Saltar al contenido principal

México: la lucha libre está de luto… y en crisis

'Tiger Casas' cree que si el panorama no se compone, no sabrá de "dónde poder subsistir".
'Tiger Casas' cree que si el panorama no se compone, no sabrá de "dónde poder subsistir". © France 24
4 min

Más de una treintena de legendarios luchadores ha perdido la vida a causa del Covid-19 y muchos gladiadores están en condiciones precarias al no tener ingresos durante varios meses por la pandemia. 

Anuncios

El mundo de la lucha Libre está de luto. Este espectáculo deportivo, uno de los más populares y tradicionales en México, ha perdido a una treintena de sus grandes ídolos durante la pandemia de Covid-19, la mayoría de ellos fallecidos por complicaciones derivadas del contagio del nuevo coronavirus.

Atletas legendarios como 'El Matemático II', 'El Audaz', 'El Musulmán', 'Mohawk', son solo algunos de los atletas que perdieron la batalla contra el enmascarado más temible, el SARS-CoV-2.

Pero además, la crisis económica derivada de la pandemia le está aplicando un candado al cuello al gremio. Si un gladiador no lucha, no gana. “La situación en la lucha libre está crítica. Está muy mal, muchos luchadores no tenemos ni para comer”, lamenta 'El Fantasma', presidente de la Comisión de Lucha Libre de la CDMX, en entrevista con France 24.

El legendario luchador, de traje y máscara lilas, ha conseguido que algunas fundaciones donen medicinas para los dolidos héroes de las multitudes, así como despensas para ayudarlos en esta difícil situación económica, en la que las arenas están cerradas y no se ve para cuándo puedan volver a recibir al público.

Luchadores de distintas edades y trayectorias se forman disciplinadamente en las oficinas de la Comisión para recibir analgésicos, inhaladores, desinflamatorios… 

"Claro que nos ha afectado de manera mental"

La situación tiene contra las cuerdas a los luchadores también en el terreno anímico. Para 'Tiger Casas', quien ha triunfado en arenas de Estados Unidos, Francia y Japón, es “un momento complicado, porque estábamos acostumbrados a nuestras actividades día a día, de ir al gimnasio, de tomar un vuelo, de ir a Estados Unidos y volver, llegar a Tijuana y luchar, bajar de Tijuana a Ciudad de México y presentarnos… claro que nos ha afectado de manera mental”.  

El enmascarado felino señala que hay muchos que se dicen luchadores pero que en realidad no viven de arriesgar el físico en el cuadrilátero. Su principal ingreso viene de otras actividades y toman la lucha como un complemento.

“Pero de verdad, si te quieres decir que eres un luchador en toda la extensión de la palabra, la lucha libre debe ser tu ingreso, tu moneda principal. Yo soy un luchador que me pude prevenir, afortunadamente, para cualquier eventualidad, pero va a llegar un momento en que si esta pandemia no se compone, no sabré de dónde poder subsistir”.

Una crisis que ha impactado a todos los que vivían alrededor de la práctica 

La parálisis que vive la lucha Libre afecta no solo a los gladiadores. Se han quedado sin empleo todos los que trabajan en las arenas, los acomodadores de asientos, la gente de luces, de producción, los que jalan los cables, los que venden en taquilla, los que venden souvenirs.

A diferencia de otros deportes, que se han podido llevar a cabo a puerta cerrada y sin público, en la lucha Libre es indispensable la interacción con los aficionados. Las arengas, los gritos eufóricos y hasta los populares insultos.

“Porque la lucha libre es un deporte de masas. Yo no me imagino una Arena México vacía, teniendo una función a puerta cerrada”, comenta en entrevista Christian Cymet, historiador de la lucha Libre y el más importante coleccionista de la parafernalia luchística.

“Creo que sí es muy triste para la Lucha Libre lo que estamos viviendo en esta pandemia. Es triste para los luchadores, porque no tienen un medio de sobrevivir. También es muy triste para los aficionados, ¿por qué?, pues porque también era un desahogo el ir a las gradas y sacar todo el estrés del trabajo, del trajín de la semana”, comenta Cymet.

La pandemia de Covid-19 no cede y cada día se confirman más contagios en el país, por lo que falta mucho para que los aficionados puedan desgarrar sus gargantas ante las patadas voladoras y los duelos 'Máscara vs. Cabellera'.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.