Saltar al contenido principal

El Tour de Francia de 2021 hacia un plan "B" de Bretaña para su salida

El equipo ciclista Israel Start-Up Nation (ISN) entrena para el Tour de Francia el 13 de mayo de 2020 en Bet Hillel
El equipo ciclista Israel Start-Up Nation (ISN) entrena para el Tour de Francia el 13 de mayo de 2020 en Bet Hillel Jalaa Marey AFP/Archivos
4 min
Anuncios

París (AFP)

Como consecuencia inesperada del aplazamiento de los Juegos de Tokio a 2021, el Tour de Francia de ciclismo debe cambiar las fechas de su inicio, o Grand Départ, como es conocido en el país galo, previsto el año próximo en Copenhague, y se ve obligado a pensar en un plan "B", Bretaña.

"¡El Tour de 2021 podría partir de Bretaña!", titula ya en primera página el diario regional bretón Le Télégramme, citando fuentes entre los organizadores (ASO) y la autoridad regional.

Por ahora, ASO rechaza expresarse sobre esta situación, a la que se vería empujado por la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI), tras la elaboración de su programa de ciclismo para los Juegos de Tokio en 2021.

- Un nudo gordiano -

"No es posible", respondió el presidente del COI, Thomas Bach, a la hipótesis de modificar el calendario de las pruebas de los Juegos.

La carrera en ruta está prevista por tanto el 24 de julio, la víspera de la llegada del Tour de Francia, eje central de la temporada ciclista. Ante la elección que se impondría a los mejores corredores del mundo, en su mayoría obligados a no disputar la cita olímpica, la Unión Ciclista Internacional (UCI), reina del calendario, solo puede avanzar las fechas del Tour una semana.

El calendario de la temporada de 2021 solo será ratificado a finales de septiembre, con ocasión del Mundial de Martigny (Suiza).

Pero, para la muy ciclista ciudad de Copenhague, que debe albergar por primera vez el Grand Départ del Tour, el avance de una semana, al último fin de semana de junio, es imposible.

La capital danesa estará tomada por los partidos de la Eurocopa de fútbol, también reprogramada debido a la pandemia del coronavirus. "El cambio de fecha conllevaría problemas jurídicos insuperables entre la ciudad de Copenhague, la federación danesa de fútbol y la UEFA", confirmó al diario BT el alcalde de Copenhague, Frank Jensen.

A finales de junio, el alcalde había respondido con antelación a ASO en una carta publicada en BT: "En nombre de los patrocinadores del Grand Départ danés, debo informar que no es una solución realista aplazar la fecha una semana". La cohabitación de dos eventos de esta amplitud plantea problemas, ligados a transportes, seguridad y hoteles, principalmente.

- ¿Soluciones? -

La firma del contrato para el Grand Départ en Dinamarca data de febrero de 2019. Nadie podía entonces imaginar la crisis del COVID-19 y sus consecuencia, como el aplazamiento de la Eurocopa y de los Juegos de Tokio, lo que coloca al Tour en una situación difícil.

Pero el contrato, con sus tres primeras etapas en Dinamarca (contrarreloj en Copenhague, Roskilde - Nyborg, Vejle - Sonderborg) existe.

Si Dinamarca no puede albergar la mayor carrera del mundo el año próximo, Bretaña se presenta como solución. La región, punto importante del ciclismo francés con campeones legendarios como Robic, Bobet o Hinault y el fervor de su público, es candidata para un Grand Depart, con 2022 en el horizonte. Si una solución es encontrada, vería antes al pelotón en su tierra, ignorada por el Tour de 2020, que comenzará el 29 de agosto en Niza.

La Grande Boucle, cuya última salida desde Bretaña data de 2008 en Brest, comenzaría de nuevo en Francia. Pero el interés de hacerla salir desde el extranjero sigue siendo fuerte.

El miércoles, el director del Tour Christian Prudhomme estaba invitado en Bolonia, centro de la región Emilia-Romaña, que mostró su interés para ser sede de un Grand Départ en los próximos años. En más de cien años de historia, igual que en el caso de Dinamarca, Italia tampoco ha sido nunca inicio del Tour de Francia de ciclismo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.