Simona Halep se une a nómina de favoritas que renuncian al US Open

Anuncios

París (AFP)

Simona Halep, N.2 del mundo y campeona de Wimbledon en 2019, decidió no participar en el US Open debido a los riesgos sanitarios ligados a la pandemia de COVID-19, anunció este lunes la tenista rumana en su cuenta de Twitter.

Se trata de la sexta tenista del Top-10 de la WTA que renuncia al torneo de Grand Slam estadounidense, luego de que lo hicieran Ashleigh Barty (N.1), Elina Svitolina (N.5), Bianca Andreescu (N.6), vigente campeona, Kiki Bertens (N.7) y Belinda Bencic (N.8).

"Después de haber sopesado todos los factores y circunstancias excepcionales en las que vivimos, decidí que no viajaré a Nueva York para disputar el US Open", escribió Halep, de 28 años.

"Siempre dije que pondría la salud en el centro de mi decisión, y es por eso que prefiero permanecer en Europa y entrenarme", añadió la ganadora de Roland Garros en 2018 y campeona el domingo del torneo de Praga.

Halep destacó los esfuerzos realizados por la federación de tenis de Estados Unidos y por la WTA para que el torneo se pueda disputar en condiciones de seguridad.

- ¿Ocasión de oro para Serena? -

Sin la rumana, solo cuatro jugadoras del Top 10 de la WTA saltarán a las pistas de Flushing Meadows: la checa Karolina Pliskova (N.3), las estadounidenses Sofia Kenin (N.4) y Serena Williams (N.9), y la japonesa Naomi Osaka (N.10).

En estas circunstancias, el US Open-2020 representa una ocasión de oro para Serena Williams: la estadounidense de 38 años intenta desde enero de 2017 alzar su 23º título de Grand Slam para alcanzar los 24 de la australiana Margaret Court y entrar así en el Panteón del tenis femenino.

La estadounidense ha fallado cuatro veces en el partido por el título, perdiendo la final de Wimbledon-2018 ante la alemana Angelique Kerber, del US Open-2018 contra Osaka, de Wimbledon-2019 frente a Halep y del US Open-2019 ante Andreescu.

Sin embargo, su derrota en cuartos de final del torneo de Lexington (Kentucky, Estados Unidos), la semana pasada contra su compatriota Shelby Rogers (N.116), arroja dudas.

A causa de la pandemia de COVID-19, el tenis femenino hubo de parar el 8 de marzo (finales de los torneos de Lyon, Francia, y de Monterrey, en México) y la actividad no volvió hasta el pasado 3 de agosto en Palermo.

Y la amenazadora sombra del nuevo coronavirus se mantiene sobre el circuito, como se vio en Palermo, cuando una jugadora dio positivo y tuvo que ser aislada.

- Sin Federer ni Nadal pero con Djokovic -

En Nueva York se aplicará un estricto protocolo sanitario, haciendo test a los participantes antes de su salida a Nueva York, a su llegada y a lo largo de su estancia, de una a dos veces por semana. El torneo se disputará a puerta cerrada.

El desastre en el cuadro femenino no salva al masculino: por primera vez desde 1999, el US Open no contará con Rafael Nadal ni Roger Federer.

El vigente campeón y ganador de 19 'grandes', Nadal, renunció por causas sanitarias, mientras que el suizo (20 títulos de Grand Slam) está lesionado para lo que resta de temporada.

Aunque el número 1 del mundo, Novak Djokovic, confirmó su presencia y también en el Masters 1000 de Cincinnati (22-30 agosto).

Dominic Thiem (N.3), Daniil Medvedev (N.5, vigente campeón en Cincinnati y finalista del US Open), Stefanos Tsitsipas (N.6) y Alexander Zverev (N.7) también estarán presentes.

Gaël Monfils (N.9), Fabio Fognini (N.11) y Stan Wawrinka (N.17), por contra, no estarán en las pistas de Flushing Meadows.