Saltar al contenido principal

La economía de la Eurozona se contrae en un 12,1 % en el segundo trimestre de 2020

Para sacar a las economías de la recesión, Bruselas ofrece préstamos a gran escala en los mercados para financiar su plan de estímulo de 750 mil millones de euros.
Para sacar a las economías de la recesión, Bruselas ofrece préstamos a gran escala en los mercados para financiar su plan de estímulo de 750 mil millones de euros. © Philippe Huguen / AFP
Texto por: Natalia Plazas
5 min

Los bloqueos en las actividades empresarial, industrial y comercial y las limitaciones en el consumo impuestos por la pandemia causaron un desplome histórico en la economía de la eurozona en el segundo trimestre del año. España, Portugal, Francia e Italia son los países más duramente afectados.

Anuncios

La economía de los 19 países de la eurozona se contrajo en un devastador 12,1% durante el segundo trimestre de 2020 en medio de los bloqueos nacionales para frenar el avance del virus. Se trata de la mayor caída de la historia del bloque, que supera incluso a la registrada en EE. UU., de un 9,5%.

España fue el país más afectado con una caída del 18,5% en el período abril-junio; seguido por Portugal, con un 14,1%; Francia, con casi un 14% e Italia, con un 12,4%. Pero aunque estos fueron los países con afectaciones más notorias, ninguna nación del bloque escapó a las pérdidas.

"Todo el crecimiento del PIB visto en la década 2010-2019 se ha eliminado en cinco meses", dijo Marc Ostwald, economista jefe de ADM Investor Services International. En el caso de Italia, los economistas señalan que se han revertido unos 30 años de crecimiento.

La Unión Europea afronta en bloque la crisis con varias de sus economías fuertemente golpeadas

Para contrarrestar la recesión, los Gobiernos europeos han pactado medidas de estímulo masivas tanto a nivel nacional como en bloque. Los líderes de la Unión Europea acordaron un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros apoyado por préstamos comunes para incentivar la recuperación a partir de 2021.

Desde el inicio de la crisis los países europeos han desplegado programas para mantener a flote a las empresas y a los trabajadores pagando sus salarios de las arcas del Estado durante el bloqueo y el Banco Central Europeo ha inyectado 1.350 millones de euros a la economía común a través de la compra de bonos.

Los líderes de la Unión Europea participan en la primera cumbre de la UE cara a cara, tras el brote por coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 17 de julio de 2020.
Los líderes de la Unión Europea participan en la primera cumbre de la UE cara a cara, tras el brote por coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 17 de julio de 2020. © François Lenoir / Reuters

La contracción en España es la peor caída desde que la agencia nacional de estadísticas del país inició la recopilación de datos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió con los Gobiernos regionales para abordar el tema de la reconstrucción de la economía y comenzar a trazar un plan de inversión del presupuesto de la Unión Europea.

A mediados de marzo, el país mediterráneo inició una cuarentena que duró más de tres meses, uno de los bloqueos más estrictos impuestos a nivel mundial, en el que se detuvo casi al mínimo la actividad económica del país en medio de una fuerte ola de contagios de coronavirus que llevó al límite al servicio sanitario durante semanas.

El PIB francés sufrió una caída histórica en el segundo trimestre del año

En Francia la caída del 13,8% entre abril y junio refleja el impacto del bloqueo de dos meses. La pandemia ha generado tal repercusión en los índices de desempleo y en la producción industrial que el Gobierno está rechazando la posibilidad de otro bloqueo nacional a medida que las infecciones aumentan nuevamente.

La economía de Francia, la segunda más importante de Europa, ya se venía reduciendo en el último trimestre de 2019, antes de que la pandemia de coronavirus golpeara con fuerza el país, por lo que este segundo trimestre de 2020 se convierte en el tercero en que el PIB francés se contrae, acentuando una recesión económica en el país galo.

Varios empleados trabajan en la cadena de montaje de la fábrica de automóviles Smart situada en Hambach, al este de Francia, el 30 de julio de 2020.
Varios empleados trabajan en la cadena de montaje de la fábrica de automóviles Smart situada en Hambach, al este de Francia, el 30 de julio de 2020. Frederick Florin AFP

El Instituto Nacional de Estadística y de Estudios Económicos, Insee, informó este 31 de julio que el punto más bajo se produjo en abril, cuando solo los trabajadores considerados esenciales podían acudir a sus labores e informó que la recuperación inició en mayo, momento en que las autoridades comenzaron a aliviar las restricciones.

Según las cifras reveladas por Insee, la industria de la construcción fue una de las más afectadas en Francia, ya que los puestos de trabajo permanecieron inactivos y los trabajadores se vieron obligados a quedarse en casa durante meses. El instituto también remarcó la caída del gasto familiar en un 11 % tras una contracción del 5,8% en el primer trimestre.

El comercio también salió resentido, ya que los cierres globales bloquearon vuelos, cerraron fronteras y fábricas y llevaron al sector del transporte al caos, especialmente al aéreo. Las importaciones francesas, que ya cayeron un 5,5% en el primer trimestre, se redujeron aún más en el segundo trimestre, a un  17,3%.

El daño a las exportaciones fue aún más pronunciado, con un 25,5% en el segundo trimestre, después de caer un 6,1% en el primer trimestre.

Por su parte, Alemania, la economía más grande de Europa, reportó una caída del 10,1% durante el segundo trimestre, marcada por un colapso de sus exportaciones. La pérdida de Alemania también fue la mayor desde que las cifras de crecimiento trimestral comenzaron a compilarse en 1970, según informó la agencia oficial de estadísticas del país.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.