Saltar al contenido principal

Malasia concluye acuerdo de 3.900 millones de dólares con Goldman Sachs por caso de corrupción

Foto de archivo muestra la sede del banco estadounidense Goldman Sachs, el 17 de abril de 2019, en la ciudad de Nueva York
Foto de archivo muestra la sede del banco estadounidense Goldman Sachs, el 17 de abril de 2019, en la ciudad de Nueva York Johannes EISELE AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Kuala Lumpur (AFP)

Malasia y el banco estadounidense Goldman Sachs concluyeron el viernes un acuerdo amistoso de 3.900 millones de dólares que pone fin a los procesos judiciales contra el gigante de Wall Street por su papel en el escándalo de corrupción conocido como 1MDB.

Miles de millones de dólares fueron desviados del fondo soberano 1Malasia Desarrollo Berhad (1MDB), destinado a contribuir al desarrollo económico de Malasia, en un fraude que contribuyó a la caída del ex primer ministro Najib Razak en 2018.

"Este acuerdo representa activos que pertenecen legítimamente al pueblo de Malasia", subrayó el ministro de Finanzas, Tengku Zafrul Abdul Aziz, quien se mostró satisfecho con la cantidad obtenida.

"Confiamos en que obtenemos más dinero de Goldman Sachs que en intentos anteriores, que estaban muy por debajo de las expectativas", añadió.

Las autoridades malasias y representantes de Goldman Sachs negociaban desde hace meses. El ministerio de Finanzas malasio anunció en un comunicado que finalmente se había obtenido un acuerdo el viernes.

Este prevé la entrega de 2.500 millones de dólares y una garantía de que al menos 1.400 millones de fondos desviados serán recuperados, indicó el ministerio.

Goldman Sachs señaló por su parte que el acuerdo ponía fin a "todas los procesos penales y administrativos en Malasia contra la empresa".

"El acuerdo de hoy es un paso importante que nos permite pasar página sobre 1MDB y que permitirá al gobierno malasio avanzar en sus esfuerzos de recaudación", añadió el banco en un comunicado.

- Ayuda en desvíos dinero -

Goldman Sachs fue acusado por Malasia de haber ayudado en el desvío de dinero organizando emisiones de bonos por un total de 6.500 millones de dólares, por las que el banco de inversiones habría cobrado una comisión de 600 millones de dólares.

La fiscalía malasia estimó que 2.700 millones de estas emisiones de bonos habían sido desviadas.

La malversación del fondo soberano sirvió para adquirir productos de lujo, propiedades, como yate y obras de arte para los allegados del ex primer ministro, señalaron las investigaciones en varios países, incluido Estados Unidos.

Najib Razak perdió el poder en 2018, castigado en las urnas por este escándalo.

Un nuevo gobierno progresista elegido después relanzó las investigaciones, que habían sido cerradas, y procesó a varias entidades y responsables de Goldman Sachs por fraude, exigiendo indemnizaciones.

El banco, en un primer momento, respondió acusando al exgobierno malasio y a los responsables del fondo soberano de haberle mentido, antes de retractarse.

El primer ministro Muhyiddin Yassin celebró el viernes una "victoria" y dijo que Malasia iba a recuperar en total unos 4.500 millones de dólares..

En cambio, el precedente gobierno progresista, que perdió el poder este año al permitir una vuelta del partido cercano a Najib Razak, esperaba hasta 7.500 millones de compensaciones del banco.

El hombre de negocios malasio, Jho Low, considerado como el "cerebro" del fraude y cercano a Najib Razak, se encuentra actualmente huido. Es objeto de procesos judiciales en Estados Unidos y Malasia.

El ex primer ministro, que se declara inocente, también es objeto de numerosos procesos por este escándalo. El veredicto de su primer juicio se conocerá el martes en Kuala Lumpur.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.