Central sindical de Bolivia anuncia tregua hasta las elecciones

Anuncios

La Paz (AFP)

La Central Obrera Boliviana (COB) anunció este viernes una pausa en los cortes de rutas que causaban escasez de insumos médicos en plena pandemia, tras la aprobación de una ley que fijó para el 18 de octubre las elecciones generales.

La decisión es "darle un cuarto intermedio (pausa) al conflicto a nivel nacional hasta el 18 de octubre", fecha de los comicios presidenciales y legislativos, dijo el líder de la COB, Carlos Huarachi, cuya organización es afín al expresidente izquierdista Evo Morales (2006-2019).

"Instruimos a los movilizados para verdaderamente pacificar (el país), porque somos pacificadores, para evitar enfrentamientos y fallecidos", agregó en rueda de prensa.

La COB y otros movimientos de campesinos e indígenas afines a Morales protestaban por los tres aplazamientos que han tenido los comicios a raíz de la pandemia, pues estiman que perjudican al candidato izquierdista Luis Arce.

Originalmente la votación fue convocada para el 3 de mayo y luego fue movida para la primera semana de agosto, después para el 6 de septiembre y finalmente para el 18 de octubre.

Las elecciones de este año reemplazan los cuestionados comicios de octubre de 2019, que derivaron en las protestas que condujeron a la renuncia de Morales tras casi 14 años en el poder.

Huarachi explicó que con la ley aprobada esta semana por el Congreso, dominado por el partido de Morales, y luego promulgada por el gobierno y ratificada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se garantiza que no habrán más aplazamientos.

Las protestas hicieron saltar las alarmas en el gobierno derechista interino, que temía una escalada desenfrenada de las protestas, menos de un año después de que una revuelta social sacara del poder a Morales, con un saldo de 35 muertos.

El ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, incluso había hablado esta semana de una guerra fratricida.

"Nosotros estamos tratando de evitar una guerra civil en el país", dijo Murillo sobre las manifestaciones y el deseo del gobierno de no recurrir a las fuerzas policiales y militares.

El izquierdista Arce encabeza los sondeos de intención de voto, por delante del expresidente centrista Carlos Mesa y la mandataria derechista interina Jeanine Áñez.

- "Que renuncie la señora Áñez" -

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, dijo que los puntos de bloqueo habían disminuido, desde 170 el domingo, a unos 80.

"Confiamos en la posición razonable, humana y democrática de los dirigentes" para suspender las protestas y que "de forma progresiva se vaya levantando la medida de presión", expresó.

Los cortes de carreteras persistían este viernes principalmente en los departamentos de La Paz, Oruro (oeste), Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este).

En la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, la segunda más poblada del país y bastión electoral de Morales, los bloqueos se mantendrán, según adelantó el líder aymara radical Felipe Quispe Huanca.

"Nosotros vamos a continuar hasta que renuncie la señora Áñez", dijo Quispe, quien intentó dirigir una guerrilla urbana en la década de 1990.

Los cortes de rutas afectaron el transporte y distribución de oxígeno medicinal para pacientes con covid-19 en hospitales y alimentos para las ciudades.

La pandemia ha dejado en Bolivia a 96.459 contagiados y 3.884 muertos, en una población de 11 millones.

- Explosión y detenidos -

La sede de la COB sufrió la noche del jueves una explosión que no dejó víctimas, según denunció el dirigente Boris Vila.

"Es un atentado, eso lo vamos a denunciar contra las instancias que correspondan, jamás la Central Obrera Boliviana ha ido a atentar contra nadie", dijo.

Horas después, el viceministro Santamaría informó de la detención de seis personas, a quienes se les decomisaron cartuchos de dinamita y una granada de gas. Los individuos pasaron a manos de la fiscalía.