El Estado Islámico golpea a Afganistán con un atentado bomba frente a una cárcel

Humo sobresale entre los tejados, tras un ataque entre las fuerzas de seguridad afganas y kamikazes, en Jalalabad, el 31 de julio de 2018. Imagen de archivo.
Humo sobresale entre los tejados, tras un ataque entre las fuerzas de seguridad afganas y kamikazes, en Jalalabad, el 31 de julio de 2018. Imagen de archivo. © Noorullah Shirzad / AFP

Un atentado suicida con coche bomba y otras dos explosiones provocaron el caos en una prisión afgana de Jalalabad. El ataque, reivindicado por el grupo Estado Islámico, dejó al menos tres fallecidos y 24 heridos, además de una serie de combates en el exterior del complejo, del que se escaparon hasta 50 reos.

Anuncios

El grupo Estado islámico se adjudicó este 2 de agosto el caos en una prisión de la ciudad afgana de Jalalabad, al perpetrar un atentado con coche bomba en la entrada de una cárcel. Junto con la explosión, que se desarrolló mediante un terrorista suicida y que fue seguida de otras más pequeñas, se unieron varios miembros de este grupo, que entraron en combates con las fuerzas armadas.

Este atentado acontece tan solo un día después de que las fuerzas gubernamentales del país anunciasen la captura de un comandante de alto rango del Estado Islámico en Afganistán.

Hasta el momento, las autoridades afganas tan solo han informado del fallecimiento de tres personas y 24 heridos. Si bien, es probable que el número aumente tras otros combates, propiciados por la explosión. En el informe, las autoridades describen la situación de caos en la cárcel, de la que han huido hasta 50 reos.

Jalalabad es la capital de la provincia de Nangarhar, localización donde el Estado islámico tiene mayor presencia dentro del país. Durante las últimas semanas ha sido este grupo el que se ha atribuido la mayoría de los atentados. A ellos se les acusa de otro atentado suicida del jueves pasado, que dejó nueve personas muertas.

De acuerdo a estimaciones de Naciones Unidas, en suelo afgano habría unos 2.200 miembros del Estado Islámico en activo.

Los talibanes niegan la autoría de lo sucedido

El grupo talibán, otro de los grupos armados con presencia en Afganistán, negó la autoría de lo sucedido y condenó el ataque. Este grupo está actualmente en un alto el fuego con el Gobierno, debido a la festividad musulmana del Eid al-Adha.

El portavoz político de los talibanes, Suhail Shaheen, defendió ante la agencia de noticias The Associated Press que "tenemos un alto el fuego y no estamos involucrados en ninguno de estos ataques en ninguna parte del país".

Los talibanes están enfrentados al Gobierno central afgano, pero también están en guerra con el Estado islámico, con quien a menudo mantienen combates. En los últimos meses, la posición del grupo talibán ha sido de más acercamiento al diálogo y menos atentados, aún cuando el alto el fuego con el Gobierno finaliza este lunes 3 de agosto.

Los esfuerzos por iniciar las conversaciones de paz entre los talibanes y el Gobierno de Kabul se han estancado después de que los talibanes y los Estados Unidos firmaron un acuerdo en febrero, en un intento de elaborar un plan para poner fin a décadas de guerra en Afganistán.

Ese acuerdo fue alcanzado para permitir que Estados Unidos finalice su participación de 19 años de guerra en el país, y hace un llamado a los talibanes para garantizar que su territorio no sea utilizado por grupos terroristas. También se espera que el acuerdo garantice la participación total de los talibanes en la lucha contra el Estado Islámico.

Un informe de la ONU asegura que durante los primeros seis meses de 2020 se registraron 17 ataques con fallecidos perpetrados por el Estado Islámico en Afganistán, frente a los 97 del mismo periodo del año pasado. En total, 1.282 personas han sido asesinadas en atentados y 2.176 resultaron heridas en lo que va de año.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24