Belarús: representante opositora se ofrece a liderar el país y convocar elecciones

La opositora bielorrusa Svetlana Tikhanovskaya aseguró, en un video grabado en Lituania el 17 de agosto de 2020, que está "lista" para asumir el papel de jefa de Estado.
La opositora bielorrusa Svetlana Tikhanovskaya aseguró, en un video grabado en Lituania el 17 de agosto de 2020, que está "lista" para asumir el papel de jefa de Estado. © Reuters

En la novena jornada de protestas tras los comicios del 9 de agosto, la opositora Svetlana Tikhanovskaya se ofreció, desde Lituania, donde se encuentra exiliada, a liderar un proceso de transición para convocar elecciones. El presidente, Alexander Lukashenko, aseguró entregar el poder tras realizar un referendo.

Anuncios

El anuncio de Tikhanovskaya tiene lugar después de una histórica manifestación llevada a cabo en Minsk durante la jornada anterior, en la que más de 200.000 personas pidieron la renuncia del presidente Alexander Lukashenko, después de que este se declarara ganador de las elecciones del 9 de agosto. 

"Estoy dispuesta a asumir responsabilidades y a actuar en este periodo en calidad de líder nacional, para que el país se calme, recobre su ritmo normal, para liberar a todos los presos políticos y preparar con brevedad las normativas y condiciones para celebrar unas nuevas elecciones presidenciales", dijo la opositora.

La líder de 37 años, que se exilió desde el pasado martes en Lituania tras una campaña marcada por el encarcelamiento de opositores, aseguró que los comicios serían "limpios" y "transparentes". Con esa promesa, Tikhanovskaya ha recibido un amplio apoyo en un país en el que se considera que no ha habido elecciones libres desde 1995. 

"Yo no quería ser política, pero el destino ha hecho que esté en la primera línea de la confrontación con la arbitrariedad y la injusticia", señaló y aseguró que los bielorrusos "quieren salir de este círculo infinito en que quedaron hace 26 años", en alusión al inicio del mandato de Lukashenko, que ha gobernado ininterrumpidamente desde 1994.

Miles de personas se manifiestan en las calles de la capital bielorrusa, Minsk, contra los resultados de las elecciones presidenciales en las que el presidente Alexander Lukashenko declaró la victoria en un sexto mandato, el 16 de agosto de 2020.
Miles de personas se manifiestan en las calles de la capital bielorrusa, Minsk, contra los resultados de las elecciones presidenciales en las que el presidente Alexander Lukashenko declaró la victoria en un sexto mandato, el 16 de agosto de 2020. © Reuters

Según el resultado otorgado por la Comisión Electoral, Lukashenko obtuvo el 9 de agosto el 80,2% de los votos, mientras Tikhanovskaya solamente el 10,1%, algo totalmente rechazado por la oposición y que no se concuerda con las manifestaciones que sacuden el país. 

En medio de la creciente presión, el presidente ofreció entregar el poder después de realizar un referendo sobre posibles cambios constitucionales. "Someteremos los cambios a un referendo y entregaré mis poderes constitucionales. Pero no bajo presión", dijo, en declaraciones citadas por la agencia oficial de noticias Belta.

Un día antes, el presidente se había mostrado completamente en contra de ceder el poder a la oposición. "Hemos construido un bello país, con sus dificultades y desperfectos. ¿A quién queréis entregarlo? Si alguien quiere entregar el país, ni muerto lo permitiré", dijo ante un mitin organizado por el oficialismo. 

Continúan las huelgas en fábricas y empresas estatales

A lo largo de la jornada, el país ha seguido reportando huelgas en fábricas y compañías en las que los trabajadores exigen la salida del mandatario, como es el caso de una fábrica visitada este lunes por Lukashenko, en la que algunos trabajadores le gritaron "¡Vete!", la misma palabra que resonó un día antes en la llamada ‘Marcha por la paz’. 

Este 17 de agosto también se declararon en huelga los trabajadores de la Compañía de Radio y Televisión de Bielorrusia, donde el director dijo a los empleados que tendrían que decidir entre continuar con la protesta o renunciar.

Entre las demandas de los trabajadores está el cese de la violencia policial, que ha dejado cientos de heridos y dos muertos en las manifestaciones de los últimos días; la liberación de los detenidos en las protestas, cerca de 7.000 en la última semana; la celebración de nuevas elecciones en el país y un castigo para los responsables de la represión. 

La policía de bielorrusa se enfrenta a partidarios de la oposición tras las controvertidas elecciones presidenciales del 9 de agosto.
La policía de bielorrusa se enfrenta a partidarios de la oposición tras las controvertidas elecciones presidenciales del 9 de agosto. © Sergei Gapon / AFP

A nivel regional, la Unión Europea se ha pronunciado a favor de que el país realice elecciones libres y ha condenado la violencia ejercida contra los manifestantes. El Consejo Europeo convocó para el miércoles una cumbre de líderes para debatir la situación en el país y, desde el pasado jueves, el bloque comunitario inició procedimientos para imponer sanciones a oficiales implicados en la violencia y en la falsificación de los comicios. 

Con EFE 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24