Saltar al contenido principal

Le Drian señala al FMI como única salida a la crisis económica del Líbano

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, habla durante una conferencia de prensa en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Beirut, Líbano, el 23 de julio de 2020.
El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, habla durante una conferencia de prensa en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Beirut, Líbano, el 23 de julio de 2020. © Aziz Taher / Reuters
4 min

Jean-Yves Le Drian, jefe de la cartera de Exteriores en Francia, dijo que el Líbano no tenía otra alternativa que negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de ayuda para paliar la aguda crisis económica que vive el país. Le Drian también insistió en que el Gobierno debe promulgar reformas urgentes y que Francia está lista para movilizar apoyo si hay una reforma concreta.

Anuncios

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, de visita oficial en Beirut, subrayó este jueves 23 de julio la importancia de que el país llegue a un acuerdo con el FMI como única salida a la actual crisis económica, la más grave que Líbano sufre en décadas.

"Ayúdenos a ayudarles, es el mensaje de mi visita", aseguró el líder de la diplomacia francesa en una rueda de prensa con su homólogo Nassif Hitti, quien insistió que "este momento es crucial” y que el Líbano hace frente a una situación grave a causa de la crisis económica que podría tener grandes consecuencias para la población. 

Le Drian, quien también se reunió también con el primerministro Hasan Diab y con el presidente de la República, Michel Aoun, reiteró que Francia estaba lista para movilizar apoyo si se realizan los avances y reformas necesarias. 

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, se reúne con el ministro de Asuntos Exteriores del Líbano, Nassif Hitti, en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Beirut, Líbano, el 23 de julio de 2020.
El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, se reúne con el ministro de Asuntos Exteriores del Líbano, Nassif Hitti, en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Beirut, Líbano, el 23 de julio de 2020. © REUTERS / Aziz Taher

La libra libanesa ha perdido alrededor del 80% de su valor desde octubre

La crisis financiera, enraizada en décadas de corrupción y despilfarro estatal, marca la mayor amenaza para la estabilidad del país. Líbano es uno de los estados más endeudados del mundo. Actualmente tiene comprometido el 170% de su PIB con una deuda pública que alcanza los 90.000 millones de dólares.

Por si fuera poco, su economía está fuertemente dolarizada y en los pasados meses la libra libanesa ha perdido en torno al 80 % de su valor frente al dólar. 

Eso llevó al país de los cedros a declararse en suspensión de pagos de su deuda externa en marzo pasado, al no poder cumplir con un vencimiento de 1.200 millones de dólares en eurobonos, citando reservas críticamente bajas. 

Para paliar la crisis, el Gobierno solicitó el pasado mes de mayo un programa de ayuda del FMI de hasta 10.000 millones de dólares, pero las conversaciones con el organismo internacional se estancaron a medida que iban surgiendo diferencias entre el Gobierno, el sector bancario y los políticos sobre la magnitud de las grandes pérdidas financieras en el sistema.

Le Drian instó a los dirigentes del país y a todas las fuerzas políticas a implementar reformas "urgentes y necesarias" y a seguir adelante con las negociaciones con el FMI. "No hay una solución alternativa para sacar al Líbano de la crisis", afirmó Le Drian.

"Queremos evitar una crisis que cambie la coexistencia en el Líbano", agregó el jefe de la diplomacia francesa, que históricamente ha apoyado a la comunidad maronita católica del Líbano, que convive con los musulmanes suníes y chiíes en un delicado equilibrio desde la guerra civil (1975-1990).

Al finalizar la visita, Le Drian anunció un paquete de ayuda humanitaria de 50 millones de euros, además de otras ayudas para las escuelas de habla francesa y cristianas del Líbano, informó el embajador galo en el país, Bruno Foucher, a través de Twitter.

Las ayudas no llegan por la falta de acción del Gobierno libanés

Francia ha liderado los esfuerzos internacionales para lograr una reestructuración en el país, organizando una reunión de donantes en 2018 en la que se comprometieron más de $11.000 millones para inversiones en infraestructura supeditadas a reformas que el Gobierno libanés nunca realizó, por lo que la ayuda no fue entregada.

Una de las condiciones de los donantes era ver progresos es en la reparación de la red eléctrica estatal que desangra en $2.000 millones de dólares al año los fondos públicos y que tristemente, además, no cumple con las necesidades energéticas del país. Pero hasta ahora no ha habido ningún progreso.

"Las acciones en el sector energético hasta ahora no han sido alentadoras" dijo el político francés, quien además recordó a los líderes libaneses la importancia de respetar la política de mantenerse al margen de los conflictos en la región.

Especialmente cuando el grupo chiíta libanés, Hezbollah, ha apoyado a Irán en su lucha de poder con los estados árabes del Golfo, liderados por sunitas.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.