Saltar al contenido principal

Chile: Piñera promulgó una histórica reforma para el retiro anticipado del 10% de las pensiones

Una foto distribuida por el Senado de Chile muestra a diputados chilenos de diferentes partidos celebrando en el Congreso chileno en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020.
Una foto distribuida por el Senado de Chile muestra a diputados chilenos de diferentes partidos celebrando en el Congreso chileno en Valparaíso, Chile, el 23 de julio de 2020. © Senado de Chile vía EFE
4 min

Esta medida, impulsada por la oposición desde el Congreso, permitirá que la ciudadanía acceda al 10% del fondo destinado a las pensiones, para fomentar la liquidez y el consumo de la clase media chilena, que está fuertemente afectada por la crisis del coronavirus y el desempleo acuciante en el país.  

Anuncios

La histórica reforma para el retiro anticipado del 10% del fondo de pensiones recibió la promulgación definitiva del presidente chileno, Sebastián Piñera. Esta ley tiene el objetivo de que todos los chilenos puedan acceder de forma anticipada a lo ahorrado en su sistema de pensiones para encarar la crisis provocada por la pandemia, que ha privado a la clase media chilena de una gran parte de sus ingresos.

El propósito es que no se hunda el consumo y no se acentúen las diferencias sociales, como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de las clases trabajadoras del país austral. Este controvertido movimiento ha sido promulgado desde el Congreso por la oposición, pero también ha recibido el apoyo de algunos de los partidos de la coalición de Gobierno que lidera Piñera.

El mandatario estaba radicalmente en contra de esta reforma. Pero, después de que la iniciativa fuera aprobada en tercer trámite por la Cámara de Diputados, finalizando su curso parlamentario, se vio obligado a promulgarla. Su anuncio se hizo en un escueto comunicado de prensa de la Casa de la Moneda.

El Congreso aprobó definitivamente el proyecto de ley de reforma constitucional que permite a los ciudadanos retirar el 10 por ciento de sus fondos de pensiones para competir con las complicaciones económicas causadas por la pandemia de coronavirus. 23 de julio de 2020.
El Congreso aprobó definitivamente el proyecto de ley de reforma constitucional que permite a los ciudadanos retirar el 10 por ciento de sus fondos de pensiones para competir con las complicaciones económicas causadas por la pandemia de coronavirus. 23 de julio de 2020. © Senado de Chile vía EFE

El texto requería 93 apoyos para prosperar, pero fue aprobado por una mayoría de 116 votos a favor -entre ellos 35 de la coalición oficialista Chile Vamos-, 28 en contra y 5 abstenciones. 

El debate sobre esta reforma también agitó a la ciudadanía que, según las encuestas, la apoya mayoritariamente y así lo expresó en diversos cacerolazos en los días previos a las votaciones y con bocinazos desde los automóviles para celebrar que la iniciativa acabó por aprobarse.

Esta votación no solo ha supuesto una derrota para Piñera, sino que ha generado la total fractura del bloque derechista que forma el Gobierno. Esta coalición está integrada por varios partidos con visiones amplias dentro de un sector que va desde el centro ideológico y la división podría hacer peligrar la candidatura del actual presidente para los próximos comicios.

Un alivio para la clase media 

Con esta medida, los chilenos tendrán la posibilidad de retirar el 10% de sus fondos de pensiones como ayuda ante las dificultades que está ocasionando la crisis sanitaria por la propagación del Covid-19, que en mayo hundió un 15,3% la actividad económica y elevó la tasa de desempleo hasta el 11,2%.

El Gobierno presentó en los últimos días nuevas ayudas a la clase media, que incluyen un ingreso básico de 600 dólares y créditos estatales blandos, tratando de convencer a los parlamentarios de rechazar el retiro del 10% de las pensiones, pero no lo logró.

Pese a ello, el presidente Piñera dijo no sentir que esto sea una "derrota" porque ha luchado "con convicción y con fuerza" por lo que creía que es lo mejor para Chile, aunque el Congreso haya estimado lo contrario. Desde el Gobierno se cree que permitir el retiro anticipado del 10% es regresivo, empobrecerá a los pensionistas y dificultará una reforma estructural del sistema en el futuro.

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10% mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Con el proyecto aprobado, los ciudadanos podrán retirar de sus fondos de forma anticipada y por una única vez debido a la pandemia un monto mínimo de 35 Unidades de Fomento (UF) -unidad monetaria cambiante de existencia no física que se utiliza en Chile para ajustar las transacciones comerciales, contables y bancarias de acuerdo con la inflación-, lo que equivale aproximadamente a un millón de pesos (unos 1.270 dólares).

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.