Trump dice que aprobará ayudas a inquilinos y desempleados si el Congreso no avanza

Anuncios

Washington (AFP)

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este jueves que extenderá por decreto una moratoria a los desalojos de aquellos con dificultades para pagar sus alquileres por la crisis derivada de la pandemia y ampliará también el auxilio a desempleados, si un nuevo plan de ayuda permanece paralizado en el Congreso.

"En mi partida de la Oficina Oval a Ohio, he notificado a mi equipo para continuar trabajando en una Orden Ejecutiva" sobre reducciones de impuestos a trabajadores, protecciones de desalojo, extensiones de ayuda por desempleo y opciones de pago de préstamos estudiantiles, enumeró en un tuit.

Luego dijo a periodistas en la Casa Blanca que podría firmar el decreto "probablemente mañana (viernes) por la tarde" o el sábado por la mañana, si no se llegaba a un acuerdo en el Congreso.

"Voy a hacerlo, sí, voy a hacerlo", había dicho más temprano el mandatario sobre la protección de inquilinos durante una entrevista con el conductor radial conservador Geraldo Rivera. "Lo haré con los desalojos", agregó.

Trump, que va a la zaga del candidato demócrata Joe Biden en las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de noviembre, lleva días dando señales de que podría prolongar a discreción el plan de alivio para los desalojos y también extender los beneficios de desempleo mejorados.

Esa actitud responde al sostenido fracaso de las negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso para aprobar un nuevo plan de estímulo general.

El Congreso lleva semanas discutiendo una propuesta por casi un billón de dólares de parte del Senado, donde los republicanos son mayoría, y otro paquete de 3.000 millones impulsado por los demócratas que controlan la Cámara Baja.

Trump plantea utilizar su autoridad presidencial para extender las ahora expiradas ayudas monetarias adicionales a los desempleados y la protección contra desalojos que integraban el primer paquete de estímulo por la pandemia, conocido como ley CARES.

Los republicanos insisten en reducir los subsidios semanales adicionales por desempleo a 200 dólares, en tanto los demócratas quiere mantener la cifra del plan anterior, de 600 dólares por semana.

"Todavía estamos en billones de dólares" de diferencia entre los planes propuestos por demócratas y republicanos, lamentó el miércoles Mark Meadows, jefe de Gabinete.

El control que el Congreso ejerce sobre el presupuesto arroja dudas sobre la autoridad de Trump para ordenar medidas de ese tenor, pero el mandatario republicano se ha mostrado propenso a utilizar las órdenes ejecutivas de cara a las elecciones presidenciales, en las que busca un segundo mandato.

Estudios de opinión indican que la mayoría de los estadounidenses desaprueba su gestión de la crisis sanitaria, y el daño que la pandemia ha infligido a la economía le ha privado de ostentar el leitmotiv de su campaña de reelección.