Saltar al contenido principal

Francia toma nuevas medidas para evitar que la epidemia de Covid-19 se salga de control

El primer ministro francés Jean Castex durante una visita al hospital universitario de Montpellier, el 11 de agosto de 2020.
El primer ministro francés Jean Castex durante una visita al hospital universitario de Montpellier, el 11 de agosto de 2020. © Pascal Guyot / AFP
7 min

Durante una visita a Montpellier, el primer ministro Jean Castex indicó que la evolución de la epidemia de Covid-19 va por "mal camino" en Francia. Por ello, el político anunció el uso generalizado de la mascarilla en todo el país y la restricción de concentraciones de más de 5.000 personas hasta finales de octubre.

Anuncios

A los franceses les acaban de apretar las tuercas en plenas vacaciones. Ya lo había dicho Jean Castex, el primer ministro, hace unos días: "Nosotros estamos de vacaciones pero el virus no lo está". A pesar de las campañas para recordar las medidas barrera en radio, televisión, estaciones de tren y prensa, los franceses bajaron la guardia este verano. Así lo indican las cifras de contagios, que van en aumento. 

Castex, acompañado por Olivier Véran, encargado de la cartera de Salud, visitaron el centro hospitalario universitario CHU de Montpellier este martes 11 de agosto. Al cabo de esa visita, Castex hizo unas declaraciones en las que exhortó a los franceses, en especial a los jóvenes, a "resarcirse" pues la situación epidemiológica no va por buen camino.

Los indicadores de las últimas semanas hicieron saltar las alarmas. Castex explicó que entre finales de julio y comienzos de agosto se contabilizaban 1.000 casos por semana, pero hoy ascienden a 2.000. A esto se suma que el tope de vigilancia también fue rebasado. Este debía ser de 20 casos por cada 100.000 habitantes, pero según Castex en los próximos días alcanzará los 50 casos en algunas regiones del país.

A esto se suman los 25 nuevos focos de contagio que se detectan cada día cuando eran solo cinco hace unas tres semanas. A la par, el número de hospitalizaciones y de ingresados en unidades de cuidado intensivo también va en alza.

Estas cifras fueron objeto de un consejo de defensa que convocó el presidente Macron este martes. El primer ministro explicó que se necesita reaccionar de inmediato a nivel colectivo pues "nos exponemos a un riesgo elevado de que la epidemia repunte y que sea difícil de controlar". El Gobierno quiere sobre todo evitar que los hospitales estén de nuevo bajo tensión, una situación que "ya vivimos y que nadie quiere volver a repetir".

Mascarillas en todos los lugares públicos

De ahí que las medidas sanitarias sean reforzadas y con el fin de evitar a todo precio una nuevo confinamiento. El uso de mascarilla va a generalizarse en todos los lugares públicos del país. Para esto, el Gobierno ha pedido a las autoridades locales y a los prefectos "extender en lo posible el uso obligatorio de mascarilla en los espacios públicos".

Una medida que ya está en vigor desde el pasado 1 de agosto en ciertos lugares muy transitados de unas 330 comunas del país como Niza, Toulouse y Cannes, entre otras. En París, empezó a regir este lunes 10 de agosto en al menos 100 calles de la capital.

París hace obligatorio el uso de mascarilla en lugares públicos abiertos
01:26

Con el refuerzo de las medidas vendrá también el refuerzo de los controles, en parte de las multas, para vigilar que se cumplan las normas. Castex habló incluso del cierre temporal de establecimientos públicos que no acaten las medidas.

Las concentraciones de más de 5.000 personas, prohibidas hasta octubre

Los estadios, organizadores de eventos y salas de conciertos tendrán que esperar antes de volver a albergar grandes multitudes. Jean Castex también anunció que la prohibición de concentraciones de más de 5.000 personas seguirá vigente hasta finales de octubre.

Una medida que impactará, entre otros, las temporadas de deportes que están por comenzar. Este miércoles 12 de agosto, los organizadores de la Media Maratón y de la Maratón de París, que debían correrse en noviembre, anunciaron su cancelación.

Este límite del aforo debía levantarse el próximo mes de septiembre. Sin embargo, el jefe del Gobierno galo explicó que hay "posibilidad de que los prefectos deroguen la medida si se verifica un estricto respeto de los protocolos sanitarios".

Según cifras de Salud pública, en la última semana se realizaron en Francia 525.887 test PCR y 8.203 de ellos resultaron positivos. Aunque la cantidad de pruebas es satisfactoria, Castex espera mejorar el acceso a las pruebas sobre todo para aquellas personas que presentan síntomas de Covid-19. Para eso, se crearán "circuitos específicos" en todo el país para evitar plazos muy largos "a veces incompatibles con una atención (del paciente) adaptada y rápida".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.