Francia determina las pautas para el regreso a las clases en septiembre

Los estudiantes de todo el país se preparan para un regreso a clases este mes de septiembre, respetando un protocolo sanitario impuesto por el gobierno francés. Imagen de archivo, 4 de septiembre de 2017.
Los estudiantes de todo el país se preparan para un regreso a clases este mes de septiembre, respetando un protocolo sanitario impuesto por el gobierno francés. Imagen de archivo, 4 de septiembre de 2017. © Xavier Leoty, AFP

El Ministerio de Educación francés dio a conocer esta semana los protocolos sanitarios en medio de la epidemia de Covid-19 para los establecimientos educativos a partir de septiembre. El distanciamiento físico dejará de ser obligatorio en primaria y secundaria, aunque no en las universidades, que reabrirán sus puertas por primera vez desde el confinamiento.

Anuncios

En Francia los estudiantes desde maternal hasta la universidad volverán a clases en septiembre. Sin embargo, las reglas no serán las mismas para los colegios y los establecimientos de educación superior.

Para los colegios se trata de un protocolo con reglas más flexibles ya que "la circulación del virus ha disminuido en todo el país", así reza el documento de siete páginas publicado esta semana por el Ministerio francés de Educación nacional. Explica además que "los datos son alentadores en cuanto al impacto de la transmisión del Covid-19 en los niños".

La guía sigue lo prescrito por el Alto Consejo de Salud pública que desde un principio busca relajar las medidas tal y como está escrito en este documento que data del pasado 7 de julio pero que solo fue dado a conocer esta semana, casi un mes después.

El distanciamiento social no será obligatorio en los colegios

Según el documento, cuando sea "materialmente imposible", el metro de distancia entre unos y otros en las aulas, talleres, bibliotecas y cafeterías deja de ser obligatorio. Sin embargo, los espacios deben estar organizados de tal manera que se pueda mantener la mayor distancia posible entre los alumnos. En los espacios al aire libre, por ejemplo, en los patios de recreación, esta queda descartada desde maternal hasta la primaria.

En preescolar, el uso de tapabocas está prohibido, en primaria solo se tendrían tapabocas a disposición en caso de que un alumno presente síntomas y sea evacuado de las instalaciones.

Las instalaciones educativas tendrán que ser ventiladas cada tres horas y los pisos y superficies desinfectados a diario. Foto tomada en un colegio de Cannes, Francia el 10 de abril de 2020
Las instalaciones educativas tendrán que ser ventiladas cada tres horas y los pisos y superficies desinfectados a diario. Foto tomada en un colegio de Cannes, Francia el 10 de abril de 2020 AFP - VALERY HACHE

 

No obstante, los estudiantes mayores de 11 años tendrán que usar mascarilla tanto en los espacios cerrados como abiertos en cada desplazamiento que realicen. En clase también deberán usarlo si la distancia de un metro no es posible y si están los unos frente a los otros o lado a lado. Los alumnos tendrán la responsabilidad de tener una reserva de tapabocas.

De hecho, la mascarilla es obligatoria para los estudiantes de secundaria, en interior como en exterior.

Las reglas para el personal

Los profesores y todo aquellos que trabajen en las escuelas y colegios deben supervisar el lavado de manos, sobre todo en primaria, que debe hacerse al llegar al establecimiento, antes de cada comida y después de ir al baño.

La mascarilla no es obligatoria para los profesores durante las clases en preescolar pero sí lo es en todos los espacios comunes en donde la distancia social no pueda ser mantenida, como en la sala de profesores.

También se levanta la limitación del cruce entre grupos de estudiantes durante el cambio de clases o en el transporte escolar. Pero cada establecimiento puede organizar como mejor le convenga las jornadas educativas aunque el Ministerio pide evitar las multitudes cuando los padres dejan o recogen a sus hijos en el colegio.

Por último, el documento hace hincapié en la limpieza y desinfección de los espacios para evitar la propagación del virus. Las superficies y los pisos deben ser limpiados al menos una vez por día y la ventilación debe ser frecuente, cada tres horas.

Se permite de nuevo, eso sí, acceder a los juegos infantiles y compartir útiles como balones, juegos, libros, lápices, entre otros.

En la universidad el uso de mascarilla será obligatorio

Las 74 universidades del país reabrirán sus puertas luego de que cerraran el pasado 16 de marzo por el confinamiento. Sus estudiantes son los únicos que no pudieron regresar a clases presenciales y tuvieron que terminar el año de manera virtual.

De acuerdo con una circular con fecha de 6 de agosto, aunque las reglas son un poco más laxas, se requiere mantener la vigilancia, ya que el virus sigue presente. Como en el caso de las escuelas y colegios, el respeto de las medidas barrera y en especial la distancia de un metro entre unos y otros debe mantenerse, dejando un asiento vacío en la medida de lo posible.

En las universidades la mascarilla será obligatoria para el regreso a clases este otoño. Foto de un estudiante usando tapabocas frente a la universidad de Bordeaux el 1 de abril  de 2020.
En las universidades la mascarilla será obligatoria para el regreso a clases este otoño. Foto de un estudiante usando tapabocas frente a la universidad de Bordeaux el 1 de abril de 2020. © Nicolas Tucat, AFP

Cada universitario y todo profesor deberá utilizar tapabocas en cada uno de sus desplazamientos y tendrá que usarlo en todo momento en las bibliotecas. Además, cada establecimiento tendrá que controlar la circulación para evitar aglomeraciones. El aforo de los anfiteatros tendrá que ser revaluado.

Todas estas reglas se aplicarán en todo los campus y en las residencias y restaurantes universitarios, que podrán instaurar horarios más flexibles.

Las clases virtuales continuarán

En la universidad las clases no serán siempre presenciales. El Ministerio recomienda revaluar el aforo de los anfiteatros. Por eso Frédérique Vidal, ministra de Educación superior, pidió a las universidades continuar con las clases magistrales a distancia para evitar que esos salones estén repletos.

En cuanto a la organización de coloquios y seminarios, estos tendrán que seguir las mismas reglas sanitarias con acuerdo previo de los decanos.

El Ministerio quiere anticiparse en caso de que la crisis sanitaria vuelva a agravarse en el país. Por eso indica que las medidas podrán reforzarse en caso de ser necesario. Pero pide también a cada establecimiento trabajar en la puesta en marcha de herramientas digitales que permitan la continuidad pedagógica para los estudiantes tanto nacionales como extranjeros.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24