Saltar al contenido principal

"Bajo control" incendio forestal en Portugal, que continúa en alerta

Varios bomberos combaten un incendio forestal en Oleiros, Castelo Branco, centro de Portugal, el 26 de julio de 2020.
Varios bomberos combaten un incendio forestal en Oleiros, Castelo Branco, centro de Portugal, el 26 de julio de 2020. © EFE / Paulo Cunha
3 min

Más de 850 bomberos se movilizaron este fin de semana para controlar un enorme incendio forestal que arrasó miles de hectáreas de bosque en el centro de Portugal. Aunque las autoridades dicen que las llamas fueron controladas, el país ha declarado este lunes el estado de alerta.

Anuncios

Durante este fin de semana más de 800 bomberos y 14 aviones cisterna fueron desplegados para combatir un incendio forestal que inició el sábado en la noche en la pequeña ciudad de Oleiros, a 200 km de Lisboa.

Las llamas forzaron evacuaciones y varias casas estuvieron en riesgo de quedar incineradas mientras el fuego se extendía a la región de Castelo Branco, donde finalmente pudo ser controlado en la mañana de este lunes, según las autoridades. 

“El incendio forestal se controló alrededor de las 8:00 a.m., pero todavía hay mucho trabajo por delante", aseguró Luis Belo Costa, comandante de bomberos de Castelo Branco, y dijo que "es normal que ocurran algunas reactivaciones en las próximas horas". 

Belo Costa  estimó que el incendio forestal en Castelo Branco pudo haber quemado alrededor de 6.000 hectáreas de bosque, pero dijo que esperaba una confirmación oficial de la cifra. 

El funcionario también explicó que los bomberos permanecerán en la zona ya que se esperan fuertes vientos y altas temperaturas. Según la agencia de meteorología del país, IPMA, en los próximos días el mercurio podría alzarse hasta los 37 grados centígrados en algunos regiones del país.

Los organismos de socorro seguirán en alerta ante las altas temperaturas 

Ante los pronósticos, el Gobierno decidió declarar el estado de alerta durante las próximas 48 horas. Este incendio podría "requerir la movilización del dispositivo hasta el martes o miércoles", declaró a la prensa el ministro del Interior, Eduardo Cabrita.

Bajo el estado de alerta, el acceso público a los bosques está bloqueado, los fuegos artificiales prohibidos y los agricultores no pueden usar maquinaria en áreas boscosas, entre otras medidas. 

El Gobierno dice que tiene más de 12.000 bomberos, más de 2.500 vehículos y 60 aviones cisterna en alerta para un rápido despliegue en caso de ser necesario.

Diogo Dias, de 21 años y miembro de la brigada de bomberos de Proença a Nova, murió el sábado en "un accidente de tráfico en el contexto de la lucha contra un incendio que estalló en Oleiros", dijo un vocero de la Protección Civil, y agregó que otras siete personas resultaron heridas durante el incidente. 

Con las medidas adoptadas, las autoridades intentan evitar que la situación se salga de control como sucedió en el 2017, cuando entre los meses de junio a octubre las llamas devastaron el centro de Portugal dejando un saldo de 114 fallecidas.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.