Belarús: Unión Europea le pide a Rusia favorecer el diálogo tras diez días de protestas

Una manifestación de la oposición para protestar contra los resultados de las elecciones presidenciales en Salihorsk, Belarús, el 17 de agosto de 2020.
Una manifestación de la oposición para protestar contra los resultados de las elecciones presidenciales en Salihorsk, Belarús, el 17 de agosto de 2020. © Vasily Fedosenko / Reuters

A medida que continúan las protestas tras las elecciones presidenciales de Belarús y se mantienen las demandas de la oposición para que el presidente Alexander Lukashenko ceda el poder, el mandatario desplegó al Ejército ante una supuesta amenaza exterior y la Unión Europea instó a favorecer un diálogo pacífico.

Anuncios

Lejos de calmarse, los ánimos de la oposición bielorrusa parecen ganar fuerza con el paso de los días. Este 18 de agosto hubo un nuevo acto de protesta ante la prisión en la que el bloguero Sergei Tikhanovsky, esposo de la candidata Svetlana Tikhanovskaya, cumple condena. 

Tikhanovsky fue detenido y condenado meses atrás a varios años de cárcel por "alterar el orden público" después de haberse postulado a las presidenciales y de haber hecho campaña contra del presidente reelecto Alexander Lukashenko. Fue tras su juicio que Tikhanovskaya, quien ahora concentra el respaldo de la oposición, se presentó como candidata. 

Partidarios de la oposición en Bielorrusia se reúnen frente a un centro de detención preventiva donde se encuentra detenido Sergei Tikhanovsky, en Minsk, el 18 de agosto de 2020.
Partidarios de la oposición en Bielorrusia se reúnen frente a un centro de detención preventiva donde se encuentra detenido Sergei Tikhanovsky, en Minsk, el 18 de agosto de 2020. © Sergei Gapon / AFP

Pero este no es el único evento al que hace frente Lukashenko tras diez días de una ola de protestas sin precedentes en la historia reciente del país. Durante la jornada, el Ministerio del Interior también hizo un llamado a los agentes policiales para que permanezcan unidos a las Fuerzas Armadas. 

En los últimos días, varios policías han publicado videos en Internet en los que arrojan sus uniformes a la basura en un contexto marcado por las protestas que han dejado al menos tres muertos, centenares de heridos y más de 7.000 detenidos, muchos de los cuales han denunciado haber recibido palizas, tras una violenta respuesta de las autoridades.

"No juzgaremos la pequeña proporción de policías que hoy han dejado el servicio por condenas personales", dijo la oficina de prensa del Ministerio del Interior. "Si toda la fuerza policial hoy se quita las placas, ¿quién protegerá a los bielorrusos mientras la otra parte sale a la calle a dar su opinión?", agregaba el comunicado de Interior.

Lukashenko acude al Ejército y acusa a la oposición de intentar tomar el poder

Por su parte, Lukashenko acusó este martes a la oposición de intentar tomar el poder a través de un consejo de ciudadanos formado para definir las bases del traspaso de poder que exigen al mandatario y que tuvo este 18 de agosto su primer encuentro.

"Nos exigen, ni más ni menos, que les cedamos el poder. Es decir, esto lo interpretamos de una sola forma: es un intento de tomar el poder con todas sus consecuencias", dijo Lukashenko durante una reunión del Consejo de Seguridad de Belarús, según la agencia estatal de noticias BELTA.

Lukashenko asegura que las protestas están siendo instigadas desde el exterior y anunció la movilización de las Fuerzas Armadas. "Hemos desplegado unidades militares de nuestro Ejército en las fronteras occidentales de la república, y las hemos puesto en máxima alerta", aseguró.

Pese a la decisión del mandatario bielorruso, el Parlamento de Lituania aseguró el pasado lunes que este país no movilizará sus tropas a la frontera con Belarús porque considera que los movimientos ordenados por Lukashenko "no representan una gran amenaza para la seguridad nacional" de Lituania. 

"Esta ilegalidad escandalosa e injusta nos muestra cómo funciona este sistema podrido"

Las protestas surgieron tras las elecciones, que dieron la victoria a Lukashenko con el 80 % de los votos, un resultado que la oposición tacha de fraudulento. Tikhanovskaya y sus seguidores aseguran que es ella la legítima ganadora de los comicios. Ahora, exiliada desde hace una semana en Lituania, llama a que se mantengan las manifestaciones.

Mineros de Bielorrusia asisten a un mitin de la oposición en la ciudad de Salyhorsk, el 17 de agosto de 2020
Mineros de Bielorrusia asisten a un mitin de la oposición en la ciudad de Salyhorsk, el 17 de agosto de 2020 © Sergei Gapon / AFP

"Toda esta ilegalidad escandalosa e injusta nos muestra cómo funciona este sistema podrido, donde una persona controla todo", dijo la joven líder en un video publicado este martes en las redes sociales. "Un hombre ha mantenido al país atemorizado durante 26 años", aseguró.

El apoyo a Lukashenko parece desmoronarse. En una manifestación el domingo, en la que más de 200.000 personas se reunieron en Minsk para pedir su renuncia, el mandatario fue abucheado durante una visita a una de las grandes empresas estatales, consideradas hasta ahora su principal bastión. Allí, varios trabajadores se declararon en huelga y le gritaron "¡Renuncia!".

Unión Europea: "Solo un diálogo pacífico puede resolver la crisis"

Mientras esto ocurre en Belarús, Bruselas se centra en cómo responderá Moscú a la situación del aquel país europeo. El territorio bielorruso tiene una conexión de vieja data con Rusia pues de todas las antiguas repúblicas soviéticas es la más cercana al Kremlin. Esta relación ha continuado, incluso en medio de las recientes tensiones entre el presidente Vladimir Putin y Lukashenko, quien acusó a Moscú de injerir en el país justo antes de las elecciones presidenciales para causar malestar. Pese a este choque, el mandatario ruso le ofreció ayuda militar a su homólogo en medio de las protestas que enfrenta en Belarús en caso tal de ser necesaria.

En vista de la relación de estos países, varios líderes europeos como el presidente de Francia, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, instaron este martes a Putin para que presione a Lukashenko en pro de un diálogo con la oposición. 

Después de conversar por teléfono con los líderes europeos, el Kremlin aseguró que el mandatario ruso se opuso a la intromisión extranjera en los asuntos bielorrusos en un momento en que la Unión Europea se prepara para imponer sanciones a funcionarios de Belarús implicados en la violencia policial y en el desarrollo de las elecciones.

La situación política en el país es la más difícil que ha enfrentado Lukashenko en sus 26 años como presidente y es la de mayor envergadura en la región desde que se produjo la crisis ucraniana en 2014, cuando Rusia desplegó sus fuerzas militares. Sin embargo, algunas fuentes europeas indican que la situación podría ser diferente en este caso, ya que la oposición bielorrusa no se está enfrentando a Moscú, sino directamente a Lukashenko. 

Con Reuters y EFE 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24