Saltar al contenido principal

"Está podrida": Fiscal pide la disolución de la Asociación Nacional del Rifle

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, durante la conferencia de prensa en la que pidió acabar con la Asociación Nacional del Rifle en Estados Unidos, el 6 de agosto de 2020.
La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, durante la conferencia de prensa en la que pidió acabar con la Asociación Nacional del Rifle en Estados Unidos, el 6 de agosto de 2020. © Brendan McDermid / Reuters

La fiscal Letitia James presentó una demanda en la que solicita disolver la poderosa institución y acusa a varios de sus líderes de desviar millonarias sumas para uso personal. La entidad respondió que se trata de una "venganza política" en pleno ciclo electoral.

Anuncios

La Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos (NRA) es una entidad que a lo largo de la historia ha tenido un gran poder político dentro del país, sin embargo, la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, la denunció por millonarios desvíos de fondos y pidió su disolución.

En una rueda de prensa, la funcionaria aseguró que "la influencia de la NRA ha sido tan poderosa que ha impedido que nuestra nación tome medidas contra la violencia armada. Pero ha estado abusando de su poder y bajo la apariencia, la NRA está podrida con el fraude y el abuso".

La demanda acusa a la NRA como entidad pero también a su líder histórico Wayne LaPierre y a otros tres de sus directivos. La fiscal los señala de incumplir leyes estatales y federales, con lo que habrían contribuido a la pérdida de más de 64 millones de dólares de la organización en tres años.

El texto señala que estos líderes instituyeron una cultura de autogestión, mala administración y supervisión negligente ilegal, opresiva y fraudulenta en la NRA. De igual manera, que favorecieron la evasión de todos los controles internos para beneficio propio.

El documento expone también que en decenas de ocasiones los ejecutivos usaron sumas millonarias de la entidad, que es una organización sin ánimo de lucro, para uso personal en viajes familiares, vuelos privados, comidas en restaurantes, entre otros.

James señaló que la disolución de la NRA se debe dar porque ninguna organización, por más influyente que sea, puede estar por encima de la ley y añade que los cuatro directivos “básicamente saquearon” los activos de la entidad, que atraviesa importantes problemas financieros.

De igual forma, resaltó que su decisión busca impedir que los acusados puedan volver a formar parte de la junta directiva de cualquier otra organización sin ánimo de lucro en el estado de Nueva York. La denuncia es el resultado de una investigación abierta en 2019.

NRA: la demanda es un "ataque premeditado"

Ya en el pasado, la NRA había acusado a James de parcialidad y en esta ocasión destacó que la demanda es un "ataque premeditado y sin fundamento". Al mismo tiempo, indicó que la fiscal tiene motivos políticos para presentarla.

La presidenta de la asociación, Carolyn Meadows, afirmó en un comunicado que "no solo no nos alejaremos de esta lucha, sino que la confrontaremos y prevaleceremos".

De igual forma, destacó que "vamos en dirección del ciclo de las elecciones de 2020. Este es un intento claro de ganar puntos políticos y atacar a la voz que lidera (...) Esto es una toma de poder por parte de una oportunista política, un movimiento desesperado que es parte de una venganza política de alto rango".

Previamente, la NRA había presentado su propia demanda en el Distrito Norte de Nueva York, en la que aseguraba que James buscaba afectar a la entidad desde que se postuló para fiscal general en 2018. Desde entonces, según asegura la asociación, la funcionaria consideraba a la NRA como una "empresa criminal".

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.