El Servicio Postal de EE. UU. frena los polémicos cambios hasta después de elecciones

Un automovilista deja caer una carta en un buzón en Omaha, Nebraska, el martes 18 de agosto de 2020.
Un automovilista deja caer una carta en un buzón en Omaha, Nebraska, el martes 18 de agosto de 2020. © AP / Nati Harnik

El nuevo director del Servicio Postal estadounidense, Louis DeJoy, aseguró este martes que suspenderá hasta después del 3 de noviembre los controvertidos cambios que había emprendido en la agencia, y que muchos temían que pudieran retrasar o imposibilitar el procesamiento de millones de votos por correo durante las elecciones presidenciales.

Anuncios

Frente a la creciente presión pública y una avalancha de demandas estatales, el nuevo director general del Servicio Postal de Estados Unidos, Louis DeJoy, dijo este 18 de agosto que se retracta de las acciones de la agencia. 

"Para evitar siquiera la apariencia de cualquier impacto en el correo relacionado con las elecciones, suspendo estas iniciativas hasta después de que concluyan las elecciones", anunció el funcionario en un comunicado.

DeJoy, un donante de la campaña del candidato y presidente estadounidense, Donald Trump, y quien al que el mandatario nombró en junio como director del Servicio Postal, señaló que los cambios a las operaciones de la agencia se diseñaron antes de su llegada al cargo.

El funcionario reconoció que las reformas propuestas "han desatado preocupaciones ahora que la nación se prepara para celebrar unas elecciones en medio de una pandemia devastadora".

El plan original de DeJoy para recortar costes incluía desactivar el 10 % de las máquinas para procesar el correo, un total de 671, a lo que se sumaría su decisión reciente de inhabilitar o cambiar de lugar algunos buzones públicos en estados como California, Arizona, Oregon, Pensilvania, Ohio o Montana, según el diario The Washington Post.

La batalla política se había profundizado aún más, luego de que la agencia misma admitiera que los retrasos en la recolección y transporte de los votos podrían evitar el procesamiento a tiempo de millones de papeletas de votación por correo en 46 de los 50 estados del país. 

DeJoy, sin embargo, garantizó este martes que, hasta las elecciones del próximo 3 de noviembre, "las máquinas para procesar el correo y las cajas azules para recolectarlo se quedarán donde están" y agregó que no se cerrará ninguna instalación para procesar el correo ni cambiarán los horarios de las oficinas postales.

Incluso, líderes republicanos del Senado están preparando un paquete de alivio a la pandemia de aproximadamente 500 mil millones de dólares, de los cuales 10 mil millones serán destinados para el Servicio Postal. 

Los vehículos de entrega de correo están estacionados afuera de una oficina de correos en Boys Town, Nebraska, el martes 18 de agosto de 2020.
Los vehículos de entrega de correo están estacionados afuera de una oficina de correos en Boys Town, Nebraska, el martes 18 de agosto de 2020. © AP / Nati Harnik

Trump dice que las votaciones por correo pueden dar pie a fraudes

El mandatario estadounidense, quien se ha mostrado a favor de los recortes al Servicio Postal, admitió en una entrevista la semana pasada que estaba bloqueando la aprobación de nuevos fondos para la agencia precisamente para evitar que tuviera los recursos suficientes para garantizar que haya un "voto por correo universal" en las elecciones de noviembre.

El presidente ha expresado vehementemente su oposición al voto por correo, que normalmente se justifica cuando durante el día de votaciones los ciudadanos están lejos del estado donde se encuentran inscritos. Trump considera que ese método puede dar pie a fraudes, a pesar de que numerosos estudios demuestran lo contrario.

“No se puede enviar millones y millones de boletas por todas partes, enviadas por personas muertas, enviadas por perros, gatos, enviadas desde todas partes”, criticó el presidente. "Esto no son juegos y hay que hacerlo bien", insistió Trump.

Sin embargo, otros políticos y varios expertos han insistido que la votación por correo es segura y que Estados Unidos ya ha implementado este mecanismo durante décadas.

02:13

La controversia en torno al Servicio Postal llevó incluso a la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, a interrumpir el receso en el congreso con el fin de votar un proyecto de ley que detuviera el plan de DeJoy, que tiene previsto testificar el viernes ante el Senado y el lunes ante la Cámara Baja sobre el tema.

"Francamente, no confío en el director general de correos", dijo Pelosi en San Francisco.

Continúan con las acciones legales contra el Servicio Postal

Además, este martes se conoció que al menos 20 estados planeaban demandar al Servicio Postal y a su administrador, buscando revertir los cambios en el servicio en una querella que incluía al propio Trump.

La acción, liderada por el fiscal general de Maryland, Brian Frosh, sería acompañada por Colorado, Connecticut, Illinois, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nuevo México, Oregon, Rhode Island, Vermont, Virginia y Wisconsin, según un borrador difundido por The Washington Post.

"Estamos tratando de detener los ataques de Trump al Servicio Postal", indicó Frosh en una entrevista con The Washington Post. Además, el fiscal confirmó que "en los próximos días" buscarán "una moción de algún tipo de orden de restricción o medida cautelar que nos permita ir a la corte de inmediato para detener cualquier acción que creemos que es ilegal" y consideró que las acciones para obstaculizar la labor del Servicio Postal suponen un "ataque directo de la democracia".

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24