Saltar al contenido principal

Adiós a Mercedes Barcha, el amor eterno de Gabriel García Márquez

El escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, junto a su esposa, Mercedes Barcha, el 7 de diciembre de 1982, en el Aeropuerto de Estocolmo.
El escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, junto a su esposa, Mercedes Barcha, el 7 de diciembre de 1982, en el Aeropuerto de Estocolmo. © Juan Collsioo / AFP
3 min

La viuda del escritor colombiano y ganador del Premio Nobel de Literatura murió este sábado 15 de agosto en Ciudad de México, seis años después del fallecimiento de su amor eterno, el autor de 'Cien años de soledad'. 

Anuncios

Murió la cómplice del escritor. Mercedes Barcha Pardo, la viuda del colombiano Gabriel García Márquez, cerró por última vez sus ojos a los 87 años este sábado 15 de agosto en la capital de México y partió al encuentro con su amor eterno, el autor de 'Cien años de Soledad'.

Seis abriles después del fallecimiento de su esposo, quien en 1982 ganó el Premio Nobel de Literatura y la describió en vida como el apoyo clave en la construcción de su obra, 'Meche', como la llamaba, dejó la soledad de la tierra. 

La de ellos fue una relación basada en la confianza. Un amor que inició desde niños y que les duró hasta la muerte. Se casaron el 21 de marzo de 1958 en Barranquilla, la ciudad costera del norte de Colombia en la que Gabo inició su carrera como reportero. Tuvieron dos hijos: Rodrigo y Gonzalo. Un romance infranqueable, una historia digna de contar. 

Su muerte se produjo en la ciudad en la que continuó viviendo aún después del deceso de Gabo y se dio a consecuencia de problemas respiratorios. 

El fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, junto su esposa, Mercedes Barcha, el 11 de diciembre de 1982 en Estocolmo.
El fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, junto su esposa, Mercedes Barcha, el 11 de diciembre de 1982 en Estocolmo. © AFP

De sonrisa amplia y ojos brillantes, la mujer que apoyó al autor para que se encerrara a escribir su texto cumbre durante 18 meses sin preocuparse por el sostenimiento del hogar que habían formado, murió en medio de una pandemia que a su amado le habría gustado narrar. 

Era descendiente migrantes egipcios y nació en Magangué, población del norte del territorio colombiano en la que su padre era propietario de una farmacia. 

Durante años, Gabo, aún siendo menor de edad, viajó con su padre a esa población, donde la conoció y supo que, al crecer, le pediría que fuera su esposa. 

Con su carácter firme y aplausos largos, Mercedes conservó hasta sus últimos días la lucidez con la que respaldó al Nobel en cada una de sus aventuras como periodista, como padre, como escritor y como amante. Hoy, el mundo de la literatura la despide entre letras, las mismas que en manos de su esposo se convirtieron en una suerte de tesoro indeleble. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.