Saltar al contenido principal

La OPS advirtió que casi uno de cada tres americanos puede sufrir síntomas graves de Covid-19

Un médico realiza una prueba para detectar el coronavirus a un ciudadano dela ciudad de Bogotá, en Colombia.
Un médico realiza una prueba para detectar el coronavirus a un ciudadano dela ciudad de Bogotá, en Colombia. © Luisa González / Reuters
5 min

La Organización Panamericana de la Salud reportó una serie de datos poco alentadores sobre el avance de la pandemia en las Américas, en lo referente al número de contagios y la probabilidad de que estos se conviertan en casos con alto riesgo de infección grave.

Anuncios

La situación de la pandemia en las Américas no es positiva y parece estar lejos de mejorar. A diferencia de lo que ha sucedido en otros continentes, como Europa o Asia, el avance del Covid-19 ha sido mucho más lento en América y, a pesar de esto, el continente no parece estar cerca de doblegar la curva de contagios, algo que alarma a la Organización Panamericana de la Salud.

Este organismo dependiente de Naciones Unidas advirtió de la gravedad de la situación en una región que actualmente posee los focos más graves de la enfermedad a nivel global. Tan sólo en la última semana, se han contagiado más de 900.000 personas y han fallecido más de 22.000, registrándose la mayoría de los casos en Estados Unidos, Brasil y México.

Los datos recogidos este 22 de julio siguen siendo alarmantes en estos países. Brasil superó los 1.300 decesos diarios y las 81.500 en total. Estados Unidos, por su parte, que sigue liderando la lista mundial de fallecimientos y contagios, registró este martes más de 68.500 positivos y superó las mil muertes en 24 horas.

México tampoco tiene datos muy alentadores, ya que durante esta jornada se sobrepasó el umbral de los 40.000 fallecimientos tras reportar 915 decesos en un día. A esto hay que sumar, que la cifra total de contagio es mayor a 356.000 y que el porcentaje de aumento de estos sigue al alza.

Las previsiones de la OPS adelantan situaciones muy negativas, ya que casi uno de cada tres ciudadanos de las Américas podría desarrollar los síntomas más graves de la enfermedad debido a su edad y patologías previas, tal y como ha señalado un estudio realizado por la Universidad de Londres.

"En América tres de cada diez personas, 325 millones de habitantes, son más vulnerables a presentar Covid-19 grave debido a enfermedades preexistentes", se apuntó en la rueda de prensa semanal de la OPS sobre la pandemia.

A lo que se añadió que, gracias a esta nueva asociación con la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Londres, la OPS ha desarrollado un modelo de datos que proporciona una imagen más precisa de la prevalencia de otras enfermedades a las que dará acceso a todos sus miembros.

Durante la semana pasada, el virus se diseminó por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria en los países del Escudo de la Guyana -Guayana Francesa, Surinam, Guyana- y batió récords en la mayoría de los países de Mesoamérica, apuntó la máxima responsable de la OPS.

No hay signos de desaceleración

El aumento de contagios y fallecimientos registrados en otros países diferentes a los tres principales brotes del continente sostiene la afirmación de que el virus no sólo no se está erradicando, sino que se está expandiendo. Casos como el de Colombia, Bolivia o Perú durante las últimas semanas lo demuestran.

Un hombre se somete a un control de temperatura en una calle de Bogotá, la capital de Colombia, durante el pasado 13 de julio de 2020.
Un hombre se somete a un control de temperatura en una calle de Bogotá, la capital de Colombia, durante el pasado 13 de julio de 2020. © Fernando Vergara / AP

Las reaperturas previas de las economías en Estados Unidos y Latinoamérica han supuesto un duro golpe en el panorama epidemiológico, ya que cuando estaban empezando a aumentar los casos de forma preocupante, se decidió levantar las cuarentenas estrictas.

Aunque dentro de las malas noticias, la organización con sede en Washington D. C. quiso alabar las medidas tomadas por los países del cono sur que, a pesar de la fuerte incidencia del virus, han sabido responder bien. Es muy destacable el caso de Uruguay, donde la pandemia apenas ha tenido incidencia en la actividad del país.

En el caso de la región del Caribe también se ha destacado la rápida actuación de sus gobiernos al cerrar fronteras y controlar la evolución de la pandemia, aunque se advierte que, con la reapertura del turismo, los casos puedan volver a subir repentinamente.

Con la creación de una vacuna todavía a la espera, la organización se preocupa ahora de cómo llegar a todos los rincones del continente para suministrarla de forma efectiva.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.