Congreso chileno aprueba histórica reforma para el retiro anticipado del 10% de las pensiones

La oposición de Chile celebra los resultados de la votación en la Cámara de Diputados, con los que se aprueba de manera definitiva una reforma constitucional sobre el sistema de pensiones, en medio de la pandemia del Covid-19, en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020.
La oposición de Chile celebra los resultados de la votación en la Cámara de Diputados, con los que se aprueba de manera definitiva una reforma constitucional sobre el sistema de pensiones, en medio de la pandemia del Covid-19, en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020. © Reuters/Rodrigo Garrido

El Congreso de Chile aprobó este jueves, de manera definitiva, la reforma constitucional que permite a los ciudadanos retirar el 10 % de sus fondos de pensiones, una medida impulsada para enfrentar las dificultades económicas causadas por la pandemia. El presidente Sebastián Piñera, fuerte opositor de la medida, confirmó que promulgará la histórica reforma constitucional.

Anuncios

Es un golpe al sistema de pensiones de Chile pero un alivio para los ciudadanos que respaldan la iniciativa para acceder al 10% de sus ahorros en pensiones con el fin de mitigar los devastadores efectos de la pandemia.

En la tarde de este jueves 23 de julio, el proyecto de ley fue aprobado en tercer trámite, en la Cámara de Diputados, con 116 votos a favor, 28 en contra y cinco abstenciones. El miércoles también había sido avalada por el Senado con 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención. 

El presidente chileno, Sebastián Piñera, fuerte opositor de la medida, confirmó que finalmente sí promulgará la ley y no la vetará ni la recurrirá. Según presidencia, esta decisión se debe a su "intención y voluntad -dada la difícil situación económica y social que viven muchas familias y compatriotas- de facilitar y agilizar el retiro de estos fondos de ahorros previsionales por parte de las personas habilitadas".

Con su aprobación, 10,9 millones de personas podrán retirar hasta 4,3 millones de pesos chilenos, cerca de 5.400 dólares, de sus fondos de pensiones privados.

Este primer cambio significativo al sistema pensional fue propuesto en 2019 pero tomó fuerza en medio de la crisis económica desatada por la pandemia y fue motivo de protestas y cacerolazos de cientos de ciudadanos que han exigido su aprobación.

El programa de pensiones en Chile obliga a los trabajadores a pagar el 10 por ciento de sus salarios, cada mes, en una cuenta individual gestionada por Administradoras de Fondos de Pensiones privadas.

Estas AFP, como se les conoce, son profundamente impopulares en Chile y fueron uno de los puntos focales cuando estallaron las protestas antigubernamentales, en octubre de 2019.

Muchas personas vieron caer sus pensiones por debajo del salario mínimo de 301.000 pesos chilenos, cerca de 390 dólares, a pesar de que sus planes de jubilaciones debían garantizarles el 70 por ciento de su último salario.

Sebastián Piñera no cree que esta sea una derrota política

La reforma fue impulsada por la oposición pero también logró ser aprobada con el respaldo de votos de legisladores de la coalición de Gobierno, por lo que esta es considerada una derrota política para el mandatario. Sebastián Piñera había expresado su rechazo a este cambio histórico al sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones.

La oposición de Chile celebra los resultados de la votación en la Cámara de Diputados, con los que se aprueba de manera definitiva, en el Congreso, una reforma constitucional sobre el sistema de pensiones, en medio de la pandemia del Covid-19, en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020.
La oposición de Chile celebra los resultados de la votación en la Cámara de Diputados, con los que se aprueba de manera definitiva, en el Congreso, una reforma constitucional sobre el sistema de pensiones, en medio de la pandemia del Covid-19, en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020. © Reuters/Rodrigo Garrido

Sin embargo, horas antes y cuando ya se vislumbraba su aprobación definitiva, Piñera dijo que no es una “derrota” para su Gobierno.

"No siento que uno experimente una derrota cuando lucha con convicción y con fuerza por lo que cree que es lo mejor para Chile y los chilenos", afirmó el jefe de Estado en rueda de prensa, momentos antes de que el Congreso comenzara la votación.

Mientras se debatía en el Senado la reforma a las administradoras de fondos de pensiones, algunos manifestantes quemaban escombros en señal de protesta el 22 de julio de 2020 en Valparaíso, Chile.
Mientras se debatía en el Senado la reforma a las administradoras de fondos de pensiones, algunos manifestantes quemaban escombros en señal de protesta el 22 de julio de 2020 en Valparaíso, Chile. © Rodrigo Garrido / Reuters

El mandatario podría haber vetado la ley, o haberla denunciado ante el Tribunal Constitucional, pero no respaldarla le podría haber acarreado un enorme costo político. Los expertos descartan esa opción al indicar que causaría una nueva ola de protestas similares al estallido social de finales de 2019.

Una vez la medida sea firmada por el mandatario, Chile se unirá a la lista de países, como Perú y Australia, que han permitido el retiro anticipado de pensiones para tratar de paliar las emergencias económicas de los ciudadanos durante la pandemia.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24