Saltar al contenido principal

Italia: inauguran el nuevo puente de Génova, a dos años de la tragedia

Imagen panorámica del nuevo puente Génova San Giorgio que se inaugura este lunes 3 de agosto de 2020 en Italia, casi dos años después de la catástrofe de la vieja estructura que dejó 43 muertos.
Imagen panorámica del nuevo puente Génova San Giorgio que se inaugura este lunes 3 de agosto de 2020 en Italia, casi dos años después de la catástrofe de la vieja estructura que dejó 43 muertos. © Flavio Lo Scalzo / Reuters
6 min

43 personas murieron en el colapso del puente Morandi el 14 de agosto de 2018 en Génova, Italia. Este lunes se inaugura la nueva estructura, en medio de críticas por los pocos avances del caso en materia judicial y el rezago de otras obras de reconstrucción.

Anuncios

Será un “símbolo de la nueva Italia que se levanta de nuevo”, auguró el primer ministro Giuseppe Conte, que se espera asista a la inauguración del nuevo puente 'Génova - San Giorgio' este lunes 3 de agosto.

El puente quedará abierto al público más tarde esta semana, dos años después de que la antigua estructura colapsara cobrando la vida de 43 personas, cuatro niños entre ellas, en la que fue catalogada como una de las peores catástrofes civiles de las últimas décadas en Italia. 

A la ceremonia de inauguración del nuevo puente 'Génova - San Giorgio' asistirán las principales autoridades italianas, pero no los familiares de las víctimas, con quienes se reunirá el mandatario en privado antes del evento. Y es que la celeridad de la reconstrucción contrasta con el complicado proceso de la investigación, todavía en curso con responsabilidades por definir.

Informe desde Roma: El puente San Giorgio fue inaugurado este 3 de agosto
01:00

Los señalamientos sobre la empresa Atlantia

El puente que se vino abajo el 14 de agosto de 2018 estaba bajo la administración de la concesionaria privada Autostrade per l’Italia, parte del grupo Atlantia, controlado por la poderosa familia Benetton. Los investigadores señalan a la empresa de mala administración y falta de mantenimiento a la estructura.

Luego de la catástrofe, la Fiscalía italiana abrió investigaciones contra las directivas y altos cargos de Autostrade, así como a varios funcionarios del Ministerio de Transporte. 

Para Marco Bucci, alcalde de Génova y comisionado designado por el Gobierno para la reconstrucción, este caso es un ejemplo tanto de las fallas históricas en materia de infraestructura, como de lo que se puede alcanzar con trabajo duro: “Hay un sentimiento tanto de arrepentimiento por lo que pasó y como de orgullo por el trabajo que se ha hecho”, dijo Bucci a Reuters.

Roberto Carpaneto, consejero delegado de RINA, la compañía encargada de gestionar la demolición del viejo puente como la reconstrucción del nuevo, es un genovés que ha seguido el día a día de estas obras. "Se cierran las heridas pero quedan cicatrices y nadie se va a olvidar de lo que ha sucedido. Para todos los ingenieros y trabajadores que han contribuido a esta obra -y han sido 1.150 personas- este no ha sido un proyecto normal", dijo a EFE.

Un proyecto que contrasta con la lentitud de otras obras

Desde el día en que se demolieron los restos de la vieja estructura en febrero de 2019, hasta esta inauguración del nuevo puente 18 meses después, la velocidad del proyecto sorprende en un país donde otras vías y túneles esperan ser terminados.

Las víctimas de los últimos grandes terremotos, como el de L'Aquila, en 2006, o el de Amatrice en 2016, todavía esperan la reconstrucción de sus localidades. Para muchos de ellos la construcción del nuevo puente en menos de dos años ha sido como "un milagro".

Vista del puente Morandi de Génova, Italia, un día después de que se derrumbara una de sus secciones
Vista del puente Morandi de Génova, Italia, un día después de que se derrumbara una de sus secciones Piero Cruciatti/AFP

Según Carpaneto, cabeza de la consultora RINA, la confianza y los objetivos claros, que han hecho falta en otros proyectos de infraestructura, fueron vitales para este proyecto.

Para la construcción del puente, realizado por el consorcio PerGenova, formado por las empresas Fincantieri y Salini Impregilo, se han utilizado 17.400 toneladas de acero y se han necesitado hasta 19 ascensores para trabajar, incluidos tres especiales para instalar los tramos de 100 metros cada uno y llevarlos a más de 40 metros de altura.

Con la inauguración del puente, diseñado por Renzo Piano, Génova cierra una de las heridas que dejó la tragedia, mientras los familiares de las víctimas siguen pendientes del avance en materia judicial.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.