Saltar al contenido principal

Ante la crisis, muchos libaneses ahora siembran su comida en balcones y azoteas

Espinacas y tomateras en vez de macetas de flores ahora se ven en los balcones de las casas libanesas ante la disparada de precios de los alimentos.
Espinacas y tomateras en vez de macetas de flores ahora se ven en los balcones de las casas libanesas ante la disparada de precios de los alimentos. © Diego Ibarra / France 24
Texto por: Ethel Bonet Seguir | Diego Ibarra
2 min

La peor crisis económica que enfrenta el Líbano desde la guerra civil (1975-1990) ha llevado a muchos a iniciarse en el cultivo doméstico como alternativa al hambre. Algunas proyecciones anticipan un panorama sombrío para la clase media.

Anuncios

El Líbano está sumido en un túnel oscuro. La depreciación de la libra libanesa que cotiza entre 8.000 y 9.000 por dólar (ha perdido el 80% de su valor), ha convertido a la clase media en pobre y a los pobres en almas en pena.

Un oscuro horizonte acrecentado por los ininterrumpidos cortes de luz, que llegan a veces a 20 horas diarias, la subida astronómica de los precios de los productos básicos y el recorte de los salarios de aquellos afortunados que aún lo reciben.

La crisis financiera exacerbada por la pandemia del Covid-19 ha llevado a muchas familias a tener que cambiar drásticamente sus niveles de vida. La inflación galopante en los productos alimentarios (un 70% entre junio de 2019-a junio de 2020) ha obligado a muchos libaneses a dejar de comer carne en su menú diario, por los precios inalcanzables en el supermercado.

La recesión económica en el Líbano ha generado 220.000 nuevos desempleados y recortes salariales de hasta el 40%, según un estudio de 'InfoPro'. La recesión ha venido Impulsada por la escasez de dólares, el incumplimiento de la deuda y los efectos del confinamiento por el coronavirus.

Además, desde noviembre del año pasado, los bancos libaneses han puesto límites de retiro diario para protegerse contra una fuga de dólares de las cuentas de los depositantes, restringiendo el acceso de las personas a sus propios fondos.

BID: Hasta la mitad de la población podría caer por debajo de la línea de la pobreza

En un comunicado, el Banco Mundial advirtió a finales del año pasado que hasta el 50% de la población libanesa pronto podría caer por debajo de la línea de la pobreza.

El impacto de la crisis económica “se ha sentido más fuerte entre la clase media que para aquellos que son pobres”, dijo Adib Nehme, exasesor regional para el desarrollo sostenible de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental. 

A pesar de las dificultades, los libaneses están acostumbrados a salir adelante. Para luchar contra el alza de los precios de los alimentos, muchos han optado por el cultivo doméstico en las terrazas o azoteas de los edificios.

En los programas de cocina de la televisión libanesa ahora los chefs han dejado de presentar al público sus exquisitos platos elaborados con carne o pescado y cocinan con productos más asequibles.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.