

Se trata de un esteroide económico, utilizado principalmente para combatir inflamaciones, una anomalía que puede resultar fatal para los pacientes que están en fases avanzadas de Covid-19. Según un estudio de la Universidad de Oxford, es un medicamento que mejora la supervivencia de los pacientes críticos que han contraído el virus. 

Anuncios

En medio de la pandemia que sigue golpeando a todo el planeta, algunos científicos tratan de acelerar la carrera por conseguir una vacuna y otros buscan medicamentos para paliar los graves efectos que tiene la enfermedad sobre algunas personas.

El Gobierno de Japón informó este 22 de julio que autorizó el uso de Dexametasona para tratar a algunos enfermos por el virus en su país, luego de que un ensayo clínico británico publicado en junio demostrara su efectividad. Científicos de la Universidad de Oxford publicaron que este esteroide económico funciona para tratar a los pacientes graves de Covid-19.

El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar japonés incluye ahora a la Dexametasona en la última versión de su manual de directrices para tratar a pacientes afectados por el nuevo coronavirus. Además, anunció que el fármaco estará cubierto por el seguro médico nacional.

El fármaco ha sido utilizado desde la década de 1960 para combatir inflamaciones, justamente una de las consecuencias que presentan en su sistema respiratorio los pacientes de Covid-19 en estado avanzado, lo cual les produce dificultad para inhalar y exhalar aire.

Los resultados del estudio británico sobre la Dexametasona

Los expertos compararon los resultados entre alrededor de 2.104 pacientes, que recibieron el medicamento, y 4.321 que tomaron el tratamiento usual.

De acuerdo con lo arrojado, la Dexametasona redujo en un 36% las muertes de personas en estado crítico, que necesitan respiradores artificiales. El 41 % de los pacientes que no recibieron el fármaco murió, en comparación con el 29 % de las personas que fallecieron tras recibir esa medicina.

Sin embargo, el medicamento pareció causar daños en los pacientes que están en la etapa inicial o moderada de la enfermedad. En estas circunstancias, el 18% de quienes recibieron la Dexametasona murieron, frente al 14 % de los que recibían el cuidado usual.

Aclarar quiénes se benefician y quiénes no “probablemente resultará en salvar más vidas”, escribieron los doctores Anthony Fauci y H. Clifford Lane, del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos en la revista 'New England Journal of Medicine'.

Otros fármacos estudiados durante la pandemia

La Dexametasona es el segundo fármaco aprobado como tratamiento en Japón después del Remdesivir, también avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recibió el visto bueno en mayo.

“El papel del Remdesivir en el Covid grave es el que ahora tenemos que averiguar”, dijo Peter Bach, experto en políticas de Salud en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en Nueva York. El experto agregó que ahora el medicamento debe probarse en combinación con la Dexametasona,

Archivo-Un técnico de laboratorio muestra el medicamento remdesivir, para el tratamiento del Covid-19, en la instalación de Eva Pharma en El Cairo, Egipto, el 25 de junio de 2020.
Archivo-Un técnico de laboratorio muestra el medicamento remdesivir, para el tratamiento del Covid-19, en la instalación de Eva Pharma en El Cairo, Egipto, el 25 de junio de 2020. © Reuters/Amr Abdallah Dalsh

Con relación a la Hidroxicloroquina, recomendada públicamente por los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Brasil, Jair Bolsonaro, el mismo estudio británico indicó que no ayudó a las personas con Covid-19.

El ensayo clínico señaló que luego de 28 días, el 27,5% de los pacientes que ingirieron Hidroxicloroquina murió, frente al 23,5% de personas con la terapia usual.

Incluso, el medicamento podría haber disminuido las posibilidades de abandonar el hospital con vida. Quienes recibieron esta medicina tuvieron un 60% de probabilidades de salir vivos, frente al 63% de probabilidades para quienes no ingirieron el fármaco, sino el tratamiento habitual. Asimismo, el ensayo clínico precisó que pacientes que no necesitaban ayuda para respirar, previo a su consumo de Hidroxicloroquina, corrieron más riesgo de terminar conectados a una máquina o morir.

Además, un estudio realizado a 293 personas en España, publicado en la revista 'Clinical Infectious Diseases', no halló diferencias significativas con este fármaco en la reducción de la carga viral que tenían los pacientes, el riesgo de empeorar y requerir hospitalización, ni en el tiempo de recuperación.

Ante estos resultados, el doctor Bach, del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, dijo que deben hacerse más estudios que comparen combinaciones de tratamientos y pruebas.

Además, "tendrá que haber menos estudios pequeños o no concluyentes" y más como el de la Universidad de Oxford, concluyeron Fauci y Lane.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.