Saltar al contenido principal

Rechazo palestino contra Emiratos Árabes Unidos tras la firma del "histórico" acuerdo con Israel

Un grupo de palestinos en una protesta contra el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para normalizar las relaciones. Naplusa, 14 de agosto de 2020.
Un grupo de palestinos en una protesta contra el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para normalizar las relaciones. Naplusa, 14 de agosto de 2020. © Reuters/Raneen Sawafta

El éxito diplomático señalado por Estados Unidos e Israel luego de que el Gobierno de Benjamin Netanyahu firmara un acuerdo con el que reestablece relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos contrasta con el rechazo por parte de los palestinos, los países del Golfo Pérsico y las naciones árabes que lo califican como una traición. El acuerdo establece la suspensión temporal de la anexión de más partes de Cisjordania.

Anuncios

Desde gritos de "traición" hasta temores por un posible “efecto dominó" en Medio Oriente, el acuerdo que convirtió a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el tercer Estado árabe en establecer lazos con Israel provocó ira y consternación en esta región, pero también una bienvenida cautelosa por parte de sus aliados. 

El jueves 13 de agosto, Israel firmó un acuerdo con EAU para restablecer las relaciones entre los dos países, en el que además se compromete a suspender, de manera temporal y no definitiva, sus planes de anexarse más áreas de los territorios ocupados de Cisjordania, disputados entre israelíes y palestinos como propios.

El acuerdo fue calificado como “histórico” entre las dos partes y Estados Unidos, negociador en este proceso, pues hasta ahora Israel no tenía relaciones diplomáticas con ningún país del Golfo, principalmente debido al respaldo de esas naciones a la causa palestina. Solo dos países árabes, Jordania y Egipto, habían firmado acuerdos de paz con Israel.

Los palestinos califican el acuerdo como una “traición”

Este nuevo acercamiento desató una respuesta mixta que remarcó las divisiones en una región en la que el miedo y la desconfianza de Irán y algunos Estados árabes han desafiado una lealtad de décadas al conflicto entre israelíes y palestinos, considerado un motor importante de la política árabe.

Manifestantes palestinos queman pancartas con las imágenes que representan al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al príncipe heredero de Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, y al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una protesta contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos e Israel. En Naplusa, Cisjordania ocupada por Israel, el 14 de agosto de 2020.
Manifestantes palestinos queman pancartas con las imágenes que representan al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al príncipe heredero de Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, y al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una protesta contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos e Israel. En Naplusa, Cisjordania ocupada por Israel, el 14 de agosto de 2020. © Reuters/Raneen Sawafta

Los palestinos, que reclaman ser un Estado independiente, incluyendo el territorio de Cisjordania, capturado por Israel en 1967, denunciaron el acuerdo como una traición a la postura árabe mantenida durante mucho tiempo de que la paz debería estar condicionada al retiro israelí del territorio ocupado.

Algunos fieles de la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén, donde los palestinos quieren establecer la capital de un eventual Estado futuro, llevaron fotografías del príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Mohammed bin Zayed, con la palabra "traidor" debajo de su imagen.

Cientos de palestinos protetan contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos e Israel. En la Franja de Gaza, el 14 de agosto de 2020.
Cientos de palestinos protetan contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos e Israel. En la Franja de Gaza, el 14 de agosto de 2020. © ©Reuters/Mohammed Salem

"Al igual que Egipto, Jordania y ahora Abu Dhabi, todo el mundo árabe comenzará a caer como fichas de dominó", dijo Mohammad Al-Sharif, de 45 años, integrante de la minoría árabe en Israel. 

El rechazo de Irán

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán dijo que el acuerdo tenía como objetivo darle al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una victoria antes de los comicios del 3 de noviembre en los que aspira a la reelección.

"Es vergonzoso lo que hizo Abu Dhabi (...) No ven al régimen sionista como un enemigo, sino como un aliado, y lo que están haciendo ahora es ayudar a Trump en las elecciones", dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, a la televisión local.

El líder de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, describió la medida de los Emiratos Árabes Unidos como un "favor electoral" tanto para Trump como para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y dijo que más Estados árabes seguirían su ejemplo para "satisfacer" a Washington.

"Es bueno, aunque doloroso, que se hayan caído las máscaras", dijo, Sayyed Hassan en un discurso transmitido por televisión. Agregó que se trata de una traición al islam y a los árabes.

Turquía anuncia que cerraría su Embajada

Turquía, un poderoso rival regional de los Emiratos Árabes Unidos, señaló que la historia no los perdonará por llegar a un acuerdo que socavó el Plan de Paz Árabe de 2002, que había propuesto la paz a cambio de la retirada israelí de todo el territorio ocupado.

Archivo-El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla durante las oraciones del viernes, en la Gran Mezquita de Santa Sofía en Estambul, Turquía, el 7 de agosto de 2020.
Archivo-El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla durante las oraciones del viernes, en la Gran Mezquita de Santa Sofía en Estambul, Turquía, el 7 de agosto de 2020. © Reuters/Murad Sezer

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con cortar las relaciones con Emiratos Árabes Unidos y retirar a su embajador de Abu Dhabi.

"También podemos dar un paso en la dirección de suspender las relaciones diplomáticas con el liderazgo de Abu Dhabi o retirar a nuestro embajador", dijo Erdogan después de las oraciones del viernes, y agregó que podría cerrar la Embajada de Turquía.

Las voces contra en Israel

Las manifestaciones de rechazo también surgieron dentro de Israel por parte de facciones políticas de derecha y colonos que expresaron su "decepción" con el Gobierno.

Cientos de personas se manifiestan contra el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para normalizar las relaciones, en Naplusa, en Cisjordania ocupada por Israel, el 14 de agosto de 2020.
Cientos de personas se manifiestan contra el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para normalizar las relaciones, en Naplusa, en Cisjordania ocupada por Israel, el 14 de agosto de 2020. © Reuters/Mohamad Torokman

"Aplazar la soberanía por un periodo indefinido es un error histórico", declaró el presidente del Consejo de Asentamientos Israelíes de Binyamin, Israel Gantz.

Las expresiones de respaldo

Egipto y Jordania, que firmaron acuerdos de paz con Israel en 1979 y 1994, respectivamente, y que mantienen estrechos vínculos con los Emiratos Árabes Unidos, sí dieron la bienvenida a lo pactado.

Jordania indicó que el acuerdo podría tener un impacto benéfico si incita a Israel a aceptar un Estado palestino en el territorio que tomó en la guerra de 1967 en Medio Oriente.

"Si Israel lo trata como un incentivo para poner fin a la ocupación llevará a la región hacia una paz justa", declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.