Saltar al contenido principal

Trump cancela la Convención Republicana en Florida por el avance del coronavirus

El presidente Donald Trump, durante una rueda de prensa, en la Casa Blanca, en Washington D.C., Estados Unidos, el 23 de julio de 2020.
El presidente Donald Trump, durante una rueda de prensa, en la Casa Blanca, en Washington D.C., Estados Unidos, el 23 de julio de 2020. © Reuters/Kevin Lamarque

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que suspende la gran Convención Nacional Republicana programada para agosto en Florida, donde aceptaría la nominación de su partido de cara a las elecciones de noviembre. El mandatario citó un aumento de casos de Covid-19 en ese estado como la razón para cancelar el evento.

Anuncios

Donald Trump, uno de los líderes más reacios a acatar las medidas recomendadas por los expertos contra el Covid-19, parece ahora reconocer la gravedad de la pandemia, al menos en Florida, donde los contagios aumentan vertiginosamente.

El mandatario estadounidense dijo que elimina su Convención Nacional Republicana, programada para el 25, 26 y 27 de agosto, citando un "brote" del coronavirus en ese estado.

"Es un mundo diferente y lo será por un tiempo", dijo Trump, al explicar su decisión. "No es el momento adecuado para tener una gran convención", agregó.

El jefe de Estado aseguró que pronunciará un discurso de aceptación, para la candidatura de su partido político, con el que aspira a la reelección en noviembre. Será de una forma alternativa, posiblemente virtual.

El magnate afirmó que sentía que "estaba mal" atraer a sus simpatizantes a un foco del virus y que, además, algunos de ellos habrían enfrentado una cuarentena obligatoria al regresar a sus estados de origen, después de la convención.

"No queríamos arriesgarnos (…) Tenemos que estar atentos. tenemos que tener cuidado y debemos dar un ejemplo", indicó, en un aparente cambio de posición frente a la pandemia.

El pasado mes, Trump entró en una fuerte disputa con líderes demócratas que se opusieron a que la Convención Nacional Republicana, un evento masivo, se hiciera en un recinto cerrado y con cientos de seguidores, que previsiblemente no usarían mascarilla y que se desarrollaría en Charlotte, Carolina del Norte. El mandatario terminó entonces trasladando el encuentro a Jacksonville, Florida, luego de que el gobernador de Carolina del Norte se negara a garantizar que Trump pudiera celebrar el mitin en su estado.

Ahora, Trump señala que mantendrá al menos la reunión de delegados, convocada para el 24 de agosto, en Charlotte, Carolina del Norte, donde será oficialmente designado como el candidato republicano que enfrentará en las urnas al demócrata y ex vicepresidente Joe Biden.

Trump cambia la retórica frente a la pandemia, de cara a los comicios presidenciales

Junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Donald Trump es uno de los gobernantes, no sólo de América sino del mundo, que más se opone a las medidas de bioseguridad contra el Covid-19, dando prioridad a la economía.

El presidente Donald Trump utiliza una mascarilla, durante una visita a un hospital militar, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, el 11 de julio de 2020.
El presidente Donald Trump utiliza una mascarilla, durante una visita a un hospital militar, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, el 11 de julio de 2020. © Reuters/Tasos Katopodis

Pero esa postura parece haberle dado un fuerte golpe en su popularidad e intenciones reeleccionistas. De acuerdo con una encuesta realizada por Reuters/Ipsos, entre el 15 y 21 de julio, el 46% de los votantes registrados dijeron que respaldarían a Biden en las elecciones del 3 de noviembre, mientras que el 38% votaría por el republicano.

Entre los indecisos, Biden también gana más respaldo. El 61% de ellos indicó que apoyaría al exvicepresidente de Barack Obama, si tuvieran que elegir, mientras que el 39% votaría por Trump.

Precisamente el grupo de indecisos señala estar profundamente angustiado por el nuevo coronavirus. Aproximadamente 8 de cada 10 dijeron que estaban preocupados por la propagación del virus. Cuando se les preguntó sobre el factor más importante que impulsó su decisión de votar, el 34%, indicó que estaba buscando un candidato que tenga "un plan sólido para ayudar a la nación a recuperarse".

El uso de mascarillas, un cambio en la estrategia de Trump

En medio de este panorama, y a medida que el coronavirus se dispara en estados políticamente importantes como Florida, Texas y Arizona, Trump ha cambiado de estrategia, con una nueva retórica sobre la pandemia. En una visita a un hospital militar, el 11 de julio, el magnate utilizó por primera vez en público una mascarilla. Aunque en sus siguientes apariciones no se le ha visto portando una.

El presidente Donald Trump utiliza una mascarilla, durante una visita a un hospital militar, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, el 11 de julio de 2020.
El presidente Donald Trump utiliza una mascarilla, durante una visita a un hospital militar, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, el 11 de julio de 2020. © Reuters/ Tasos Katopodis

El pasado martes, en su primera rueda de prensa en meses centrada en el brote desde hace semanas, el presidente instó a la utilización de estos elementos. "Probablemente, desafortunadamente, empeorará (el virus) antes de mejorar, algo que no me gusta decir, pero así son las cosas", agregó.

El uso de máscaras se ha convertido en un tema partidista y algunos simpatizantes del presidente argumentan que la exigencia de usarlas infringe sus libertades civiles. Pocas personas usaron tapa bocas en la primera manifestación de Trump, desde que apareció la pandemia, en Tulsa, Oklahoma, a principios de este verano.

"Le pedimos a todos que cuando no puedan distanciarse socialmente, usen una mascarilla, obtengan una. Les guste o no las mascarillas, tienen un impacto. Tendrán un efecto. Y necesitamos hacer todo lo que podamos", dijo el magnate, el martes.

Aunque no todos están convencidos con el nuevo discurso del republicano. Una portavoz de la campaña de Biden dijo que la afirmación de Trump de que su administración había tenido un "enfoque implacable" contra el Covid-19 era “absurda”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que el impulso de Trump sobre el uso de mascarillas era un reconocimiento de sus errores para tratar el coronavirus.

Los cambios en la estrategia también se producen en medio de la tensión dentro de su administración acerca de la mejor manera de discutir la pandemia con el público estadounidense y la frustración entre los médicos que asesoran al Gobierno ante el incumplimiento de sus consejos.

Con Reuters y AP

 

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.