Al menos 38 muertos deja ataque del grupo Estado Islámico a una prisión en Afganistán

Varios soldados afganos durante una redada en Jalalabad el 3 de agosto de 2020 tras la muerte de al menos 20 personas luego de un ataque del grupo Estado Islámico en una prisión.
Varios soldados afganos durante una redada en Jalalabad el 3 de agosto de 2020 tras la muerte de al menos 20 personas luego de un ataque del grupo Estado Islámico en una prisión. © Noorullah Shirzada / AFP

Este 3 de agosto las autoridades afganas elevaron a 38 la cifra de fallecidos y a 50 la de heridos tras el ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico en una prisión de la provincia de Nangarhar. Cerca de 338 prisioneros siguen desaparecidos.

Anuncios

Al menos 38 personas perdieron la vida y 50 más resultaron heridas tras el registro de un ataque perpetrado por el grupo Estado Islámico (EI) el 2 de agosto en una prisión de la provincia afgana de Nangarhar.

De acuerdo con los datos entregados a través de un comunicado oficial por Attaullah Khogyanai, el portavoz del gobernador provincial, el atentado inició la tarde del domingo a las 18:30 (hora local) y, hasta el mediodía del lunes todavía no había sido completamente controlado por parte de las fuerzas de seguridad. 

"Entre los 38 muertos hay 9 atacantes y el resto son civiles, miembros de las fuerzas de seguridad y varios reos (...) La operación de limpieza aún continúa tanto en la prisión como en un edificio cercano", señaló Khogyanai. 

El ataque comenzó con la detonación de un vehículo que fue cargado con explosivos y ubicado cerca a la cárcel de Jalalabad. Luego de su estallido, un grupo de asaltantes ingresó al centro penitenciario y tomó control de la estructura. 

Con el objetivo de lograr identificar y retirar por completo los materiales explosivos que pudieron haber sido ubicados por los asaltantes de la prisión en las últimas horas, los agentes desplegados para atender la emergencia iniciaron una operación especial de limpieza. 

Poco después de que el coche bomba explotara, se presentaron al menos tres enfrentamientos entre los miembros del grupo atacante y las fuerzas de seguridad local.

Familias vecinas de la prisión fueron evacuadas 

La detonación puso en estado de alerta a las familias que residen en los alrededores de la prisión, por lo que los oficiales encargados del manejo del asalto pusieron en marcha acciones de evacuación de los residentes más próximos al centro de reclusión.

"Las fuerzas de seguridad se mueven lenta y cuidadosamente para despejar el edificio piso por piso, habitación por habitación, para proteger a los posibles civiles atrapados", afirmó Khogyanai en referencia a un edificio en el que se escondió uno de los asaltantes del grupo EI. 

Al momento del ataque, 1.793 reclusos permanecían al interior de la cárcel, 1.025 fueron recapturados por las fuerzas de seguridad cuando intentaban escapar y 430 fueron retenidos por los miembros del EI en la prisión. 

Sobre el paradero de los 338 prisioneros restantes, el portavoz del gobierno provincial precisó que todavía se desconoce y que adelantan labores de rastreo para ubicarlos nuevamente. 

El ataque llega 24 horas después de la muerte de jefe de inteligencia del EI

Ante el hecho, el general Muhammad Yasin Zia, jefe del Estado Mayor del Ejército afgano, se desplazó hasta Jalalabad para llevar a cabo una evaluación exhaustiva de lo ocurrido en la cárcel en la que estaban recluidos varios talibanes. 

El ataque fue perpetrado tan solo 24 horas después de que los servicios de inteligencia de Afganistán confirmaran que habían matado a Assadullah Orakzai, un prominente líder de inteligencia del EI, en medio de una operación especial realizada el sábado en Jalalabad. 

Assadullah Orakzai era de procedencia paquistaní y se le atribuía la gestión y planeación de varios atentados del grupo contra ciudadanos de la nación.

Este domingo se cumplió la tercera y última jornada de cese el fuego que había sido anunciada tanto por el Gobierno como por los talibanes con motivo del desarrollo de la llamada "fiesta del sacrificio" (Eid al-Adha), acción que fue vista por las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos como una suerte de gesto de paz.

Con EFE, Reuters y medios internacionales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24