Saltar al contenido principal

La basílica de Santa Sofía, reconvertida en templo musulmán, realiza su primer rezo en 86 años

Un hombre camina mientras los fieles esperan el comienzo de las oraciones del viernes fuera de la Gran Mezquita de Santa Sofía, por primera vez desde que fue declarada nuevamente mezquita después de 86 años. Estambul, Turquía, el 24 de julio de 2020.
Un hombre camina mientras los fieles esperan el comienzo de las oraciones del viernes fuera de la Gran Mezquita de Santa Sofía, por primera vez desde que fue declarada nuevamente mezquita después de 86 años. Estambul, Turquía, el 24 de julio de 2020. © Umit Bektas / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
3 min

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, inauguró este 24 de julio el primer rezo musulmán en 86 años en el templo bizantino de Santa Sofía en Estambul. La reconversión del edificio en mezquita llega con elogios y críticas a nivel local e internacional.

Anuncios

Este viernes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se unió a miles de fieles en el histórico templo bizantino, reconvertido desde la víspera en la "Gran Mezquita de Santa Sofía" después de que el mismo mandatario descubriera una placa que así la nombraba.

Erdogan acudió al primer rezo musulmán en 86 años acompañado por sus ministros. Todos se arrodillaron sobre las alfombras del templo al inicio de la ceremonia, que marca el regreso al culto musulmán de la antigua estructura, venerada por cristianos y musulmanes por cerca de 1.500 años. 

De esta manera, se consuma la decisión que tomó el presidente turco hace dos semanas al firmar un decreto que anula el estatus de museo que le había sido otorgado a Santa Sofía en 1934, para ser devuelta a la Diyanet, ente encargado de la gestión de las mezquitas en el país. 

Fieles esperan el comienzo de las oraciones fuera de la la mezquita de Santa Sofía, desde que fue convertida nuevamente en mezquita. Estambul, Turquía, el 24 de julio de 2020.
Fieles esperan el comienzo de las oraciones fuera de la la mezquita de Santa Sofía, desde que fue convertida nuevamente en mezquita. Estambul, Turquía, el 24 de julio de 2020. © Umit Bektas / Reuters

Desde las las 10.00 se permitió el acceso a quienes quisieran rezar en la explanada delante de Santa Sofía o en la adyacente plaza de la Mezquita Azul. También se habilitaron espacios entre las avenidas cercanas, para los hombres, y dos parques para las mujeres que quieran asistir. 

"Estamos terminando 86 años de añoranza hoy", dijo uno de los presentes, Sait Colak, en referencia a las casi nueve décadas desde que el templo fue declarado museo y dejó de ser un lugar de culto musulmán. "Gracias a nuestro presidente y la decisión de la corte, vamos a tener nuestras oraciones de los viernes", aseguró.

A medida que aumentaba la multitud, el gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, informó que las autoridades habían empezado a poner restricciones a las personas que ingresaban al área por preocupaciones sobre la propagación del coronavirus. Por medio de Twitter pidió paciencia y dijo que la mezquita estaría abierta para rezar hasta el sábado por la mañana.

Wilfredo Amr Ruiz: "Erdogan intenta fortalecer su figura con medidas como la tomada con Santa Sofía"

La reconversión de Santa Sofía, entre críticas y elogios

El templo de Santa Sofía, construido inicialmente como catedral cristiana bizantina, sirvió como templo de esa religión durante 900 años hasta la conquista otomana de Constantinopla en 1453, cuando fue convertida en mezquita, estatus que mantuvo hasta 1934.

Santa Sofía, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue una catedral bizantina originalmente, después mezquita y museo. Estambul, Turquía, el 28 de junio de 2020.
Santa Sofía, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue una catedral bizantina originalmente, después mezquita y museo. Estambul, Turquía, el 28 de junio de 2020. © Murad Sezer / Reuters

La reconversión del templo, ha sido bien recibida en países como Catar, Pakistán, Malasia entre otros. Sin embargo ha habido también numerosas críticas dentro y fuera de Turquía.

El principal partido opositor, el socialdemócrata CHP, se ha negado a participar en el rezo de mañana. Por su parte, la Unesco ha criticado que se haya cambiado sin consultar el estatus del monumento, declarado patrimonio de la humanidad desde 1985.

Por otro lado, la Iglesia Ortodoxa Rusa rechazó la decisión de Erdogan calificándola de "insulto" y en Grecia tanto el Gobierno como varios partidos opositores tildaron el cambio de orientación del monumento de "desafío al mundo civilizado". Entre tanto, Ankara sostiene en que toda decisión respecto al edificio respecta solamente a Turquía.

Con EFE y Reuters 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.