Saltar al contenido principal

París-2024 sufre también las consecuencias de la crisis por la pandemia

El logotipo de los Juegos Olímpicos de París-2024, fotografiado junto a la Torre Eiffel el 14 de mayo de 2017
El logotipo de los Juegos Olímpicos de París-2024, fotografiado junto a la Torre Eiffel el 14 de mayo de 2017 Franck Fife AFP/Archivos
4 min
Anuncios

París (AFP)

Sin el trampolín este verano (boreal) de los Juegos de Tokio y confrontados a una crisis sanitaria y económica, los organizadores de París-2024 ven acumularse los problemas, entre restricciones presupuestarias y el riesgo de promesas incumplidas.

"Habrá días mejores, eso es cierto", resumió la situación, el pasado 28 de junio, el presidente del Comité Olímpico francés, Denis Masseglia.

Ante su asamblea general, el dirigente admitió que las "perspectivas no son buenas para Tony (Estanguet, responsable del comité organizador de París-2024) y sus equipos" del Comité de Organización (COJO), entre "crisis sanitaria", "aplazamiento de los Juegos de Tokio" e "inquietud sobre la recuperación económica cuando eventualmente puede haber una segunda ola pandémica".

A cuatro años de la ceremonia de apertura, el triple campeón olímpico de canotaje rechaza ceder ante el pesimismo: "Este proyecto ofrece la posibilidad de mostrar una Francia entusiasta, que va a recibir al mundo", con "5.000 millones de euros" (casi 5.800 millones de dólares) en juego, aseguró Estanguet el martes, al margen de la presentación del 'Club París-2024', una plataforma destinada a atraer al gran público a los Juegos.

- ¿Más caros? -

Pero la realidad está ahí. Por un lado, el COJO, responsable de la organización de las más de 300 pruebas, de las celebraciones y de las instalaciones provisionales, deberá realizar recortes presupuestarios, ya que las aportaciones de los patrocinadores serán inferiores a las previstas.

La organización se había fijado unos ingresos por patrocinadores de 1.100 millones de euros (1.275 millones de dólares), sobre un presupuesto total de 3.800 (4.400).

"Sabemos que era un objetivo bastante prudente. Hoy, es realmente un objetivo ambicioso que habrá que luchar para lograrlo", reconoce Estanguet, quien calcula que "entre el 30 y el 40% del objetivo" ya se ha alcanzado.

Por el otro lado, SOLIDEO, el ente público encargado de las grandes obras que comenzarán en 2021, como la Villa Olímpica de Saint-Denis (en la periferia norte parisina) donde se alojarán los 10.500 deportistas de los Juegos, también teme un aumento de la factura, sobre todo por el aumento de los costes de la construcción.

La factura final del centro acuático, que se construirá frente al Stade de France, ya había pasado en abril de los 113 millones iniciales a los 174,7 (de 131 a 200 millones de dólares).

¿Con París-2024 se repetirá la historia de las últimas ediciones, en las que los presupuestos iniciales se dispararon? Cubierto por el anonimato, uno de los actores del proyecto resumió la ecuación: "O se aumenta el presupuesto" de SOLIDEO, que es de 3.000 millones de euros (casi 3.500 millones de dólares), la mitad de ellos aportados por las administraciones, "o habrá que recortar en los proyectos".

- Renunciar a sedes -

Parece ya muy lejano cuando, a finales de diciembre de 2019, el COJO anunció, con gran entusiasmo, dos sedes adicionales: una para el surf en Tahití, en "la ola más linda del mundo" de Teahupo'o, y la otra en la prestigiosa plaza de la Concordia de París para los deportes 'urbanos' (escalada, básquet 3x3, BMX freestyle, breakdance y skateboard).

Apenas medio año después, se está revisando todo el proyecto y quizás alguna de las sedes acabe desapareciendo, retomando la idea ya lanzada por Estanguet en 2018, tras una primera alerta por el aumento de los costos, de "mutualizar" algunas sedes.

Aunque las primeras respuestas no se conocerán hasta después del verano, podría ser el caso de la sede de Le Bourget, en la periferia parisina, donde están previstas las pruebas de tiro, el vóleibol, así como el centro de prensa y el 'village' de los medios, que se convertirá en un barrio de viviendas tras la cita, al igual que la Villa Olímpica.

Estanguet ya planteó sus dudas a que las obras de prolongación de las líneas 16 y 17 del metro, que deben dar servicio a esa zona, estén realizadas a tiempo.

Tampoco el 'village' de medios parece una prioridad para la organización.

Las negociaciones se anuncian difíciles con los representantes electos de Seine-Saint-Denis, una zona degradada a la que se prometió una revalorización gracias a la herencia de los Juegos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.