Las ayudas del gobierno devuelven la sonrisa a los restauradores británicos (estudio)

Londres (AFP)

Anuncios

Las ayudas del gobierno británico consistentes en pagar una parte de la cuenta de los clientes en los restaurantes está siendo un éxito y ha dado un empujón bienvenido a este sector siniestrado por la pandemia, según un estudio publicado el lunes.

Durante las dos primeras semanas de agosto, el número de personas que fueron a los restaurantes de lunes a miércoles, los días en que se aplica la oferta, creció 26,9%, subraya el centro de investigación económica CEBR.

En cambio, de jueves a domingo, la frecuentación cayó un 26,9%, dice el CEBR, que se basa en los datos del sitio de reservas OpenTable.

Si se tiene en cuenta la semana entera, la caída es del 7,1%, frente al 28,2% de antes de la introducción de la medida.

Para Nina Skero, economista del CEBR, es "imposible negar" que la iniciativa del ministro de Finanzas, Rishi Sunak, "ha sido un éxito".

El dispositivo, denominado Eat Out to Help Out (Comer fuera para ayudar), forma parte de las medidas de reactivación anunciadas por Sunak a principios del verano boreal para impulsar una economía devastada por meses de confinamiento.

La medida consiste en subvencionar, solo en agosto, el 50% de la cuenta en los restaurantes, hasta 10 libras por persona (11 euros, 13 dólares) de lunes a miércoles.

Con un coste de 500 millones de libras (552 millones de euros, 655 millones de dólares), la medida pretende ayudar a este sector que emplea a 1,8 millones de personas en el Reino Unido.

Para el CEBR, se trata de una ayuda bienvenida que "contribuye más al retorno a la normalidad en Reino Unido que muchas recomendaciones del gobierno".

Según el Ministerio de Finanzas, este dispositivo financió 10,5 millones de comidas en la primera semana de agosto.

La frecuentación en el conjunto de comercios del centro de la ciudad también creció esa semana con relación a la anterior. Después de las 18H00 aumentó un 18,9% y a la hora del almuerzo, un 9,6%, según la agencia Springboard.

Desde inicios de año, se han perdido más de 22.000 empleos en la restauración, dos veces más que en todo 2019, reveló recientemente un estudio del Centre for Retail Research, una agencia especializada en comercio, y 1.467 restaurantes cerraron, un 59,1% más que el año pasado.