Saltar al contenido principal

Confiesa el autor del incendio de la catedral de Nantes

En esta imagen del 18 de julio de 2020, aparece la catedral de Nantes con su cristalera principal destruida y sombras provocadas por el incendio.
En esta imagen del 18 de julio de 2020, aparece la catedral de Nantes con su cristalera principal destruida y sombras provocadas por el incendio. © Laetitia Notarianni / AP
2 min

Un hombre de Ruanda que trabajaba como voluntario de la Diócesis y que se encargaba de la seguridad del templo confesó la autoría del incendio registrado en la catedral de Nantes.

Anuncios

La Policía de Francia esclareció la autoría del incendio que se produjo en el interior de la catedral de Nantes la semana pasada. Un hombre de Ruanda, que se desempeñaba como voluntario en el templo y se encargaba de la seguridad, confesó haber provocado la conflagración de la estructura.

La confesión se produjo luego de una segunda detención del sujeto por parte de la Gendarmería, después de haber observado numerosas inconsistencias en su primer relato de los hechos. El autor, que es un solicitante de asilo de 39 años, tenía sobre sí todas las sospechas de la Policía desde el primer momento.

"Mi cliente ha cooperado. Lamenta amargamente los hechos y reconocerlo ha sido una liberación para él. Hoy está carcomido por los remordimientos y sobrepasado por la dimensión de los acontecimientos", explicó al diario regional Presse Océan su abogado, Quentin Chabert.

El hombre confesó ante el juez de instrucción haber propiciado el fuego en los órganos del templo y en un panel eléctrico, después de haber cerrado la catedral, explicó el fiscal de Nantes, Pierre Sennès, al mismo medio.

En la imagen se puede observar con claridad los daños exteriores que provocó el incendio en la catedral de Nantes y a los bomberos interviniendo. 18 de julio de 2020.
En la imagen se puede observar con claridad los daños exteriores que provocó el incendio en la catedral de Nantes y a los bomberos interviniendo. 18 de julio de 2020. © Romain Boulanger / AP

El voluntario, identificado tan solo como Emmanuel, ejercía de monaguillo desde hacía unos cuatro o cinco años en la catedral, explicó la semana pasada el rector de la iglesia

Era uno de los siete voluntarios encargados de la seguridad de la basílica y, en ocasiones, ayudaba durante la liturgia, señaló el rector, Hubert Champenois, quien agregó que el autor gozaba de toda su confianza y que nunca había dado motivos para la sospecha.

Hace pocos días, la Fiscalía señaló que el autor había pedido su regularización y había escrito correos electrónicos a varios miembros de la Diócesis para reclamar su ayuda. No era la primera vez que solicitaba el estatus de refugiado, que le había sido denegado en anteriores ocasiones.

El hombre se enfrenta ahora a una posible pena de hasta 10 años de prisión y una multa de 150.000 euros tras el hecho en el que quedó destruido un gran órgano del siglo XVII, así como otros elementos del mobiliario y algunas obras de arte.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.