La pandemia de coronavirus asesta un golpe a los especuladores en Irak

Anuncios

Suleimaniya (Irak) (AFP)

En el Kurdistán y en las ciudades santas chiítas de Irak, el cambio de dólares por riales iraníes era un buen negocio hasta que el nuevo coronavirus y el cierre de las fronteras con Irán asestaron un golpe a los especuladores.

Los hombres de negocios y los peregrinos iraníes, que acuden a estas regiones, suelen pagar en riales iraníes.

Y muchos iraquíes, cuya moneda no ha variado demasiado frente al dólar desde hace años (actualmente 1.250 dinares valen un dólar), se han acostumbrado a sacar provecho del valor del rial respecto al dólar, una divisa que se utiliza con frecuencia en el país.

Hasta marzo, antes del confinamiento general en Irak para intentar frenar la pandemia, un dólar valía unos 150.000 riales.

Pero ahora, el billete verde vale 250.000, explica a la AFP Amanaj Saleh, un cambista de Suleimaniya, la segunda ciudad más grande del Kurdistán iraquí, cerca de Irán.

Y los iraquíes que creían que la pandemia terminaría pronto y la moneda iraní subiría se han llevado un chasco.

- Poco turismo religioso -

Como en otros lugares, la economía iraquí se ha visto muy afectada por las consecuencias de las medidas adoptadas para detener la pandemia. Según un reciente sondeo de la oenegé International Rescue Committee (IRC), el 87% de los encuestados dijo que no podía trabajar debido al nuevo coronavirus.

Irak atraviesa su peor crisis económica de la historia reciente: el precio del petróleo -que representa casi todos los ingresos públicos- ha caído.

"Desde la aparición del nuevo coronavirus (...) las personas que ya no pueden trabajar utilizan el capital para invertirlo en la moneda iraní e intentar obtener ganancias" vendiendo después los riales, explica Saleh.

Pero, añade, entre las sanciones estadounidenses que asfixian la economía iraní y el cese del comercio oficial entre los dos vecinos, "quienes compraron riales iraníes a 200.000 riales por un dólar pueden revenderlos pero a una tasa menos interesante: 250.000 riales por un dólar".

Hazar Rahim, un comerciante de Suleimaniya, lo sabe por propia experiencia.

"Recientemente compré 5.000 millones de riales iraníes", cuenta a la AFP. "Apostaba por el mercado pero (...) en unas horas, el rial cayó y la pérdida de beneficios es de 13.000 dólares".

En el sur, en Kerbala y Nayaf, los dos grandes lugares santos del chiismo, los habitantes cuentan historias similares.

Millones de peregrinos iraníes, con los bolsillos llenos de riales, suelen proporcionar a las dos ciudades ingresos que algunos años han alcanzado el equivalente a 5.000 millones de dólares.

El sector también garantizaba cientos de miles de empleos y constituía alrededor del 2,5% del PIB, según cifras oficiales.

- Parálisis económica -

Pero ahora, con el confinamiento, los iraníes ya no llenan los comercios ni los restaurantes. Y los billetes que dejaron ya no valen gran cosa.

Porque desde la retirada unilateral de Estados Unidos en 2018 del acuerdo nuclear con Irán y el restablecimiento de las sanciones estadounidenses contra la república islámica la economía iraní se desmorona.

La epidemia de coronavirus en Irán - con más de 17.000 muertos- ha empeorado la situación del país, que ha tenido que reducir las exportaciones, lo que ha provocado una depreciación y a una fuerte subida de la inflación.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el PIB de Irán caerá otro 6% en 2020 después de perder 7,6% en 2019. La economía iraquí por su parte se espera que se contraiga casi 10% este año.

Agobiados y con la esperanza de que el rial iraní suba, decenas de iraquíes acuden al local del cambista Amanaj Saleh.

Con mascarilla pero pegados los unos a los otros, todos intentan llegar al mostrador para cambiar dólares y billetes iraníes. Esperando días mejores.