China tomó posesión del consulado estadounidense en Chengdu

Momento en el que trabajadores colocan un soporte de madera para ocultar la señalización frente a lo que era el Consulado General de Estados Unidos en Chengdu.
Momento en el que trabajadores colocan un soporte de madera para ocultar la señalización frente a lo que era el Consulado General de Estados Unidos en Chengdu. © Thomas Peter / Reuters

El consulado de Chengdu, suroccidente de China, fue inaugurado en 1985 y en él trabajaban alrededor de 200 personas (150 trabajadores locales). Su cierre marca un nuevo capítulo en la escalada de tensión diplomática entre las dos potencias.

Anuncios

De acuerdo al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, los representantes de la administración estadounidense abandonaron el recinto a las 10:00 horas locales de este lunes 27 de julio. La acción forma parte de la respuesta del gigante asiático a la decisión de Estados Unidos de cerrar el consulado chino en la ciudad de Houston.

“El 21 de julio, la parte estadounidense adoptó unilateralmente acciones provocativas al pedir a la parte china el cierre el Consulado General en Houston (…)  El 24 de julio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó a EE. UU. sobre el cierre de su Consulado General en Chengdu. Esta mañana, el Consulado General de Estados Unidos en Chengdu cerró y el personal relevante se retiró del lugar según lo solicitado por la parte china”, confirmó Wang Wenbin. 

De acuerdo con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, la sede del consulado chino en la ciudad de Houston, la cuarta más grande de Estados Unidos, estaba siendo utilizada como un “centro para el espionaje y el robo de propiedad intelectual”. 

A las acusaciones de Pompeo, el Gobierno chino respondió con el argumento de que “algunos de los empleados del consulado estadounidense en Chengdu realizaron actividades más allá de sus funciones y se han inmiscuido en asuntos internos de China, poniendo en peligro la seguridad e intereses chinos”. 

Un hombre sostiene una pancarta y grita "el Gobierno chino es increíble", fuera del consulado de Estados Unidos en Chengdu, provincia de Sichuan, suroeste de China, el 27 de julio de 2020.
Un hombre sostiene una pancarta y grita "el Gobierno chino es increíble", fuera del consulado de Estados Unidos en Chengdu, provincia de Sichuan, suroeste de China, el 27 de julio de 2020. © Noel Celis / AFP

Poco antes de cumplirse el plazo fijado por las autoridades chinas, integrantes del Cuerpo de Marines destacados en la sede del consulado arriaron la bandera de Estados Unidos para entregarla al cónsul general Jim Mullinax, un gesto simbólico que fue captado por las cámaras de los medios.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, fuerzas de seguridad chinas impidieron a los periodistas extranjeros acercarse a la sede de la representación diplomática. 

Adicionalmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que tras la salida de los funcionarios estadounidenses, el Gobierno tomó posesión de la sede. “Las autoridades chinas ingresaron a las instalaciones a través de la entrada principal para hacerse cargo de las mismas (…) Es una respuesta justificada y necesaria al comportamiento injustificable de la parte estadounidense de exigir a China que cierre su consulado en Houston (…) La petición de China se ajusta al derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales”, justificó Wenbin. 

El cierre de consulados en ambos países hace parte de una serie de acciones, que incluyen sanciones mutuas, durante las últimas semanas que han debilitado aún más las relaciones bilaterales entre las dos naciones. 

Ciudadanos chinos, preocupados por las relaciones entre las dos potencias

Previo al ingreso de los representantes del Gobierno chino a las instalaciones del consulado, algunos empleados salieron a pie del recinto. No obstante, un autobús con vidrios polarizados salió de la sede diplomática bajo fuertes reclamos de parte de algunas personas que se apostaron en sus alrededores para respaldar la decisión de la administración de Xi Jinping. 

En la red social Sina Weibo, una plataforma china similar a Twitter, la embajada de Estados Unidos publicó un mensaje sobre la situación. "Hoy nos despedimos del consulado de Estados Unidos en Chengdu. Los vamos a extrañar por siempre". 

Los ciudadanos que mantienen lazos económicos o familiares con esos países han mostrado preocupación por las relaciones entre Estados Unidos y China y el impacto que las decisiones podrían representar en la colectividad. 

"Aunque este es un tema político y diplomático, tiene un impacto en algunos intereses reales de los ciudadanos chinos porque tenemos que ir y viajar a Estados Unidos. Algunos de nuestros familiares deben ir a estudiar a EE. UU., todo esto se verá muy afectado, incluida la economía entre los dos países que se deteriorará gradualmente e incluso se desintegrará", dijo Li, un residente local consultado por Reuters. 

Con EFE, Reuters y AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24