Saltar al contenido principal

Restos de mamut hallados en México darán nuevas pistas sobre la historia de América

Trabajadores recuperan huesos de mamut encontrados en la construcción del Aeropuerto Internacional de México en la capital del país.
Trabajadores recuperan huesos de mamut encontrados en la construcción del Aeropuerto Internacional de México en la capital del país. © France 24
4 min

El terreno que albergará el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, a menos de una hora de la Ciudad de México, resultó ser un oasis para los arqueólogos, tras el hallazgo de huesos de 70 mamuts colombinos durante la construcción de la terminal. Su rescate, preservación y estudio permitirá conocer más detalles de cómo era la vida en el continente durante el Pleistoceno tardío.

Anuncios

El nuevo Aeropuerto Internacional de México apenas se construye, pero desde ahí ya salieron los primeros vuelos con destino al pasado, concretamente 25.000 años atrás, al Pleistoceno tardío. Y es que, durante la excavación profunda para la edificación de la mega obra, se han descubierto miles de restos óseos de mamut colombino, así como de camellos, tigres dientes de sable y leones americanos, entre otras especies de ese periodo histórico.

Diariamente, 31 arqueólogos, apoyados por 218 trabajadores contratados por el Ejército, excavan, limpian y aplican tratamientos químicos para la preservación de estos hallazgos paleontológicos en Santa Lucía, Estado de México, a menos de una hora de la capital del país.

“De no haber sido por la construcción de este aeropuerto, nunca nos habríamos enterado de que teníamos este tesoro”, dice el capitán Jesús Cantoral, quien está a cargo de la mesa de rescate arqueológico de esta obra que está a cargo del Ejército.

El ingeniero militar explica a France 24 que, en el momento en que se detectan vestigios paleontológicos o arqueológicos –porque también se han descubierto vasijas, ornamentos y otros utensilios de asentamientos humanos– las áreas son restringidas.

El área con restos arqueológicos ocupa un 1% de la superficie de construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de México.
El área con restos arqueológicos ocupa un 1% de la superficie de construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de México. © France 24

Personal de trabajo contratado por la Defensa Nacional, coordinados por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, comienzan a hacer un registro superficial topográfico, con retícula de hilo de rafia y un plomo, para que los arqueólogos hagan un dibujo a escala.

Paralelamente, para un registro más preciso, se utilizan drones y escáner láser, que tienden una nube de puntos para crear imágenes virtuales, en tres dimensiones. Éstas registran la posición exacta de cada una de las piezas, tal como fueron encontradas.

Los hallazgos ayudarían a entender la última glaciación

“La importancia de estos hallazgos radica en que estamos posicionando a nuestro país como uno de los lugares de Latinoamérica con la mayor evidencia de fauna pleistocénica en un espacio acotado. Esto nos va a permitir entender una etapa de la historia de América que tiene que ver con la última glaciación, la glaciación Wisconsin, que terminó hace unos 30.000 años”, explica el doctor Rubén Manzanilla, responsable del salvamento arqueológico en la obra del aeropuerto.

De acuerdo con Manzanilla, en este lugar debió haber pastizales y un espejo de lago, que atrajeron no sólo a manadas de Mamut sino también a camellos, tigres dientes de sable y leones americanos.

“Entonces, la reconstrucción del medio ambiente y de la paleofauna que aquí convivió entre 25.000 y 10.000 años antes del presente nos va a explicar muchas cosas de América y del propio país”, explica el experto, mientras muestra el cráneo de una cría de mamut de más de seis meses de edad.

En octubre de 2019 ocurrió el primer descubrimiento, y a la fecha van 154 puntos de hallazgos paleontológicos. Setenta individuos de mamut, veinte camellos y cinco caballos, además de huesos de aves y de peces de agua dulce. Todos del Pleistoceno tardío.

Sin embargo, la superficie acordonada por los descubrimientos no supera el uno por ciento de las 3.200 hectáreas del terreno del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, por lo que no representa un obstáculo para la edificación de la terminal aérea, que pretende satisfacer las necesidades de transporte de pasajeros de la actualidad y del futuro.

El complejo aeroportuario albergará el Museo del Mamut, para realzar la historia de toda la fauna que ahí se encontró. Además, con los más de 7.000 huesos que hasta ahora se han acopiado y preservado gracias a la intervención no sólo de arqueólogos y paleontólogos, sino de vulcanólogos, genetistas y expertos en ADN antiguo, se conformará un centro de investigación abierto a estudiosos nacionales y extranjeros.

“Para el Ejército mexicano es muy importante la preservación de la historia, y tenemos indicaciones directas del alto mando del Ejército de proporcionar todos los apoyos necesarios para el desarrollo de su trabajo de investigación”, asegura el capitán Cantoral.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.