Saltar al contenido principal

Piñera opta por un gabinete de derecha más dura ante plebiscito Constitucional

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, encabeza la ceremonia de cambio de gabinete, el 28 de julio de 2020 en Santiago
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, encabeza la ceremonia de cambio de gabinete, el 28 de julio de 2020 en Santiago Handout Presidencia de Chile/AFP
4 min
Anuncios

Santiago (AFP)

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, recurrió a la derecha más dura en un nuevo cambio de gabinete anunciado este martes, con miras a enfrentar las siete elecciones previstas en los próximos 20 meses, a partir de octubre cuando se realice un referéndum Constitucional.

Piñera concretó el quinto cambio de gabinete desde que asumió su segundo mandato en marzo de 2018, con el nombramiento de seis nuevos ministros.

Los cambios incluyen a las carteras de Interior y de Relaciones Exteriores, que quedaron respectivamente en manos de los exsenadores Víctor Pérez y Andrés Allamand, quienes se han declarado partidarios del "Rechazo" en el plebiscito del próximo 25 de octubre.

Pérez es considerado un ferviente partidario de la línea ultraderechista chilena.

El referéndum, planteado como uno de los caminos de salida para destrabar la crisis social que estalló en Chile el 18 octubre del año pasado, los chilenos deben decidir si "Aprueban" o "Rechazan" cambiar la Constitución que se mantiene como herencia de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

"Convoco a este nuevo gabinete y a todo 'Chile Vamos' (la coalición de gobierno) a emprender una nueva etapa con un espíritu constructivo", dijo el presidente Piñera.

La ceremonia de juramentación de los nuevos ministros se hizo cinco días después de la dura derrota que Piñera sufrió en el Congreso tras la aprobación de una reforma que permite el retiro anticipado de los fondos de pensiones, que contó con votos de parlamentarios de la coalición a la que ahora intenta alinear y que asestó un duro golpe a uno de los pilares del modelo económico chileno implantado en la dictadura.

El cambio de gabinete incluyó también el ingreso del exdiputado y presidente del partido Renovación Nacional, Mario Desbordes, como ministro de Defensa, y del exdiputado Jaime Bellolio como ministro secretario general de Gobierno o vocero oficial, quien recientemente asumió un cambio de postura hacia el "Rechazo".

"Este es un gabinete mucho más duro; un gabinete de trinchera muy conservadora, muy cercano al pinochetismo", dijo a la AFP Pamela Figueroa, académica y politóloga de la Universidad de Santiago.

"En el gabinete están ahora las principales figuras del 'Rechazo', lo cual también representa una posición de tratar de ordenar a toda la derecha detrás de esta opción", agregó esta especialista, de cara a la crucial consulta que debió ser pospuesta en abril debido a la pandemia de coronavirus.

A tono con las demandas sociales de la clase media y más pobre, muy golpeadas por la crisis, creció en respaldo popular al plebiscito y un 71% se inclina por aprobar una nueva constitución, según la encuestadora Cadem.

- Un Halcón -

En el Congreso desde 1989 y designado como alcalde de la cuidad Los Ángeles (sur) entre 1981 y 1987 por la dictadura de Pinochet, Pérez es miembro de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI).

Reemplaza en el cargo a Gonzalo Blumel, de 41 años, quien fue designado diez días después de que estallaron las protestas sociales, con un perfil más dialoguista y miembro de Evópoli, el partido político más nuevo y liberal de la coalición de gobierno, que ahora prácticamente salió del gabinete.

"Víctor Pérez es del ala dura, un halcón, un fanático del 'Rechazo'; va a ser una dificultad para el entendimiento con la oposición un hombre con su perfil", advirtió Fuad Chahín, presidente el opositor partido Democracia Cristiana.

En tanto, el nuevo canciller, Andrés Allamand, un experimentado político y exsenador de Renovación Nacional, reemplazó a Teodoro Ribera, de posturas más moderadas. Apenas hace una semana, Allamand había llamado a Piñera a "dar un golpe de timón".

"Este es un cambio de gabinete que puede incorporar nuevas miradas y esa diversidad puede ayudar", planteó por su parte Jacqueline van Rysselberghe, presidenta de la UDI.

Sin embargo los sondeos muestran una distancia cada vez mayor entre los objetivos del gobierno y su ciudadanía. La última encuesta Cadem también reveló esta semana que el rechazo a Piñera subió a 78%, en tanto 92% está de acuerdo con la reformar del sistema de pensiones, que permite un retiro anticipado del 10% de los fondos.

En tanto, Karla Rubilar pasó de la vocería de Gobierno al ministerio de Desarrollo Social, que ocupaba Cristián Monckeber, quien pasó a ocupar la secretaría general de la Presidencia.

"Son muchos y exigentes los problemas que debemos enfrentar, los desafíos que debemos asumir y las oportunidades que debemos impulsar", dijo Piñera sobre el escenario que enfrenta en los 20 meses que le quedan de gobierno.

En este plazo se prevén siete elecciones, entre ellas la presidencial de noviembre de 2021, en un ambiente social crispado tras la serie de reivindicaciones sociales abiertas desde octubre del año pasado, agravado por la pandemia que ha golpeado con dureza a Chile.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.