Saltar al contenido principal

Sin torneos en China este año, el tenis sufre un nuevo revés

La jugadora australiana Ashleigh Barty, en el Abierto de tenis de Wuhan, en China, el 26 de septiembre de 2018
La jugadora australiana Ashleigh Barty, en el Abierto de tenis de Wuhan, en China, el 26 de septiembre de 2018 Nicolas Asfouri AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Shanghái (AFP)

¿Hacia una temporada casi en blanco? La anulación este viernes de todos los torneos ATP y WTA en China hasta final de año debido a la pandemia de COVID-19 supone un nuevo revés para el circuito profesional, a punto de reanudarse luego de cinco meses de parón.

Después de la cancelación el martes del torneo de Washington, que iba marcar la reanudación de la temporada ATP, otros once torneos serán borrados del calendario de esta temporada: siete en categoría femenina, entre ellos el Masters que reúne a las ocho mejores raquetas del circuito en Shenzhen, y cuatro en la masculina, con, entre otros el Masters 1000 de Shanghái.

Entre las pruebas canceladas figura asimismo el Open WTA de Wuhan (centro), que prometía tener un alcance simbólico en la primera ciudad del mundo afectada por el nuevo coronavirus a finales del año pasado.

"Estamos muy decepcionados de que nuestros eventos de clase mundial no puedan celebrarse este año en China", declaró el jefe de la WTA, Steve Simon, en un comunicado.

Esta decisión concuerda con la de las autoridades chinas, que optaron por suspender las competiciones deportivas internacionales en 2020.

"Desde el comienzo de la pandemia, nuestra actitud siempre ha sido seguir las decisiones locales", declaró el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi.

- US Open bajo presión -

Si el circuito WTA, suspendido desde el 8 de marzo, debería reanudarse el 3 de agosto en Palermo, la ATP deberá aún esperar, al menos, hasta el 22 de agosto con el Masters 1000 de Cincinnati, que en principio tendrá lugar a puerta cerrada en Flushing Meadows en Nueva York, antes del US Open.

Pero esta sucesión de cancelaciones trasladan una presión extra sobre el tercer Grand Slam de la temporada, previsto a finales de agosto, a pesar del optimismo que muestran los organizadores.

"La Federación estadounidense va a crear un entorno seguro y controlado para los jugadores y todas las personas implicadas en los dos torneos, lo que disminuirá los riesgos sanitarios", tranquilizó el US Open hace unos días.

Pero numerosos jugadores ya mostraron dudas sobre su presencia en un país en el que el número de infectados por el coronavirus asciende a más de cuatro millones, con más de 140.000 muertos.

- Dudas de Djokovic y Nadal -

"Todavía no sé si jugaré el US Open", declaró Djokovic hace dos semanas al periódico serbio Sportski Zurnal.

El N.1 del mundo, que contrajo el virus a comienzos de julio durante un torneo benéfico que organizó él mismo en los Balcanes, ya ha dado negativo, y confirmó su presencia en la temporada de tierra batida. "La participación en Roland-Garros es segura, Madrid y Roma también están en mi agenda".

Rafael Nadal, por su parte, ya anunció su presencia en el Masters 1000 de Madrid del 12 al 20 de septiembre, dejando planear la duda sobre su presencia en el US Open, que finaliza justo antes del torneo madrileño.

Entre las tenistas, la rumana Simona Halep aún no ha confirmado su presencia en Nueva York, postulándose para dos torneos en tierra batida (Palermo y Praga).

Al igual que el tenis, el atletismo también se vio obligado a anular el Gran Premio de Shanghái, competición valedera para la Liga de Diamante, mientras que la disputa del Gran Premio de F1 de China sigue siendo incierta.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.