Belarús: cientos de manifestantes rindieron homenaje a las víctimas en las protestas

Cientos de ciudadanos rinden homenaje a un manifestante que murió en una protesta contra los resultados de las elecciones presidenciales en Minsk, Belarús, el 15 de agosto de 2020.
Cientos de ciudadanos rinden homenaje a un manifestante que murió en una protesta contra los resultados de las elecciones presidenciales en Minsk, Belarús, el 15 de agosto de 2020. © Vasily Fedosenko / Reuters

En el sexto día de protestas contra el presidente Alexander Lukashenko tras las elecciones que le dieron la victoria el 9 de agosto, cientos de ciudadanos rindieron homenaje a quienes han perdido de la vida en medio de las movilizaciones. Durante la jornada, el mandatario tuvo un acercamiento con su homólogo Ruso, Vladimir Putin.

Anuncios

Cientos de personas se reunieron este 15 de agosto en Minsk después de que la líder opositora y candidata presidencial, Svetlana Tikhanovskaya, exiliada desde el martes en Lituania, instara a los manifestantes a continuar con las protestas desatadas en el país tras las elecciones del pasado 9 de agosto. 

Las multitudinarias movilizaciones se desataron en la nación al conocerse los resultados de los comicios, tachados por la oposición de fraudulentos, tras una campaña electoral marcada por el encarcelamiento de los principales opositores y el exilio de otros. 

Lukashenko, quien lleva 26 años en el poder, obtuvo la victoria en las elecciones con el 80% de los votos, según los datos entregados por el órgano electoral del país, que le otorgó a Tikhanovskaya un 9,9% de los votos. La oposición, sin embargo, ha instado al poder a reconocer a la joven opositora como la verdadera ganadora de la contienda. 

Los llamados a manifestarse contra la violencia y el fraude se han multiplicado en Bielorrusia, desde la reelección del presidente Alexander Lukachenko.
Los llamados a manifestarse contra la violencia y el fraude se han multiplicado en Bielorrusia, desde la reelección del presidente Alexander Lukachenko. © Sergei Gapon / AFP

Tras casi una semana de protestas, este sábado una gran multitud se congregó cerca de la estación de metro Pushkinskaya, en la capital, en honor a un manifestante que murió allí en medio de la represión policial contra los participantes en las movilizaciones, que ha dejado al menos dos fallecidos y cerca de 300 heridos.

Además, a lo largo de la semana, se han producido unos 7.000 arrestos. Muchos de los ciudadanos que han sido puestos en libertad han denunciado haber sido sometidos a torturas y palizas en los centros de detención, y han exhibido a los medios de comunicación las marcas dejadas por los maltratos.

En medio del descontento social, Lukashenko se acerca a Putin 

Durante la jornada, el Gobierno ruso informó de una llamada telefónica entre el presidente bielorruso y su homólogo Vladimir Putin, en la que ambos expresaron su voluntad de que haya "pronto un arreglo de todos los problemas".

Lukashenko, quien afronta una ola de desaprobación sin precedentes por la crítica situación económica que vive el país tras su alejamiento de Rusia, principal protector económico, así como por una prácticamente nula gestión de la pandemia, ha culpado a otros países, incluido Rusia, de estar instigando malestar en la población. 

Antes de mantener la llamada con Putin, el mandatario biolorruso aseguró que las protestas en su país podrían afectar también a Rusia. 

Tanto Rusia como China felicitaron a Lukashenko por su victoria en las urnas, una postura muy diferente a la que adoptó la Unión Europea, que este 14 de agosto anunció sanciones contra varios funcionarios bielorrusos a los que se les acusa de haber falsificado los resultados de los comicios presidenciales. 

Los observadores internacionales consideran que, desde el año 1995, la nación no ha llevado a cabo unos comicios libres y justos. 

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24