Hecatombe de favoritos en el Dauphiné, que finalizará sin Roglic ni Bernal

Anuncios

Megève (Francia) (AFP)

Hecatombe de favoritos en el Critérium del Dauphiné: el esloveno Primoz Roglic, que lucía el maillot amarillo, tiró la toalla antes de la salida de la última etapa, este domingo en Megève, un día después del abandono del colombiano Egan Bernal.

En 24 horas, el Dauphiné perdió a los dos principales favoritos de cara al próximo Tour de Francia, que partirá desde Niza el 29 de agosto. Y volvió a repartir las cartas de una temporada 'loca' y no sólo por lo atípico del calendario a raíz de la pandemia de COVID-19.

En la salida de los 153,5 kilómetros de la última etapa del Dauphiné, el francés Thibaut Pinot pasa a liderar la clasificación general con 10 segundos de ventaja sobre otro corredor galo, Guillaume Martin, y 12 sobre el español Mikel Landa y el colombiano Daniel Martínez.

La última victoria de un corredor galo en el Dauphiné, carrera por etapas que sirve como principal preparación para el Tour, se remonta a 2007 con Christophe Moreau.

- Pendiente de evolución -

Roglic se fue al suelo el sábado, aunque pudo concluir la cuarta etapa sin perder tiempo respecto a sus rivales. Pero quedó con problemas físicos en varias partes del cuerpo y fue visto cojeando en el momento de subir al podio.

"La evolución de sus lesiones determinará los planes para las próximas carreras", comentó su equipo Jumbo, otro de cuyos corredores estrella, el holandés Steven Kruijswijk, abandonó el sábado tras una caída.

El colombiano Bernal, ganador del Tour 2019, abandonó como medida de precaución antes de la salida de la cuarta etapa el sábado.

Su equipo señaló un dolor en la espalda, pero aseguró "al 100%" su participación en la 'Grande Boucle'.

Roglic, por su parte, se había mostrado imperial hasta el presente, tanto en el reciente Tour de l'Ain como en el Dauphiné, pero su abandono y la lesión de Kruijswijk minan la moral de un equipo que llegaba al Tour como la formación a batir.

Pero su baja se trata también de una medida de prudencia, como afirmó horas después el mánager del equipo Jumbo, Richard Pluge.

"Se cayó con dureza sobre su cadera y simplemente queremos ver cómo reacciona. Vale más prevenir que curar, le dijimos que descanse", declaró el responsable del equipo holandés.

- Kruijswijk es duda para el Tour -

El Jumbo evocó una dislocación en un hombro de Kruijswijk, quien habló este domingo. "Hay que esperar y ver lo que dirán los especialistas y cuáles serán mis sensaciones sobre la bicicleta", declaró el tercero en el Tour de 2019. "Decidiremos la próxima semana si puedo correr el Tour", añadió.

Al contrario que Roglic, quien se fue al suelo en llano y sin que hubiese un obstáculo particular, según recabó la AFP de testigos presenciales, Kruijswijk se cayó junto a otros corredores, como el alemán Emanuel Buchmann, cuarto del Tour 2019, y el francés Thibaut Pinot, otro actor esperado en la próxima ronda gala Tour.

Este domingo por la mañana, el director de carrera, Gilles Maignan, reconoció que el camino secundario del descenso del Plan Bois, donde tuvo lugar la caída múltiple, no estaba en buenas condiciones. "En el Col de Plan Bois colocamos banderas amarillas para alertar a los corredores y realizamos anuncios en Radio Tour", precisó a la AFP.

Un problema parecido no debería tener lugar en el Tour, salvo una circunstancia excepcional. El Tour, que está organizado por la misma empresa (ASO), es la única gran carrera en la que la ruta es limpiada sistemáticamente antes del paso de los corredores.