Rafael Correa anuncia su candidatura a la Vicepresidencia de Ecuador

El expresidente de Ecuador Rafael Correa concedió una entrevista a Reuters desde Bruselas, Bélgica, el 8 de octubre de 2019.
El expresidente de Ecuador Rafael Correa concedió una entrevista a Reuters desde Bruselas, Bélgica, el 8 de octubre de 2019. © REUTERS/Francois Lenoir/File Photo

El líder de la oposición anunció que para las elecciones de 2021 será la dupla de Andrés Arauz, el candidato presidencial de la plataforma que agrupa a ocho organizaciones de izquierda en Ecuador y con la que aspiran a retomar el poder. Pero aún hay varias dudas sobre el futuro de esta postulación por los procesos judiciales que tiene en contra el exmandatario. 

Anuncios

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa aspirará a la Vicepresidencia de su país en las elecciones de febrero de 2021. Así lo confirmó el político a través de una videoconferencia en la que la plataforma política de izquierda Unión por la Esperanza (UNES) anunció oficialmente a Andrés Arauz como candidato presidencial y a Correa como su fórmula vicepresidencial.

Durante el Facebook live de este martes, Correa se quejó de lo que llamó “inmorales obstáculos” y “absurdos reglamentos” de las instituciones ecuatorianas, al referirse a las dificultades que están teniendo para inscribir formalmente sus candidaturas estando en el exterior. 

Correa vive en Bélgica desde 2017, justo después de terminar sus diez años consecutivos como presidente ecuatoriano. Mientras que Arauz está en México, donde estudia su doctorado en Economía Financiera en la Universidad Autónoma de México. Aunque ambos se han quejado de obstáculos para inscribirse remotamente, el Consejo Nacional Electoral aclaró la semana pasada que aceptará las inscripciones electorales por Internet debido a la pandemia. 

Sin embargo, la entidad precisó que en algún momento del proceso los candidatos deberán presentarse ante el organismo para confirmar “de manera expresa, indelegable y personalísima” que aceptan la nominación. Esto podría representar un inconveniente para Correa, pues de presentarse en el país podría efectuarse la orden de captura que tiene en su contra y que se suma a su condena de ocho años de prisión, aún por confirmar.

Los procesos que podrían obstaculizar la candidatura de Rafael Correa

Todavía es incierto si Correa podrá ser candidato o no, pues aunque todavía la Justicia no tiene una sentencia en firme en su contra, sí tiene dos grandes investigaciones que podrían imposibilitar su campaña. 

La primera de ellas es el caso conocido como ‘Sobornos 2012-2016’. En julio de este año, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador ratificó la condena al expresidente ecuatoriano por ocho años de prisión y la inhabilidad política por el delito de cohecho. Para la corte, Correa participó en la red de corrupción en la que el palacio presidencial habría recibido “aportes indebidos” para la financiación irregular del partido oficialista Alianza País, a cambio de adjudicar millonarios contratos estatales a empresas como la brasileña Odebrecht. Sin embargo, la sentencia no está en firme, pues se encuentra en última fase de casación desde el 7 de agosto de este año. 

El expresidente de Ecuador Rafael Correa asegura que es víctima de persecución política. Fotografía de octubre de 2019.
El expresidente de Ecuador Rafael Correa asegura que es víctima de persecución política. Fotografía de octubre de 2019. Kenzo TRIBOUILLARD AFP/File

El otro gran proceso que puede obstaculizar la candidatura de Correa es el secuestro del opositor Fernando Bala, ocurrido en Colombia en 2012. La Justicia ecuatoriana tiene una orden de captura contra Correa por este caso, en el que la Fiscalía asegura que el rapto se ejecutó con recursos públicos de la Secretaría Nacional de Inteligencia durante la Presidencia del político. 

El proceso ha avanzado para otros sindicados como el entonces secretario nacional de inteligencia Pablo Romero, quien la semana pasada fue condenado en primera instancia a nueve años de prisión por el secuestro de Bala. Sin embargo, la investigación no ha podido continuar contra Correa, pues a diferencia de como ocurrió con el caso ‘Sobornos’, el expresidente no puede ser juzgado en ausencia. 

Durante todos los procesos judiciales y sin salir de Bélgica, Correa ha insistido en que todo es una “persecución política” por parte del actual Gobierno de Lenín Moreno, uno de sus antiguos aliados y quien fue su vicepresidente.

La reciente participación en la dupla presidencial podría ayudarle a Correa en las investigaciones, pues algunos expertos señalan que la aspiración bloquearía temporalmente el caso judicial gracias a la inmunidad que tienen los candidatos en Ecuador. Lo único que necesitaría es poder inscribirse oficialmente en la autoridad electoral y aún está por verse si puede hacerlo de forma no presencial y a través de un poder ante las instituciones ecuatorianas en Bélgica.

Arauz: la apuesta presidencial del correísmo 

Aunque Correa es el candidato vicepresidencial, se ha llevado todo el protagonismo por ser expresidente y la cara más visible del UNES. Además, su recorrido político es mayor que el del aspirante a candidato presidencial Andrés Arauz, un economista y matemático de 36 años que fungió como ministro de Conocimiento y Talento Humano entre 2015 y 2017 bajo el gobierno de Correa. 

Sin embargo, Arauz es la apuesta del correísmo para renovarse. “El país exigía y exige rostros nuevos. Hemos continuado preparando los nuevos cuadros que tomen la posta, que continúen en la lucha”, indicó Correa durante el lanzamiento oficial de sus candidaturas. El candidato presidencial, por su parte, asegura que bajo su eventual mandato se superará la crisis de Ecuador, incrementada durante la pandemia del Covid-19.

Esta renovación también llega en medio de la ausencia de muchos dirigentes aliados de Correa, pues varios de ellos salieron del país o han sido acusados en investigaciones judiciales por presunta corrupción. El caso más reciente fue el de María de los Ángeles Duarte, exministra de Obras Públicas del gobierno de Correa y también condenada en el proceso ‘Sobornos’, quien el pasado 13 de agosto ingresó a la residencia de la Embajada de Argentina en Quito en calidad de “huésped por razones humanitarias”.

Otro punto relevante que explica la formulación de la dupla es que Correa no puede aspirar a la Presidencia, pues en 2018 una consulta popular promovida por su contrincante político Lenín Moreno prohibió la reelección en Ecuador por más de una vez y aquel político ya fue presidente durante tres mandatos consecutivos. 

El anuncio de los candidatos Arauz y Correa llega en un momento en el que el presidente Moreno tiene una aprobación de solo el 8 %, frente al 77 % que gozaba al inicio de su mandato y cuando apenas recibía las banderas del correísmo. Además, el descontento social ha aumentado en medio de la pandemia y la crisis económica que enfrenta el país. Al respecto, Jacobo García, investigador de comportamiento electoral, asegura que esto jugará un papel determinante en las elecciones. 

05:05

Todavía no se conoce a ciencia cierta quiénes serán los demás candidatos presidenciales, pues las organizaciones políticas tienen hasta el 23 de agosto para celebrar sus primarias y así definir quiénes serán sus aspirantes para disputar la Presidencia para el periodo 2021 - 2025.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24