Saltar al contenido principal

París hace obligatorio el uso de mascarilla en lugares públicos abiertos

París refuerza las medidas barrera imponiendo el uso de tapabocas en los sitios públicos abiertos para luchar contra un repunte de casos de coronavirus. Foto del Trocadero, el 3 de agosto de 2020.
París refuerza las medidas barrera imponiendo el uso de tapabocas en los sitios públicos abiertos para luchar contra un repunte de casos de coronavirus. Foto del Trocadero, el 3 de agosto de 2020. © Reuters / Zohra Bensemra
7 min

Por petición de la Alcaldía de París y ante el repunte de contagios de Covid-19, la mascarilla es obligatoria en unas cien calles de la capital. La medida entró en vigor este lunes 10 de agosto y estará vigente durante al menos un mes. Así, París se suma a la larga lista de ciudades francesas en tomar restricciones similares.

Anuncios

Ya sea en bicicleta, mientras corren o caminan, los parisinos mayores de 11 años tendrán que usar tapabocas en ciertos lugares públicos al aire libre de la capital. La medida entró en vigor a las 8:00 a.m. de este lunes 10 de agosto y regirá, al menos, durante un mes.

Anne Hidalgo, la alcaldesa de la capital, pidió la semana pasada al prefecto de la Policía de París que el tapabocas sea de uso obligatorio en los lugares públicos abiertos más concurridos y donde el distanciamiento físico es difícil de cumplir. La líder incluso pidió que la medida se extendiera a los jardines y parques públicos.

Las autoridades estudiaron el caso y este domingo dieron a conocer la circular y el mapa de la capital con las zonas en cuestión.

La medida afecta a los veinte cantones de París

De acuerdo con el mapa revelado por la prefectura, la nueva regla es válida en 102 calles de la capital, tanto en las peatonales como en algunas arterias muy concurridas como el bulevar de Clichy y la turística colina de Montmartre, en las faldas de la basílica del Sagrado Corazón.

Archivo: Varias personas se reúnen en Montmartre, París, el 25 de abril de 2020.
Archivo: Varias personas se reúnen en Montmartre, París, el 25 de abril de 2020. © Alain Jocard / AFP

Además de estas zonas, los muelles a orillas del Canal Saint-Martin, del canal del Ourcq y del río Sena, en donde actualmente se ha instalado una playa artificial como cada verano, también entran en la lista.

En los mercados al aire libre como el muy popular Aligre, en el cantón XI, y los mercados de pulgas en el norte de la capital y en el de Montreuil, al este, así como en cualquier venta de garaje el tapabocas también es obligatorio.

Multas de 135 euros por no usar la mascarilla en las zonas demarcadas

Según la circular de la prefectura, con fecha del 8 de agosto, se instalarán "afiches a la entrada y salida" de todas las zonas correspondientes para avisar al público y que esto permita mayor claridad.

En el documento también se advierte que el mapa de zonas puede ser modificado en función de los datos epidemiológicos.

La policía será la encargada de hacer cumplir con la imposición del tapabocas, aunque aún no se ha dado a conocer el número de efectivos encargados para esta tarea.

Según el gabinete de la alcaldesa, los primeros días serán de pedagogía, mientras los ciudadanos se familiarizan con las zonas. Sin embargo, una vez este periodo de gracia termine, se cobrarán multas de 135 euros por infringir la ley.

Medidas similares también entraron en vigor en plena ola de calor, con temperaturas superiores a los 35 grados centígrados, en los departamentos alrededor de la capital como en Seine-Saint-Denis, Hauts-de-Seine, Val-de-Marne y Val-d’Oise.

Desde hace una semana ciudades como Niza, Cannes y Toulouse, entre otras, la medida ha sido aplicada. 

La alcaldía de la capital advirtió que se vio obligada a tomar estas medidas porque los indicadores muestran que "desde mediados de julio el virus volvió a circular de manera activa en toda la región".

Cada día se diagnostican 400 casos en París

Según la Agencia regional de salud (ARS), "diariamente cerca de 400 personas dan positivo por Covid-19" y la incidencia concierne en especial a la población entre los 20-30 años. A esto se suma que la tasa de tests positivos está por encima del promedio nacional: 2,4% en la región Isla de Francia (que incluye París) contra 1,6% en todo el país.

De hecho, Nicolas Peju, director general adjunto de la ARS Isla de Francia, explicó en entrevista radial a 'France Info' este domingo que "estamos en el inicio de un rebote de la epidemia" y que para evitar una segunda ola se debe "tomar conciencia para reforzar todas las medidas de prevención para invertir la tendencia en los próximos días".

Los parisinos no tendrán más remedio que ponerse la mascarilla en interiores, medida que rige desde el 21 de julio pasado, y ahora en exteriores.

La reticencia es minoritaria, de acuerdo con un sondeo realizado por el instituto Ifop y publicado este fin de semana por el semanario 'JDD' pues el 64% de los franceses apoyan el uso obligatorio de tapabocas en lugares públicos al aire libre para lograr frenar la epidemia. No obstante, el consenso está lejos todavía ya que el 42% de los menores de 35 años se oponen al uso de mascarilla en la calle.

En total, Francia ha confirmado más de 239.000 casos desde el inicio de la epidemia y 30.327 decesos. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.