Saltar al contenido principal

Médicos y enfermeros en Venezuela son detenidos y amenazados tras protestar por falta de insumos

Doce médicos y enfermeros han sido detenidos en Venezuela por reportar la falta de insumos en medio de la pandemia.
Doce médicos y enfermeros han sido detenidos en Venezuela por reportar la falta de insumos en medio de la pandemia. © Cortesía archivo particular

Doce profesionales de la salud han sido detenidos desde que inició la pandemia por exigir la dotación de insumos de protección. Miembros de los equipos médicos que trabajan en las zonas de aislamiento de pacientes con Covid-19 también han sido amenazados por contemplar la idea de renunciar. 

Anuncios

Rubén Duarte, enfermero del área de emergencias del Hospital Central de San Cristóbal, en el estado Táchira, estuvo detenido por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (GDCIM) en marzo, luego de declarar a varios medios de comunicación que él y sus compañeros necesitaban insumos médicos para trabajar. 

Funcionaros de la DGCIM acudieron a su casa y le pidieron que los acompañara para que diera explicaciones sobre lo que les había dicho a los periodistas. Duarte, voluntariamente, accedió y después de siete horas de interrogatorio fue liberado y volvió con sus familiares. 

“Fue un momento difícil para mi familia, estuve muy triste, con incertidumbre. Las autoridades se comunicaron con ellos y les dijeron que no me iba a pasar nada, que era una situación de rutina y así sucedió. Sin embargo, es muy difícil vivir esa experiencia”, sostuvo el enfermero. 

De acuerdo con Duarte, ya el gremio no podía seguir ocultando la situación y por eso decidió hacer lo que para él era correcto. “La verdad está del lado de nosotros. Tuvimos una exposición mientras trabajábamos que nos encendió las alarmas. Usábamos tapabocas de tela que no están clasificados como seguros para el trabajo que hacemos”, alegó. 

La defensa del derecho a la vida y las condiciones dignas de trabajo

Según cifras de Médicos Unidos de Venezuela, son 12 los empleados hospitalarios los que han sufrido detenciones arbitrarias durante la cuarentena por exigir medidas de seguridad para ejercer su labor. 

A pesar del mal rato que vivió con los militares, Rubén obtuvo parte de lo que exigía. "Pedimos equipos de seguridad en marzo y, cuatro meses después de que salimos a la lucha, la Cruz Roja, ACNUR, la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud, nos dieron algo de dotación", aclaró.  

El enfermero insistió en que protestar en un derecho y se dirigió a los cuerpos policiales recordándoles lo que hacen para proteger a sus hijos, familias, y esposas. "No estamos en contra de ningún sistema político, solo estamos exigiendo lo que necesitamos para trabajar, que son equipos de bioseguridad". 

Varios médicos y enfermeros reportan la falta de insumos en medio de la pandemia en Venezuela.
Varios médicos y enfermeros reportan la falta de insumos en medio de la pandemia en Venezuela. © Cortesía archivo particular

Duarte expresó que los empleados del sector salud en Venezuela trabajan por vocación. Uno como él gana cuatro dólares al mes. “Tenemos los menores salarios de América Latina. Le estamos dando una lección al mundo y al Gobierno de que, a pesar que tenemos los sueldos más bajos, nos hemos mantenido en pie de lucha. Le hacemos un llamado al Ejecutivo para que mejore nuestra situación económica, porque estamos haciendo un gran esfuerzo”, acotó. 

El secretario de Fetrasalud, Pablo Zambrano, acudió recientemente a la sede del Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) en Caracas para entregar una carta en la que piden ayuda humanitaria para el sector, así como el cese a la persecución de médicos y enfermeras que reclaman implementos de bioseguridad. 

“Desde que comenzó la cuarentena han fallado los insumos. Hay persecución. Si levantamos la voz, nos aplican la ley de instigación al odio. Esto tiene que acabar. En un país en el que existe tanta calamidad y crisis, la manera de desahogarnos es ejerciendo el derecho a la protesta”, resaltó. 

También hizo hincapié en las malas condiciones salariales y en las precariedades que sufren para poder llegar a sus puestos de trabajo. Un ejemplo es hacer intercambios para conseguir dinero en efectivo, que casi no existe en el país. “Los trabajadores a veces tienen que cambiar un paquete de arroz, o de pasta, por efectivo, para conseguir el costo de los pasajes y presentarse en su turno”. 

Como un alivio a la precariedad de insumos, esta semana la Corporación Andina de Fomento (CAF) donó 750 mil dólares, de los cuales el 70% se han destinado a la compra de insumos para la realización de 50.000 prueba moleculares, y el resto para dotar de equipos de bioseguridad a 31 hospitales. 

Trabajadores del área COVID amenazados si renuncian 

Karina Suárez, doctora del mismo hospital donde trabaja Rubén, acudió a la Fiscalía de San Cristóbal el 15 de julio para denunciar que el personal de salud que se encuentra trabajando en el área de aislamiento por Covid-19 estaba siendo amenazado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), y puestos a órdenes del Ministerio Público si llegaban a renunciar a sus cargos en el centro asistencial. 

Estas amenazas fueron hechas por el cuerpo policial luego de que varios médicos y enfermeras señalaran que iban a renunciar por la falta de material de bioseguridad para el personal que atiende pacientes contagiados con coronavirus. 

“Tenemos deberes, pero también tenemos derechos, no es posible que nos tengan amedrentados. Estamos en pleno derecho de exigir que nos den nuestros materiales de seguridad, que nos mejoren las condiciones, y no por eso tenemos que ser perseguidos”, expresó Suárez. 

Después de esta denuncia y de un par de meses de protestas, ya cuentan con algo de equipamiento, pero aún no en las cantidades necesarias. Hay un acuerdo entre colegas médicos, se trata de no entrar a ver a los pacientes si les falta alguno de los suministros necesarios para atender a un contagiado con Covid-19. Sin recursos se contaminarían ellos y sus familiares. 

Doce médicos y enfermeros han sido detenidos y amenazados en Venezuela por reportar falta de insumos en medio de la pandemia.
Doce médicos y enfermeros han sido detenidos y amenazados en Venezuela por reportar falta de insumos en medio de la pandemia. © Cortesía archivo particular

“Es una situación difícil, nunca imaginé vivirla. Es una enfermedad que aún está investigación y genera miedo. El sistema de salud lo han marginado y llegó un punto en el que no podemos ver al paciente porque no haya material. No es que no queramos atender, es que si nos contagiamos no podemos trabajar”, agregó. 

Sin desconocer cuáles son sus funciones como doctora, también exige respeto por la vida de sus colegas. “Efectivamente, sabemos que tenemos una responsabilidad ética y moral con respecto a la población para atenderlos, pero sobre eso también prevalece el derecho a la salud y la vida”, dice. 

Esta práctica de coacción la están viviendo muchos trabajadores del sector, principalmente en el interior del país, según señaló Ana Contreras, la presidenta del Colegio de Enfermería de Caracas. 

“Esto es muy grave, ellos reclaman porque no pueden hacer su trabajo si no tienen las medidas de seguridad. Es un suicidio trabajar en los hospitales venezolanos”, enfatizó. 

Según Contreras, lo que las autoridades conseguirán, si siguen amenazándolos, es que el personal renuncie, porque al final tienen salarios muy bajos con los que no pueden ni comer. 

La Organización de Derechos Humanos Provea a través de las redes sociales respaldó a los empleados del sector hospitalario diciendo que están en todo su derecho a denunciar condiciones no adecuadas ni seguras de trabajo. “Alzar la voz para exigir que se cumpla la Ley Orgánica de Prevención y Medio Ambiente de Trabajo no debe generar sanciones”, recalcó.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.